La información falsa sobre el cáncer es común en línea, y puede hacer daño

MIÉRCOLES, 28 de julio de 2021 (HealthDay News) -- No crea todo lo que lee en los medios sociales sobre el cáncer y su tratamiento.

Un estudio reciente encuentra que un tercio de los artículos más populares en los medios sociales sobre el tratamiento de los cánceres comunes contienen información falsa, y la mayor parte de ella puede ser francamente peligrosa.

La información falsa sobre el cáncer es común en línea, y puede hacer daño

"El peor de los casos es cuando lleva a una persona a rechazar tiramientos probados contra el cáncer a favor de un tratamiento que no se ha mostrado que trata el cáncer de forma efectiva", señaló el autor del estudio, el Dr. Skyler Johnson. "Estos peligros inherentes ponen en riesgo nuestra capacidad como oncólogos de curar el cáncer, mejorar la supervivencia, o al menos alargar y mejorar la calidad de vida".

Por ejemplo, mire estas afirmaciones fraudulentas: "La quimioterapia es inefectiva para el tratamiento del cáncer", o "el cannabis cura el cáncer de pulmón", o "el cáncer de próstata se puede curar con bicarbonato de sodio".

Los artículos con este tipo de información falsa reciben más clics e implicación que los que se basan en hechos, encontró el estudio.

Y este tipo de información falsa puede resultar en el retraso de la detección, el diagnóstico y el tratamiento adecuados del cáncer, lamentó Johnson, médico y científico del Instituto Oncológico Huntsman de la Universidad de Utah.

Él y sus colaboradores identificaron 200 de los artículos más populares sobre el cáncer de mama, de pulmón, de próstata y de colon en Facebook, Reddit, Twitter y Pinterest entre enero de 2018 y diciembre de 2019. Los expertos de la Red Nacional Integral del Cáncer (National Comprehensive Cancer Network) revisaron la precisión de las publicaciones.

De los 200 artículos, alrededor de un 33 por ciento incluían información falsa. De éstos, más o menos un 77 por ciento tenían información que podría influir de forma negativa en los resultados del cáncer. Muchos de los clics, me gusta y comentarios ocurrieron en Facebook, mostró el estudio.

Gran parte del contenido nocivo se generó en sitios web de la nueva era, no de fuentes de noticias reputados, pero Johnson señaló que diferenciarlos puede resultar difícil.

"Sea consciente de que gran parte de la información se debe evaluar de forma crítica, porque hay probabilidades de que lo que está leyendo sea impreciso o nocivo", advirtió Johnson. "Hable sobre sus dudas con su oncólogo, y trabajen juntos en equipo para crear un plan de tratamiento para cumplir sus objetivos".

En el futuro, Johnson desea identificar los factores de predicción de la información falsa y el daño en los medios sociales, con el objetivo de ayudar a los pacientes y a los médicos a orientarse por esta selva.

Los hallazgos se publicaron hace poco en la revista Journal of the National Cancer Institute.

Lamentablemente, la ola de información falsa en línea no sorprende al Dr. S. Vincent Rajkumar, profesor de medicina de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, que revisó los hallazgos del estudio.

Esto no quiere decir que los medios sociales no tengan nada positivo que ofrecer a las personas con cáncer, añadió.

"Los sitios de medios sociales pueden ofrecer respaldo social o consejos para sobrellevar los efectos de la terapia para el cáncer", comentó Rajkumar, que también es editor jefe de la revista Blood Cancer Journal. "Pero, respecto a los consejos médicos, siempre es mejor confiar en su médico, un centro académico o una organización gubernamental, como los Institutos Nacionales de la Salud".

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece consejos para buscar información sobre el cáncer en línea.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Skyler Johnson, MD, physician-scientist, Huntsman Cancer Institute, and assistant professor, radiation oncology, University of Utah, Salt Lake City; S. Vincent Rajkumar, MD, professor, medicine, Mayo Clinic, Rochester, Minn.; Journal of the National Cancer Institute, July 22, 2021

Comparte tu opinión