La gente puede tener conversaciones reales mientras sueña, encuentra un estudio

JUEVES, 18 de febrero de 2021 (HealthDay News) -- Si alguna vez ha tenido un "sueño lúcido", uno en que está despierto mientras sueña, una nueva investigación podría despertarlo del todo.

Durante estos sueños vívidos, no solo es posible percibir preguntas, sino también (al menos a veces) contestarlas.

La gente puede tener conversaciones reales mientras sueña, encuentra un estudio

Esta es la sugerente conclusión de cuatro estudios independientes que utilizaron distintos métodos para comunicarse con voluntarios mientras dormían, entre ellos algunos que tenían experiencia con los sueños lúcidos.

"Cuando iniciamos el proyecto, predijimos que la comunicación de dos vías sería posible, porque ha habido muchos estudios anteriores de soñadores lúcidos que usaban señales oculares para comunicarse con el exterior durante sus sueños", señaló la autora principal de un estudio, Karen Konkoly, una estudiante doctoral de la Universidad del Noroeste en Evanston, Illinois, que anotó que también hay literatura sobre la incorporación de cosas del mundo real en los sueños.

Pero depender de que alguien cuente su sueño es muy impreciso. Entonces, investigadores de Estados Unidos, Francia, Alemania y los Países Bajos crearon experimentos distintos para ver si podían comunicarse con unos voluntarios dormidos y obtener una respuesta.

Como predijo Konkoly, la respuesta es que sí, al menos a veces.

En un experimento, un investigador preguntó al voluntario dormido cuánto era ocho menos seis. Sin perder un segundo, el voluntario respondió con dos movimientos oculares de derecha a izquierda, indicando que la respuesta era dos.

Los voluntarios dormidos también podían responder al contraer los músculos de sus caras.

"Nos preocupaba que un motivo de que el experimento no funcionara es que presentáramos a alguien un problema de matemáticas, como cinco menos dos, y escuchara 'brindo con la tos'", dijo Konkoly. "Nos preocupaba que no se registrara, que se distorsionara demasiado como para que respondieran".

Pero esto no fue un problema.

Muchos voluntarios pudieron escuchar lo que se les decía traspuesto en sus sueños, o podían escucharlo aunque el sueño continuara, dijo.

"Hay un ejemplo chévere en una película francesa, en que parecía que Dios les estaba hablando o como un narrador en una película", comentó Konkoly. "Y el equipo alemán simplemente usó tonos y luces y código Morse. Tuvieron una incorporación más interesante. Las luces de la habitación brillaban, una pecera brillaba. Las nubes brillaban. Pero cuando solo preguntamos a las personas problemas de matemáticas, la incorporación pareció ser bastante directa".

Además de la Noroeste, los investigadores eran de la Universidad de la Sorbona en Francia, de la Universidad de Osnabruck en Alemania, y del Centro Médico de la Universidad de Radboud en los Países Bajos. Trabajaron con 36 voluntarios. Algunos eran soñadores lúcidos y otros no.

Los estudios revelaron que, mientras soñaban, los voluntarios podían resolver problemas de matemáticas simples, seguir indicaciones, responder a preguntas de sí o no, y diferenciar entre distintos estímulos sensoriales, como la luz y el sonido.

Se observaron respuestas correctas un 18.4 por ciento de las veces.

Los investigadores colocaron electrodos en las caras y las cabezas de los participantes para monitorizar las ondas cerebrales, los movimientos oculares y los músculos de la barbilla para confirmar que estuvieran dormidos y en la etapa del sueño conocida como sueño MOR. MOR es la sigla de movimiento ocular rápido, la etapa más profunda de las cinco etapas del sueño.

Los investigadores también les pidieron informes de sus sueños cuando despertaron.

La combinación de los resultados de estos cuatro equipos distintos afirman de forma muy convincente que esta comunicación es posible, aseguró Konkoly.

Los hallazgos aparecen en la edición del 18 de febrero de la revista Current Biology.

La investigación sobre los sueños sigue siendo un campo en que se desconocen muchas cosas. Otros estudios han pedido a los soñadores que recuerden sus sueños al despertar, pero esto puede conllevar fallos, y que se olviden muchos detalles, apuntó Konkoly.

En años anteriores, los investigadores han dejado de lado a las preguntas sobre la etapa MOR del sueño y los sueños, mientras que se ha dado un mayor enfoque a otros aspectos del sueño, dijo Konkoly.

Pero los sueños lúcidos se pueden usar para practicar una habilidad o trabajar en un problema, planteó Konkoly. Dar a las personas más respaldo para su contenido onírico en tiempo real podría ser una opción, dijo.

Algunas personas usan los sueños lúcidos para confrontar las pesadillas, dijo Konkoly, pero a veces un soñador lúcido olvida lo que desea hacer, o se asusta y la experiencia no ocurre como deseaba.

"Es posible imaginar una terapia de pesadillas bidireccional, en que el terapeuta calma al paciente desde el otro lado", observó Konkoly, que trabaja en el Laboratorio de Neurociencia Cognitiva de Ken Paller en la Noroeste. Paller es coautor de uno de los estudios

Uno de los procedimientos usados en el estudio fue desarrollado por Michelle Carr, que ahora está en la Universidad de Rochester. Carr fue estudiante de Tore Nielsen, director el Laboratorio de Sueños y Pesadillas del Hospital del Sagrado Corazón en Montreal, que afirmó que le animaba ver que se utilizara en una nueva investigación.

"El conocimiento dado sobre los sueños es que todo está en el cerebro, que es independiente de todo lo demás, que hay una inhibición activa de todos los sistemas sensoriales, y que todo se trata del cerebro, que inventa historias para sí mismo. Esta no es una opinión con la que haya estado muy de acuerdo", dijo Nielsen.

Este estudio ofrece evidencias de que, al menos a veces, durante los sueños lúcidos, e incluso en aquellos en que el soñador está inconsciente en ese momento, las personas pueden percibir cosas y entonces realizar "operaciones de alto nivel con la información que recibieron", señaló.

Esto prepara el terreno para que los sueños se comprendan un poco mejor, dijo Nielsen.

"Nos ofrece una nueva metodología para estudiar los sueños", añadió. "Podremos entrar e influir en los sueños, y medir qué ocurre en la experiencia del sueño de forma mucho más cercana de lo que podíamos. Es un gran paso para la investigación".

Más información

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de EE. UU. ofrece más información sobre la anatomía del sueño.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Karen Konkoly, graduate student researcher, Department of Psychology and Cognitive Neuroscience Laboratory, Northwestern University, Evanston, Ill.; Tore Nielsen, PhD, MSc, professor, psychiatry, University of Montreal, and director, Dream and Nightmare Laboratory, Sacre-Coeur Hospital, Montreal, Canada; Current Biology, Feb. 18, 2021

Comparte tu opinión