SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

La mayoría de los estadounidenses no experimentarán un gran aumento en las primas de la Obamacare

Ocho de cada 10 califican para los créditos fiscales que ayudan a reducir sus costos, afirman unos expertos

Ocho de cada 10 califican para los créditos fiscales que ayudan a reducir sus costos, afirman unos expertos

JUEVES, 19 de octubre de 2017 (HealthDay News) -- La mayoría de los estadounidenses que compran un seguro de salud a través de un mercado de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, ACA), no pagarán un monto significativamente más alto por su cobertura en 2018, a pesar de las medidas del Presidente Donald Trump que han agitado a los mercados.

Ocho de cada 10 personas que compran seguro en los mercados de la ACA ("Obamacare") califican para créditos fiscales que reducen sus primas, señalan los expertos, y no se verán afectadas por la decisión de Trump de detener los reembolsos de costos compartidos a las compañías de seguro.

Las compañías de seguro también están obligadas por la ley a seguir ofreciendo subsidios de costos compartidos a los inscritos que califiquen, aunque el gobierno federal quizá no pague esos gastos a las compañías, dicen los expertos.

"Hay mucha confusión o falta de concienciación entre los consumidores respecto a cómo esto les afectará", dijo Kelley Turek, directora ejecutiva de operaciones y políticas de valores de America's Health Insurance Plans. "Habrá cierta variación entre estados, pero en general, los consumidores deben saber que los mercados siguen existiendo. Todavía tienen planes disponibles, y todavía tienen subsidios disponibles".

Pero eso todavía deja a dos de cada 10 personas en los mercados de la ACA que no califican para la asistencia financiera. Esas son las personas que podrían verse muy afectadas por los aumentos en las primas provocados por el anuncio de Trump de que se va a deshacer de los reembolsos por los costos compartidos, advirtió Linda Blumberg, del Centro de Políticas de la Salud del Instituto Urbano.

Las familias que ganan más del 250 por ciento del nivel federal de pobreza no son elegibles para la asistencia financiera de la Obamacare. Eso equivale a 30,150 dólares por una sola persona, o 61,500 dólares por una familia de cuatro.

"Si no son elegibles para la asistencia financiera, si no son elegibles para los créditos fiscales para las primas, experimentarán aumentos muy grandes en sus primas debido a todas las cosas que la administración está haciendo", advirtió Blumberg. "Si no están protegidos por los créditos fiscales para las primas, podrían tener una sorpresa muy desagradable al ver las nuevas tarifas".

El tema se complica más: dos importantes senadores, Lamar Alexander (R-Tenn.) y Patty Murray (D-Wash.), ofrecieron el martes una propuesta bipartita que financiaría durante dos años los subsidios bajo amenaza de las aseguradoras que participan en los programas de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio.

Pero no hay garantías de que la propuesta sería aprobada en un Congreso que está muy dividido en líneas partidistas. Los republicanos conservadores han dicho que ven esa medida como un rescate para las compañías de seguros.

Aconsejan a los consumidores que revisen ahora las opciones de planes

Las aseguradoras de todo el país ya están aumentando las primas de 2018 en respuesta a la promesa de Trump de eliminar los reembolsos por los costos compartidos, pero los créditos fiscales también aumentarían para igualar a esos costos en alza, apuntó Turek.

"Los consumidores que tienen subsidios que se están inscribiendo en esos planes en general serán protegidos de esos aumentos en las tarifas", dijo Turek.

Turek y Blumberg animan a los clientes de las compañías de seguros a que visiten el mercado de la ACA lo antes posible durante la inscripción abierta de 2018, que provean su información financiera y que averigüen su elegibilidad para la asistencia financiera.

El periodo de inscripción abierta es del 1 de noviembre al 15 de diciembre.

"Cada año decimos que es realmente importante que los consumidores vuelvan al mercado, actualicen su solicitud de elegibilidad y comparen planes para obtener el adecuado para ellos", comentó Turek. "Esto es incluso más importante este año. La gente debe actualizar la información de su familia y sus ingresos, y ver para qué es elegible".

Turek espera que las compañías de seguro no huyan de los mercados de la ACA, lo que evitaría un escenario en que algunos condados carezcan de opciones de seguro de salud para los clientes.

Centene, una importante aseguradora que ha asumido la venta de la cobertura en los llamados mercados "vacíos", declaró al The New York Times que espera que todo sea "normal" en 2018, y que trabajará con los reguladores estatales para intentar surtir a cualquier condado vacío que surja en las próximas semanas.

"En este momento, los consumidores de todos los condados tienen cobertura del mercado disponible", afirmó Turek, de America's Health Insurance Plans. "Sin duda hay conversaciones en curso respecto a esta decisión de último minuto, pero creo que nuestros miembros están comprometidos con la participación en el mercado".

A Blumberg le preocupa más que las aseguradoras salgan del mercado más adelante en 2018, debido a una orden ejecutiva que Trump emitió el mismo día que declaró el final de los reembolsos por los costos compartidos.

Trump ordenó a las autoridades federales que preparen regulaciones que alarguen la duración de los planes de seguro médico de corto plazo. Los planes tienen el objetivo de ser una cobertura de relleno de tres meses para las personas que están entre trabajos, pero ahora su duración podría extenderse hasta un año, ofreciendo una alternativa barata y mínima a la cobertura del mercado.

"Son pólizas que no son de emisión garantizada, y sin renovación garantizada. Son médicamente suscritas, lo que significa que las primas se basarán en las necesidades de atención de salud anticipadas de las personas que las soliciten. No cubrirán los beneficios de salud esenciales", señaló Blumberg. "Serán planes de beneficio mucho más estrechos, y si alguien que lo compra se enferma, es probable que no pueda comprarlo otra vez el próximo año".

Si esos planes a corto plazo se hacen disponibles a mediados de 2018, la gente con planes del mercado podrían abandonarlos y elegir la opción más barata, dijo Blumberg.

"En medio del año del plan, alguien con una salud perfecta podría decidir comprarlo porque es de verdad barato y esperar no caer enfermo, y pensar que si se enferma al año siguiente volverá a las pólizas que cumplen con la ACA", apuntó Blumberg.

Esto dejaría a los planes de la Obamacare con un grupo de seguro con cada vez más personas con un mal estado de salud, lo que haría que las primas suban incluso más en 2019, añadió Blumberg.

Más información

Para más información sobre la inscripción de 2018 en la ACA, visite Get America Covered.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad