Este contenido ha sido archivado y puede no estar actualizado

La FDA tal vez relaje las normas sobre la donación de sangre para los hombres gais

VIERNES, 27 de enero de 2023 (HealthDay News) -- Unas duraderas restricciones sobre las donaciones de sangre para los hombres gais y bisexuales podrían pronto cambiarse por una política más matizada, en que en su lugar se pregunta a estos hombres sobre las parejas y las prácticas sexuales, anunció el viernes la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.

En específico, los hombres gais que estén en relaciones monógamas ya no tendrán que abstenerse de las relaciones sexuales durante ningún periodo antes de donar sangre para el suministro del país. Esto era lo que exigían las normas antiguas, implementadas desde la década de los 1980 por miedo a que la sangre donada se pudiera contaminar con VIH.

La FDA tal vez relaje las normas sobre la donación de sangre para los hombres gais

Pero la presión de las organizaciones LGBT, las mejoras en las tecnologías de análisis de la sangre, además de la retroalimentación de los bancos de sangre y la Asociación Médica Americana (American Medical Association), han llevado a la FDA a reconsiderar sus normas.

Las recomendaciones propuestas sobre la nueva política se centra en "preguntas basadas en el riesgo individual para reducir el riesgo de VIH transmitido por transfusiones", explicó la agencia en una declaración.

"Estas recomendaciones propuestas se basan en la cuidadosa revisión de la FDA de la información disponible, que incluye datos de otros países [como Canadá y Reino Unido] con una epidemiología de VIH similar, que han adoptado este método, además de una vigilancia continua del suministro de sangre de EE. UU.", añadió la agencia.

"Mantener un suministro de sangre y de productos de sangre seguro y adecuado en EE. UU. es primordial para la FDA, y esta propuesta de una evaluación del riesgo individual, independiente del género o la orientación sexual, nos permitirá seguir usando lo mejor de la ciencia para hacerlo", señaló en una declaración el Dr. Robert Califf, comisionado de la FDA.

Los principios esenciales de los cambios propuestos son:

  • La eliminación de cualquier aplazamiento temporal en la donación de sangre de los hombres que tienen sexo con hombres (o de cualquier mujer que haya tenido relaciones sexuales recientes con hombres de esta categoría).
  • Los cuestionarios estándar administrados a los donantes potenciales incluirán ahora preguntas sobre las parejas sexuales nuevas y múltiples en los últimos tres meses.
  • "A los donantes potenciales que reporten que han tenido una nueva pareja sexual, o más de una pareja sexual en los tres últimos meses, se les preguntaría entonces sobre un historial de sexo anal en los últimos tres meses", indicó la FDA.
  • Se aplazará la donación de cualquier donante potencial que reporte parejas sexuales nuevas o múltiples en los tres últimos meses, además de haber tenido sexo anal.

La FDA anota que las personas que han tenido una prueba positiva de VIH en el pasado seguirán teniendo prohibido donar sangre, y "se seguiría requiriendo a los establecimientos de sangre que hagan pruebas de ciertas infecciones transmitidas por las transfusiones, como el VIH, la hepatitis B y la hepatitis C, de todas las donaciones de sangre".

Hay un subconjunto de condiciones para la donación dirigida a personas que no están actualmente infectadas con el VIH, pero que toman la profilaxis preexposición (PrEP) para ayudar a evitar el virus de transmisión sexual. La PrEP también reduce en gran medida los niveles de VIH en personas ya infectadas.

Las personas sin infectar que toman PrEP en forma de pastilla "tendrán que esperar tres meses tras la fecha de su dosis más reciente", indicó la agencia, y "las que tomen PrEP inyectable para prevenir el VIH esperarían dos años tras la fecha de su inyección más reciente".

Estas normas se implementaron porque unos datos sugieren que la PrEP puede "retrasar la detección del VIH [en la sangre] mediante las pruebas de detección licenciadas", explicó la FDA.

Las nuevas normas están abiertas a los comentarios del público durante 60 días, y "entonces la agencia revisará y sopesará todos los comentarios antes de finalizar esta directriz", aseguró la FDA.

Hombres como Cole Williams, de 22 años, se alegraron de los cambios propuestos en las normas.

"No deberíamos tener que luchar tanto para hacer algo tan altruista como donar sangre", comentó Williams, un estudiante de enfermería bisexual que formó el grupo de defensoría Pride and Plasma, que presiona para que haya cambios en las políticas de la FDA.

En declaraciones al Washington Post, dijo que las normas son inherentemente discriminatorias, dado que "yo podría tener todo el sexo sin protección con tantas mujeres como quisiera, y la FDA no tendría un problema con ello".

Las normas actuales de la FDA tienen su origen en 1985 cuando, preocupada por la entrada del VIH en el suministro de sangre, la agencia prohibió de por vida las donaciones de sangre de cualquier hombre que hubiera tenido sexo con hombres a partir de 1977.

En 2015, un momento en que las pruebas del suministro sanguíneo habían mejorado mucho, la agencia cambio su postura para permitir que los hombres que tienen sexo con hombres donen, pero solo tras un periodo de abstinencia de 12 meses del sexo con hombres.

En abril de 2020, cuando la pandemia de COVID provocó una escasez en el suministro de sangre, la FDA redujo el periodo de abstinencia de nuevo, a tres meses.

Eric Kutscher, de 32 años, es un hombre gay que también ayudó a organizar a un grupo que presionaba por cambios en las normas de donación de sangre cuando era estudiante en la Universidad de Columbia, en 2011.

En reacción a los cambios propuestos, declaró al Post que comprende "las vidas que esto puede salvar, y me emociona ser un hombre adulto joven y sano que puede proveer sangre a los pacientes que la necesiten. Desde que sea elegible para donar sangre, seré el primero de la fila".

Stefan Baral, profesor del departamento de epidemiología de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, afirmó que el suministro de sangre de EE. UU. es ahora muy seguro, y que la escasez de sangre debe ser el tema en que la gente se concentre.

"Nadie se ha infectado a través de una infección de sangre en más de 20 años", enfatizó Baral al Post. "EE. UU. tiene un suministro de sangre seguro, y el principal problema es que no tenemos suficiente".

Más información

La Cruz Roja Americana solicita donantes de sangre para paliar la actual escasez.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: U.S. Food and Drug Administration, news release, Jan. 27, 2023; Washington Post

Comparte tu opinión