La mitad de las mujeres reciben una mamografía falsa positiva en 10 años de pruebas

MARTES, 29 de marzo de 2022 (HealthDay News) -- Una mitad completa de las mujeres que se someten a mamografías anuales para detectar el cáncer de mama recibirán un resultado falso positivo en la prueba a lo largo de una década de exámenes, según un estudio reciente.

Los resultados falso positivos ameritan más pruebas y al final descartan el cáncer. Las falsas alarmas pueden sin duda aumentar la ansiedad.

La mitad de las mujeres reciben una mamografía falsa positiva en 10 años de pruebas

"Las mujeres que se someten a mamografías de detección deben ser conscientes de que el hecho de que las vuelvan a llamar para imágenes adicionales es común, y deben intentar no preocuparse", aconsejó la autora del estudio, Diana Miglioretti, profesora y jefa de la división de bioestadísticas de la Universidad de California, en Davis. "La mayoría de las veces, la imagen adicional muestra que todo es normal".

En el estudio, Miglioretti y sus colaboradores analizaron los datos de casi 3 millones de mamografías de detección de más de 903,000 mujeres que tenían entre 40 y 79 años. Las participantes se sometieron a las pruebas de detección del cáncer de mama entre 2005 y 2016 en 126 centros de radiología.

El estudio encontró que el riesgo de resultados falsos positivos es más bajo en las mujeres que se hacen la prueba cada dos años.

Las pruebas anuales con una tecnología 3D más reciente llamada tomosíntesis digital de seno o mamografía 3D, redujeron de forma modesta las probabilidades de un falso positivo cuando se comparan con la mamografía digital 2D estándar.

De las mujeres que recibieron un resultado falso positivo tras una mamografía 3D anual, un 17 por ciento necesitaron imágenes adicionales, y un 11 por ciento necesitaron una biopsia para descartar el cáncer. Esos números fueron solo un poco más alto entre las mujeres que se sometieron a mamografías digitales 2D.

Las mujeres mayores y las mujeres que no tienen unos senos densos fueron menos propensas a recibir un resultado falso positivo, mostró el estudio.

Ha habido un debate continuo en la comunidad médica sobre la frecuencia con que las mujeres deben someterse a una prueba de detección del cáncer de mama.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. recomienda que las mujeres con un riesgo promedio de cáncer de mama se hagan la primera mamografía a los 50 años, y que entonces repitan el examen cada dos años hasta los 74 años.

Por otra parte, la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) afirma que las mujeres de 40 a 44 años deben pensar en hacerse mamografías anuales. Están recomendadas para las mujeres de 45 a 54 años.

"Se ha encontrado que hacer pruebas de detección cada dos años es efectivo para la mayoría de las mujeres en términos de detectar el cáncer temprano, al mismo tiempo que se reducen los daños de la detección, tales como los falsos positivos", comentó Miglioretti.

Aun así, apuntó, las directrices no están escritas en piedra.

"Algunas mujeres que se enfrentan a un riesgo más alto de un cáncer avanzado a pesar de las pruebas de detección podrían elegir las pruebas anuales, por ejemplo las mujeres postmenopáusicas que son obesas o que toman terapia de reemplazo hormonal", planteo Miglioretti. "Si las mujeres no están seguras, deben hablar con un profesional clínico sobre las ventajas y desventajas de las pruebas anuales frente a las bienales".

El estudio se publicó en la edición en línea del 25 de marzo de la revista JAMA Network Open.

Tener que volver tras una mamografía o ultrasonido de detección para realizar imágenes adicionales o una biopsia se debe considerar de rutina, comentó la Dra. Laura Margolies, jefa de imágenes del seno del Sistema de Salud Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York. Margolies no participó en el estudio, pero revisó los hallazgos.

"No es una causa de alarma, ya que la mayoría de las veces podemos descartarlo en las personas con unas imágenes adicionales", aseguró Margolies.

Hacerse una mamografía cada dos años en lugar de cada año es un "gran error", advirtió. El nuevo estudio no observa a los cánceres que encuentran las pruebas de detección anuales, en comparación con las pruebas que se realizan cada dos años.

"Las personas que se saltan una mamografía con frecuencia tienen unos cánceres de gran tamaño, y de verdad lamentan no haber acudido el año anterior, cuando el cáncer habría sido más pequeño y fácil de tratar", enfatizó Margolies.

Las mamografías no son perfectas, pero están mejorando, indicó la Dra. Marisa Weiss, fundadora y directora médica de Breastcancer.org y Breasthealth.org, en Ardmore, Pensilvania.

"Todavía necesitamos mejores métodos de detección temprana que reduzcan el riesgo de un falso positivo [las falsas alarmas] y reduzcan el riesgo de un falso negativo [cuando se pasa un cáncer por alto] de todas las mujeres, sobre todo de las mujeres jóvenes que son más propensas a tener unos senos densos, una predisposición heredada a un riesgo alto, y más cosas en juego: niños pequeños, unas carreras en desarrollo, más años de vida en riesgo", añadió Weiss, que no está vinculada con la investigación.

Más información

Breastcancer.org ofrece más información sobre las pruebas de detección del cáncer de mama.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Diana Miglioretti, PhD, professor, division chief of biostatistics, University of California, Davis; Laurie Margolies, MD, chief, breast imaging, Mount Sinai Health System, New York City; Marisa Weiss, MD, founder/chief medical officer, Breastcancer.org and Breasthealth.org, Ardmore, Pa.; JAMA Network Open, March 25, 2022

Comparte tu opinión