La COVID-19 condujo a peligrosos retrasos en la atención de las mujeres con cánceres ginecológicos

LUNES, 21 de marzo de 2022 (HealthDay News) -- Un diagnóstico de COVID-19 puede conducir a unos retrasos potencialmente letales en el tratamiento de las mujeres con cánceres ginecológicos, encuentra un nuevo estudio. Esto es cierto en particular entre las pacientes que no son blancas.

"Encontramos que una COVID-19 concurrente tenía unos efectos negativos significativos en estas pacientes con cáncer, sobre todo entre las que se identificaron como negras o asiáticas", señaló la líder del estudio, la Dra. Gretchen Glaser, de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

La COVID-19 condujo a peligrosos retrasos en la atención de las mujeres con cánceres ginecológicos

El estudio incluyó a 348 pacientes de siete instituciones de EE. UU. Las pacientes tenían cáncer de endometrio de bajo y alto grado, cáncer de ovario de alto grado, cáncer de cuello uterino, cáncer de vulva, y otros cánceres ginecológicos cuando fueron diagnosticadas con la COVID-19.

En el momento de su diagnóstico de COVID-19, un 37 por ciento de las pacientes tenían un cáncer activo, y una cuarta parte estaban recibiendo tratamiento para el cáncer. Siete de cada 10 pacientes eran blancas, mientras que un 18 por ciento eran negras y un 2 por ciento eran asiáticas.

De las 101 pacientes que fueron hospitalizadas por el coronavirus, 18 fueron admitidas a la unidad de cuidados intensivos (UCI) y ocho fallecieron debido a complicaciones de la COVID-19. En total, un 5 por ciento de las pacientes fallecieron en un plazo de 30 días tras su diagnóstico de COVID-19.

En un 28 por ciento de las pacientes el tratamiento para el cáncer se retrasó o se descontinuó debido a la COVID-19, y la quimioterapia y la cirugía fueron los tratamientos que se retrasaron con la mayor frecuencia, anotaron los autores del estudio.

Entre las pacientes de más edad, tener dos o más afecciones adicionales de salud y no ser blancas se asoció con el mayor riesgo de hospitalización, lo que incluyó la admisión a la UCI. También fue más probable que las pacientes que murieron tuvieran una mayor edad o un cáncer activo.

Los hallazgos del estudio se presentaron el sábado en la reunión anual de la Sociedad de Oncología Ginecológica (Society of Gynecologic Oncology), en Phoenix, Arizona. Los datos y conclusiones presentados en reuniones deben ser considerados preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

"Aunque es bien sabido que la pandemia ha tenido un impacto en la administración de la atención a pacientes que sufren de otras afecciones aparte de la COVID-19, entre ellas el cáncer, nuestro estudio es el primero que examina cómo un diagnóstico de COVID-19 afecta a la atención y a los resultados de las pacientes con un cáncer ginecológico", comentó Glaser en un comunicado de prensa de la sociedad.

"Se necesitan estudios adicionales para examinar los resultados y la mortalidad a largo plazo en las pacientes con cánceres ginecológicos que también han tenido COVID-19, y prestar una atención particular a identificar los motivos del efecto desproporcionado que la concurrencia tiene en pacientes que no son de raza blanca", concluyó Glaser.

Más información

La Sociedad de Oncología Ginecológica ofrece consejos sobre los recursos para las pacientes.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Society of Gynecologic Oncology, news release, March 19, 2022

Comparte tu opinión