La mayoría de los estadounidenses ya se estaban quedando en casa antes de las órdenes del gobierno, según un estudio

La mayoría de los estadounidenses ya se estaban quedando en casa antes de las órdenes del gobierno, según un estudio

MARTES, 12 de mayo de 2020 (HealthDay News) -- La mayoría de los estadounidenses se quedaban en casa durante los primeros días del tsunami de la COVID-19, antes de que los estados comenzaran a emitir órdenes oficiales de "confinamiento en casa", indica una investigación reciente.

¿Por qué? Porque las declaraciones estatales de emergencias, junto con las noticias (de las primeras infecciones, las primeras muertes y los cierres de escuelas) fueron suficiente motivación para que los individuos se quedaran en casa. Esto fue una mayor motivación que las órdenes de cuarentena impuestas semanas más tarde, señalan los investigadores.

Los hallazgos siguen a una revisión de los patrones de las señales de los teléfonos celulares de EE. UU. desde principios de marzo hasta casi finales de abril. Los datos generados por más de 20 millones de teléfonos inteligentes al día en los 50 estados ilustraron qué tanto o qué tan poco se movían los usuarios a diario. Entonces, la información se comparó con un cronograma de las decisiones políticas estatales y locales.

Desde marzo, "la movilidad se redujo de forma sustancial en todos los estados. Incluso en los que no han adoptado órdenes importantes de distanciamiento", comentó la autora principal del estudio, Sumedha Gupta, profesora asistente de economía de la Universidad de Indiana y la Universidad de Purdue, en Indianápolis.

Esto, dijo, se debe a que, incluso sin los requisitos de confinamiento en casa, las personas respondieron casi de inmediato a la alarmante información que recibían.

"Hay pocas evidencias de que las órdenes de confinamiento en casa indujeran el distanciamiento", afirmó Gupta. En vez de ello, parece que "las acciones tempranas enfocadas en la información han tenido unos efectos más importantes".

Los hallazgos, que no han sido revisados por profesionales, se deben considerar preliminares. Aparecen en un "documento de trabajo" publicado hace poco por la Oficina Nacional de Investigación Económica, una organización sin fines de lucro.

El equipo reunió una lista de "eventos" políticos a medida que fueron sucediendo. En la mayoría de los estados, la trayectoria comenzó con una serie de declaraciones de emergencia, incluyendo un estado de emergencia, una emergencia de salud pública y/o un desastre de salud pública.

El 16 de marzo, los 50 estados ya habían implementado esas medidas, aunque no impusieron restricciones del movimiento de forma específica. Pero con frecuencia se solaparon con informes en las noticias de los primeros casos y muertes locales, y es probable "que hayan transmitido la gravedad de la situación a la población", comentaron los investigadores.

Los cierres de escuelas típicamente se implementaron un poco más tarde, aunque 48 estados habían tomado esa medida el 7 de abril.

Al contrario, las órdenes de confinamiento en casa de los estados y condados en general fueron las últimas emitidas, aunque eran las medidas que abordaban la movilidad de forma más directa. A mediados de abril, 45 estados (o comunidades en esos estados) habían tomado esta medida, con la excepción de Arkansas, Iowa, Nebraska, Dakota del Norte y Dakota del Sur.

Entonces, esos eventos se compararon con los datos de los teléfonos celulares públicamente disponibles de fuentes como Apple Mobility, Google Mobility, SafeGraph y PlaceIQ. La información se usó para monitorizar el movimiento fuera de casa durante los 20 días antes y después de la implementación de cada política.

La conclusión: la movilidad se redujo mucho y pronto, antes de la implementación de las políticas de mitigación. Y esto significó que cuando las órdenes de confinamiento en casa se declararon, casi no tuvieron ningún efecto apreciable, según el equipo.

En específico, el equipo de Gupta determinó que alrededor de un 55 por ciento de las decisiones que las personas tomaron respecto a quedarse en casa podían atribuirse a las declaraciones de emergencia emitidas en marzo. Es probable que el resto fuera una función de que los individuos decidieran limitar sus movimientos basándose en las noticias y en la información que recibían, en lugar de los edictos.

Aun así, Gupta advirtió que a medida que la fatiga de la cuarentena aumente, la influencia de las noticias podría menguar.

"Con el tiempo, los individuos podrían estar menos inclinados a restringir su movilidad e interacciones", advirtió Gupta. Entonces, es posible que a medida que continúe el desarrollo de la pandemia, el liderazgo del gobierno, junto con las órdenes de seguridad y el cumplimiento, se hagan más, no menos, esenciales.

Un general de brigada retirado, Thomas Kolditz, director fundador del Instituto de Nuevos Líderes Doerr de la Universidad de Rice, en Houston, expresó la misma idea.

"Durante los últimos 20 años, las encuestas de Gallup y otros han mostrado que las personas confían en los gobiernos locales más que en el gobierno estatal", anotó, "y las condiciones locales tienden a dictar las conductas localizadas. Las personas hacen juicios sobre lo que sucede a su alrededor".

Pero el problema es que las personas pueden "variar mucho en términos de la disciplina y la resiliencia personales", observó Kolditz. Y a medida que se toman medidas para la reapertura económica, "la orientación sobre la reapertura ha sido tan compleja que las probabilidades de una reapertura disciplinada son muy bajas", añadió.

Todo esto significa que es probable que una orientación estatal, junto con un liderazgo local, tengan un rol clave, considera Kolditz. "Sin una orientación estatal coordinada, es probable que los estados experimenten unos aspectos cada vez más negativos tanto de quedarse en caso como de reabrir", añadió.

Más información

Para más información sobre el confinamiento en casa, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión