La COVID provocó casi 1 millón de muertes adicionales en 29 países ricos

JUEVES, 20 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- La COVID-19 provocó casi 1 millón de muertes adicionales en 29 países ricos en 2020, y Estados Unidos sufrió el mayor número, informan unos investigadores.

Las muertes adicionales se refieren al número de muertes por encima de lo que se prevé durante un periodo dado.

La COVID provocó casi 1 millón de muertes adicionales en 29 países ricos

En total, hubo un estimado de 979,000 muertes adicionales en 29 países el año pasado.

Los cinco países con el número más alto de muertes adicionales fueron Estados Unidos (458,000), Reino Unido (94,400), Italia (89,100), España (84,100) y Polonia (60,100). Solo Nueva Zelanda, Noruega y Dinamarca no tuvieron muertes adicionales.

El estudio aparece en la edición del 19 de mayo de la revista BMJ.

"Añade información importante sobre los efectos directos e indirectos de la pandemia de la COVID-19 en la mortalidad total", escribieron Nazrul Islam, del departamento de salud de la población de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, y sus colaboradores.

"Una monitorización confiable y oportuna de las muertes adicionales ayudaría a orientar a las políticas de salud pública para investigar las fuentes de estas (muertes) adicionales", explicaron. Este tipo de monitorización también ayudaría a detectar importantes desigualdades sociales en el impacto de la pandemia, apuntaron.

Las muertes adicionales en los 29 países se concentraron en gran medida en las personas de a partir de 75 años, seguidas por las personas de 65 a 74 años. Las muertes entre los niños menores de 15 años fueron similares a los niveles previstos en la mayoría de los países, y menores de lo previsto en algunos países.

En la mayoría de los países, el número estimado de muertes adicionales fue más alto que el número de muertes por la COVID-19 reportadas. Por ejemplo, tanto en Estados Unidos como en Reino Unido, las muertes adicionales estimadas fueron más de un 30 por ciento más altas que el número de muertes por COVID-19 reportadas.

Pero otro países, como Israel y Francia, tuvieron un número más alto de muertes por la COVID-19 reportadas que las muertes adicionales estimadas.

Los motivos de estas discrepancias no están claros, pero el acceso a las pruebas y las diferencias en la definición y el registro de las muertes por COVID-19 entre los países podrían ser factores, según el equipo de Islam.

En la mayoría de los países, las tasas de muertes adicionales fueron más altas en los hombres que en las mujeres, y esta brecha tendía a aumentar con la edad. Pero, en Estados Unidos, la tasa de muertes adicionales fue más alta entre las mujeres que entre los hombres en las personas de a partir de 85 años.

Se necesita investigación en el futuro para averiguar cómo los programas nacionales de vacunación contra la COVID-19 afectan a las tasas de mortalidad en 2021, concluyeron los investigadores.

El estudio confirma el alto número de muertes por la COVID-19 en los países ricos en 2020, escribieron en un editorial publicado junto con el estudio Jonathan Clarke y sus colaboradores. Clarke trabaja en el departamento de matemáticas del Colegio Imperial de Londres, en Reino Unido.

Pero añadieron que el impacto completo de la pandemia quizá no se sepa durante años, sobre todo en los países con unos ingresos más bajos, donde problemas como la pobreza, la falta de vacunas, unos sistemas de salud débiles, y una alta densidad poblacional ponen a las personas en un mayor riesgo de COVID.

También anotaron que aunque los datos de mortalidad son útiles, usarlos de forma exclusiva pasa por alto lo que se podría convertir en una importante carga de problemas de salud a largo plazo provocados por la COVID-19.

Concluyeron que hay una necesidad urgente de medir estas enfermedades adicionales, de dar respaldo a las personas que tienen complicaciones a largo plazo por la COVID-19, y de financiar los sistemas de salud de forma global "para abordar el atraso en el trabajo que resulta de la pandemia".

Más información

La Organización Mundial de la Salud ofrece más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: BMJ, news release, May 19, 2021

Comparte tu opinión