La ciencia revela la causa de la pérdida del olfato en la COVID-19

MARTES, 27 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- Una de las características de una infección con la COVID-19 ha sido la pérdida del sentido del olfato tras el final de la infección.

En un nuevo estudio, unos investigadores culpan a un ataque inmunitario continuo en las células nerviosas olfatorias, que se encuentran en la parte superior de la cavidad nasal, y a un descenso en el número de esas células. El estudio fue dirigido por un equipo de Durham Health, en Durham, Carolina del Norte.

La ciencia revela la causa de la pérdida del olfato en la COVID-19

"Uno de los primeros síntomas que se han asociado típicamente con la infección con la COVID-19 es la pérdida del olfato", señaló el autor del estudio, el Dr. Bradley Goldstein, profesor asociado de cirugía de cabeza y cuello en la Universidad de Duke.

"Por suerte, muchas personas con un sentido del olfato alterado durante la fase aguda de la infección viral recuperan el olfato en una a dos semanas, pero algunas no", apuntó Goldstein en un comunicado de prensa de la universidad.

"Debemos comprender mejor por qué este subgrupo de personas sufre una pérdida del olfato persistente durante meses o años tras infectarse con el SARS-CoV-2", añadió.

En el estudio, investigadores de la Duke, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard en Boston, y de la Universidad de California en San Diego, analizaron muestras de tejido olfativo de 24 biopsias, que incluyeron a nueve pacientes con una pérdida del olfato a largo plazo tras la COVID-19.

Este método, junto con sofisticados análisis de una sola célula en colaboración con el Dr. Sandeep Datta de la Harvard, reveló una respuesta inflamatoria generalizada en el tejido donde se ubican las células nerviosas olfativas.

Incluso cuando no había niveles detectables de COVID, esta inflamación persistía.

El número de neuronas sensoriales olfativas se redujo, quizá debido al daño en el tejido por la inflamación continua, plantearon los investigadores.

"Los hallazgos son sorprendentes", dijo Goldstein. "Casi parece algún tipo de proceso autoinmune en la nariz".

La información obtenida en este estudio será clave para el diseño de tratamientos, anotó.

El hecho de que pareció que las neuronas mantenían cierta capacidad de repararse alentó a los investigadores.

"Tenemos la esperanza de que modular la respuesta inmunitaria anómala o los procesos de reparación en la nariz de estos pacientes podría ayudar a restaurar, al menos en parte, el sentido del olfato", comentó Goldstein, cuyo laboratorio está trabajando en este tema.

Los investigadores de este estudio se enfocaron en la pérdida del olfato, pero su trabajo también arroja luz sobre las causas subyacentes posibles de otros síntomas de la COVID prolongada, que incluyen a la fatiga generalizada, la falta de aliento y las lagunas mentales.

Estos hallazgos podrían orientar a más investigaciones sobre otros síntomas con unos procesos inflamatorios similares, apuntó Goldstein.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 21 de diciembre de la revista Science Translational Medicine.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID prolongada.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Duke University, news release, Dec. 21, 2022

Comparte tu opinión