Vinculan los cigarrillos electrónicos con un mayor riesgo de convulsiones

Vinculan los cigarrillos electrónicos con un mayor riesgo de convulsiones
| Foto: ISTOCK

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. advirtió el martes que ha habido informes de adolescentes que experimentan convulsiones tras vapear.

"Las convulsiones son efectos secundarios potenciales conocidos de la intoxicación con nicotina, y se han reportado en la literatura científica en relación con la ingesta intencionada o accidental de líquidos para cigarrillos electrónicos que contenían nicotina", advirtió en un comunicado de la FDA el Dr. Scott Gottlieb, comisionado de la agencia. Ahora, una revisión de la agencia descubrió 35 casos reportados de convulsiones tras el uso de cigarrillos electrónicos entre 2010 y principios de 2019.

"Aunque 35 casos quizá no parezcan mucho en comparación con el número total de personas que usan cigarrillos electrónicos, de cualquier forma estos informes nos preocupan", añadió Gottlieb. "También reconocemos que quizá no todos los casos se hayan reportado. Creemos que esos 35 casos ameritan una investigación científica sobre si, de hecho, hay una conexión".

Gottlieb enfatizó que las autoridades de salud pública aún no saben con certeza si el vapeo puede provocar convulsiones, pero "compartimos esta información inicial con el público porque, como agencia de salud pública, nuestro trabajo es comunicar los problemas potenciales de seguridad asociados con los productos que regulamos".

Gottlieb anotó que no hay un patrón claro en los 35 casos de convulsiones.

"Por ejemplo, se han reportado convulsiones entre usuarios primerizos y usuarios experimentados", dijo. "En algunas situaciones, los usuarios de cigarrillos electrónicos reportaron un historial de diagnóstico de convulsiones. Unos pocos casos reportados indicaban que las convulsiones ocurrieron en asociación con el uso de otras sustancias, como la marihuana o las anfetaminas. Se han reportado convulsiones tras unas bocanadas, o hasta un día tras el uso".

Una experta en tabaco dijo que vale la pena investigar el vínculo.

"La investigación demuestra que unas concentraciones altas de nicotina pueden provocar efectos significativos de salud, incluyendo convulsiones", señaló Andrea Spatarella, doctora en prácticas de enfermería en el Centro de Control del Tabaco de Northwell Health, en Great Neck, Nueva York.

"El usuario de un dispositivo de vapeo quizá no sea consciente o esté engañado respecto a la concentración real de nicotina, lo que lo pone en un riesgo potencial", advirtió.

"Investigaciones posteriores sobre una posible conexión entre una sobredosis de nicotina a partir de dispositivos de vapeo y el desarrollo de convulsiones podrían ofrecer una claridad adicional sobre la seguridad de estos dispositivos", añadió Spatarella.

Un neurólogo dijo que los médicos deben ahora estar alertas a este peligro potencial del vapeo.

Cuando alguien sufre una convulsión, "la comunidad médica pregunta sobre los desencadenantes", apuntó el Dr. Derek Chong, director asistente de neurología en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. La nueva advertencia de la FDA "resultará en que la comunidad médica añada a los cigarrillos electrónicos y a sus contenidos, y la cantidad que se usa, a la lista de cosas sobre las que se preguntará específicamente cuando se evalúe a alguien que haya sufrido una convulsión", dijo.

Este no es el primer problema de salud vinculado a los cigarrillos electrónicos. Ya se han planteado problemas de la salud pulmonar por las sustancias que contiene el vapor que se inhala cuando se usan los cigarrillos electrónicos, anotó Gottlieb. Y una investigación publicada en enero sugirió que vapear podría aumentar el riesgo de ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares.

En los dos últimos años, la FDA ha intentado controlar el inmenso aumento del vapeo entre los adolescentes.

Apenas el mes pasado, la agencia anunció que llevaría a cabo unas iniciativas para restringir las ventas de algunos tipos de productos de vapeo con sabores a los menores de edad.

Bajo las nuevas normas, la mayoría de las formas de cigarrillos electrónicos con sabores solo se venderían en tiendas que verifican la edad del cliente cuando entra, o la tienda deberá tener un área especial con restricciones de edad, dedicada a los productos de vapeo. Los productos de las compañías que no cumplan podrían salir del mercado, dijo la agencia en ese momento.

"Sabemos que la nicotina no es una sustancia inocua, sobre todo para los cerebros en desarrollo de nuestros jóvenes", dijo Gottlieb el martes. "Sabemos que la iniciación y la adición a la nicotina en personas que nunca han fumado (sobre todo jóvenes y adultos jóvenes) plantean problemas de salud pública. Esos riesgos están entre los muchos motivos de que creamos tan firmemente que ningún niño debe usar ningún producto de tabaco".

La FDA exhortó al público a reportar los casos de personas que hayan usado cigarrillos electrónicos y hayan sufrido una convulsión en el sitio web de la FDA.

Más información

Para más información sobre el uso de los cigarrillos electrónicos entre los jóvenes, visite el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU.

Comparte tu opinión