La cirugía para perder peso podría reducir el riesgo de cáncer de colon

La cirugía para perder peso podría reducir el riesgo de cáncer de colon

JUEVES, 12 de marzo de 2020 (HealthDay News) -- La obesidad aumenta el riesgo de cáncer de colon, pero la cirugía para perder peso podría volver ese riesgo a la normalidad, informan investigadores franceses.

Las personas obesas tienen un riesgo un 34 por ciento más alto de cáncer de colon que la población general, pero cualquier tipo de cirugía bariátrica (para perder peso) puede volver a normalizar el riesgo, según los autores de un nuevo estudio.

"A las personas de 50 a 75 años les preocupa en particular el riesgo de desarrollar un cáncer colorrectal, y todas deben someterse a las pruebas de detección de forma regular", planteó el investigador principal, el Dr. Laurent Bailly, del Centre Hospitalier Universitaire de Niza.

"En los individuos con obesidad, de 50 a 75 años, nuestro estudio observacional mostró que la cirugía bariátrica se asocia con una reducción en el riesgo de cáncer colorrectal, en comparación con los pacientes no operados", señaló Bailly.

Pero hay una salvedad: el estudio no prueba que la cirugía para perder peso reduzca el riesgo de cáncer de colon, solo que hay una asociación.

Y los autores de un editorial publicado junto con el estudio no creen que los hallazgos sean concluyentes.

"Todavía no se sabe con certeza, a medida que aparecen evidencias, si la cirugía bariátrica aumenta o reduce el riesgo de cáncer colorrectal", comentó el coautor del editorial, Lance Davidson, profesor asociado de ciencias del ejercicio de la Universidad Brigham Young en Provo, Utah.

"Los pacientes que están pensando en intervenciones quirúrgicas para perder peso deben sopesar sus opciones basándose en la literatura disponible y las preferencias personales para tomar su decisión", dijo Davidson.

En el estudio, los investigadores franceses revisaron datos recolectados entre 2009 y 2018 de más de 1 millón de personas obesas de 50 a 75 años.

A lo largo de cinco años de seguimiento, más de 13,000 desarrollaron un cáncer de colon o rectal. Entre los que se sometieron a la cirugía para perder peso, la tasa de cáncer colorrectal fue del 0.6 por ciento. Entre los que no recibieron la cirugía, fue del 1.3 por ciento, mostraron los hallazgos.

Los investigadores encontraron que se diagnosticaron menos casos de cáncer de colon y de recto tras los procedimientos de baipás gástrico y gastrectomía en manga que tras las bandas gástricas ajustables.

Se encontraron más pólipos no cancerosos tras las bandas gástricas que después del baipás gástrico o la gastrectomía en manga, reportaron los investigadores.

El informe aparece en la edición en línea del 11 de marzo de la revista JAMA Surgery.

El objetivo de la cirugía para perder peso es crear un estómago más pequeño para que los pacientes se sientan satisfechos más rápido y coman menos.

En las bandas gástricas, se coloca una banda de silicona alrededor de la parte superior del estómago para reducir su tamaño. En el baipás gástrico, se usan grapas para reducir el estómago, y se conecta con el intestino delgado. En la gastrectomía en manga, se extirpa alrededor del 80 por ciento del estómago.

"Siempre hemos pensado en la obesidad en términos de la diabetes y la enfermedad cardiaca y los problemas vasculares, pero la verdad es que la obesidad y una cintura que se ensancha se conectan con todas las enfermedades crónicas, no solo con la enfermedad cardiovascular", apuntó el Dr. Mitchell Roslin, jefe de cirugía para la obesidad del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Roslin revisó los hallazgos.

La cirugía para perder peso mejora la cantidad de insulina que el cuerpo produce, por lo que la diabetes de muchos pacientes desaparece tras la cirugía, y ese podría ser el motivo de la reducción en el riesgo de cáncer de colon, planteó Roslin.

"La resistencia a la insulina y el síndrome metabólico y la obesidad están vinculados con el cáncer de colon, y se ha hablado de usar la metformina, un medicamento para la diabetes, contra el cáncer colorrectal", señaló.

Roslin dijo que es probable que el riesgo de cáncer de colon aumente si los pacientes recuperan el peso. "Pero se pueden ganar de cinco a 10 años de vida al reducir el riesgo", añadió.

Perder peso también podría reducir el riesgo de otros cánceres vinculados con la obesidad, entre ellos el cáncer de útero y el cáncer de mama postmenopáusico, observó Roslin.

Cuando las personas son obesas, también tienen una alta probabilidad de resistencia a la insulina. Eso significa que producen más insulina, un factor de crecimiento de los tumores, anotó.

"Entonces, es probable que ocurran dos cosas", apuntó Roslin. "Una es que el riesgo de cáncer probablemente sea alto, y el riesgo de que el cáncer sea agresivo y difícil de tratar también aumenta, y sabemos que a las personas obesas en una etapa 4 les va peor que a las personas con cáncer con un peso normal".

More información

Para más información sobre el cáncer de colon y rectal, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión