La desaparición de las abejas podría dañar la salud de millones de personas

MIÉRCOLES, 14 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- Las abejas, en su rol como principales polinizadores, aumentan el rendimiento de las cosechas, lo que conduce a una mayor producción de frutas, verduras y frutos secos.

Pero una nueva investigación afirma que los problemas a los que se enfrentan estos importantes insectos, por los cambios en el uso del suelo, los pesticidas nocivos y el cambio climático, están afectando a la producción de comida, lo que lleva a menos alimentos saludables en las dietas globales, y más enfermedades que provocan muertes adicionales.

La desaparición de las abejas podría dañar la salud de millones de personas

"Una pieza crítica faltante en la conversación sobre la biodiversidad ha sido una falta de vínculos directos con la salud humana. Esta investigación establece que la pérdida de polinizadores ya está afectando a la salud a la misma escala que otros factores de riesgo de la salud global, como el cáncer de próstata o los trastornos por consumo de sustancias", advirtió el autor sénior del estudio, Samuel Myers, científico investigador principal de salud planetaria del departamento de salud ambiental de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston.

Una polinización inadecuada ha conducido a una pérdida de un 3 a un 5 por ciento en la producción de productos frescos y frutos secos, según el estudio. Esto se asocia con un estimado de 427,000 muertes adicionales al año, por afecciones como la enfermedad cardiaca, el accidente cerebrovascular (ACV), la diabetes y ciertos tipos de cáncer, señalaron los investigadores.

Un declive anual de un 1 a un 2 por ciento en las poblaciones de insectos ha llevado a algunos a advertir de un "apocalipsis de insectos" que sucederá en las próximas décadas. Los polinizadores serían parte de esto, y afectarían seriamente al suministro de comida saludable, porque aumentan el rendimiento de tres cuartas partes de las variedades de cultivos.

Para estudiar el tema, los investigadores usaron evidencias de una red de cientos de granjas experimentales de Asia, África, Europa y Latinoamérica. Observaron las "brechas de rendimiento de polinizadores", buscando los cultivos dependientes de los polinizadores más importantes, para poder determinar cuánta pérdida de cultivos se debía a no tener suficiente polinización.

El equipo de la investigación usó entonces un modelo de riesgo de enfermedad global para estimar los impactos para la salud que los cambios en la polinización podrían tener. También calcularon la pérdida de valor económico por la polinización perdida en un caso de estudio de tres países.

La pérdida en la producción de alimentos se concentró en los países con unos ingresos más bajos, mostraron los hallazgos. Pero la carga de salud más grande fue en los países de ingresos medianos y altos, donde hay más enfermedades no contagiosas.

Aunque en general los efectos de salud por el cambio climático se centran en las poblaciones más pobres, en regiones como Asia del Sur y África subsahariana, en este caso los países con unos ingresos medios, como China, India, Indonesia y Rusia fueron los más afectados.

Los países con unos ingresos más bajos también perdieron unos ingresos agrícolas significativos debido a este rendimiento más bajo, potencialmente de un 10 a un 30 por ciento del valor agrícola total, encontraron los investigadores.

"Los resultados podrían parecer sorprendentes, pero reflejan la compleja dinámica de los factores subyacentes a los sistemas alimentarios y las poblaciones humanas alrededor del mundo. Solo con este tipo de modelado interdisciplinario podemos determinar mejor la magnitud y el impacto del problema", comentó en un comunicado de prensa de la Harvard el coautor del estudio, Timothy Sulser, científico sénior del Instituto Internacional de Investigación en Políticas de los Alimentos.

Los investigadores anotaron que no se trata simplemente un problema ambiental, sino uno que afecta a la salud y a la economía.

"Este estudio muestra que hacer muy poco por ayudar a los polinizadores no solo daña a la naturaleza, sino también a la salud humana", comentó el autor principal, Matthew Smith, científico investigador del departamento de salud ambiental de la Harvard.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 14 de diciembre de la revista Environmental Health Perspectives.

Más información

El Departamento de Agricultura de EE. UU. ofrece más información sobre los polinizadores.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Harvard T.H. Chan School of Public Health, news release, Dec. 14, 2022

Comparte tu opinión