La Casa Blanca vuelve a instar a ponerse los refuerzos contra la COVID, y cita su efectividad

MIÉRCOLES, 23 de noviembre de 2022 (HealthDay News) -- No es demasiado tarde para ponerse la vacuna de refuerzo más reciente contra la COVID-19.

Ya sea la vacuna bivalente de Pfizer o la de Moderna, los refuerzos ofrecen protección adicional contra la infección sintomática, reiteraron las autoridades de salud pública el martes en una conferencia en la Casa Blanca.

La Casa Blanca vuelve a instar a ponerse los refuerzos contra la COVID, y cita su efectividad

Pero, desde que se introdujeron las vacunas en septiembre, apenas un 13 por ciento de los adultos estadounidenses han recibido los refuerzos actualizados, que se dirigen tanto a la cepa original de la COVID-19 como a la versión BA.5 de la variante ómicron.

"Por favor, por su propia seguridad, y por la de su familia, póngase la vacuna actualizada contra la COVID-19 tan pronto como sea elegible", aconsejó durante la conferencia el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país. Esta quizá sea la última aparición de Fauci, que tiene 81 años, en una conferencia en la Casa Blanca antes de su jubilación del gobierno a finales de 2022.

La Casa Blanca anunció que planifica una campaña de seis semanas para animar a ponerse los refuerzos, sobre todo a las personas mayores, informó Associated Press.

El gobierno autorizó los refuerzos antes de saber que serían efectivos, pero ahora los datos muestran que funcionan bien para prevenir la enfermedad grave, apuntaron los funcionarios.

"Sin duda, a medida que llegamos a la temporada de fiestas de fin de año, yo personalmente querría la mayor cantidad de protección posible si voy a ver a mis padres y a mis abuelos", planteó la Dra. Ruth Link-Gelles, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., que lideró un estudio que evaluó la efectividad de la vacuna. "La protección contra la infección será de verdad útil, porque tiene el potencial de evitar que enfermemos a nuestros abuelos u otros seres queridos".

Los investigadores de los CDC analizaron unas 360,000 pruebas de COVID que se administraron en farmacias de todo el país a personas con síntomas entre septiembre y noviembre, y compararon los resultados de los que se habían puesto las nuevas vacunas y los que no.

Encontraron que ponerse un refuerzo añadía entre un 30 y un 56 por ciento de protección adicional contra contraer la COVID-19.

Los resultados de las pruebas variaron según cuántas veces se había vacunado antes una persona, hacía cuánto tiempo, y su edad. Las personas que nunca habían recibido un refuerzo antes obtuvieron la mayor mejora con la nueva vacuna bivalente, según AP.

Pero incluso las personas que habían recibido un refuerzo anterior a principios de verano de cualquier forma tenían de un 30 a un 40 por ciento de protección adicional con la vacuna bivalente, frente a las que no se pusieron la nueva vacuna.

"Lo consideramos como un beneficio adicional o incremental de ponerse una dosis más, y en este caso la dosis adicional es una bivalente", explicó Link-Gelles.

Incluso a medida que las nuevas cepas mutadas dominan, la vacuna original sigue ofreciendo cierta protección contra la enfermedad grave y la muerte, aunque el aumento de la BA.5 ha disminuido ese efecto. Por eso los refuerzos dirigidos a las variantes más recientes son importantes, enfatizaron las autoridades de salud.

Este otoño, no se debe preocupar solo por la COVID: el sistema médico de EE. UU. ya está sintiendo los efectos de una temporada de gripe fuerte e inusualmente temprana, además de la propagación de otros virus respiratorios, como el virus sincitial respiratorio (VSR).

Un aumento invernal de la COVID podría poner a las personas que nunca han recibido una vacuna contra la COVID en el mayor riesgo.

Por supuesto, el virus SARS-CoV-2 que provoca la COVID-19 sigue mutando, y unos subtipos más recientes relacionados con la BA.5 son ahora dominantes en la población. Pero tanto Pfizer como Moderna han citado evidencias preliminares sobre los anticuerpos que sugieren que las nuevas vacunas podrían ofrecer al menos cierta protección contra cualquier nuevo subtipo de la ómicron que se haya comenzado a propagar desde la salida de las vacunas.

Los nuevos refuerzos son seguros y efectivos, enfatizaron las autoridades de salud pública, pero demasiados estadounidenses todavía no se lo creen.

"Usted puede decidir confiar en los médicos estadounidenses o puede confiar en algún tipo cualquiera en Twitter", planteó durante la conferencia el Dr. Ashish Jha, coordinador de COVID-19 de la Casa Blanca.

Fauci añadió que "como médico, me duele" que la gente rehúse vacunarse debido a la división política en EE. UU., reportó AP.

Más información

La Organización Mundial de la Salud ofrece más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Associated Press

Comparte tu opinión