La administración de Biden amplía la emergencia de salud pública durante 90 días

JUEVES, 14 de abril de 2022 (HealthDay News) -- El plan de salud pública de emergencia de EE. UU. para la COVID-19 continuará durante al menos 90 días más, anunció el miércoles la administración de Biden.

Extender el vencimiento hasta mediados de julio significa que los estadounidenses vulnerables seguirán recibiendo los beneficios de salud que ofrece el programa.

La administración de Biden amplía la emergencia de salud pública durante 90 días

El plan de emergencia ha estado en vigor más de dos años, un periodo durante el cual ha permitido que las personas que de otra forma quizá hubieran perdido la cobertura de salud siguieran inscritas en Medicaid sin las revisiones usuales del papeleo que se requerirían, aunque sus ingresos hubieran aumentado más de lo permitido, informó el The New York Times. El programa experimentó unos niveles récord de inscripción durante la pandemia.

La declaración de emergencia "nos ha dado una tremenda sensación de seguridad en una época por lo demás muy insegura e inestable", declaró al Times Juliette Cubanski, subdirectora de la Kaiser Family Foundation, que ha investigado y escrito sobre los efectos de la emergencia de salud pública.

"Aunque no podemos vivir en un estado de emergencia de salud pública para siempre, todavía hay cierta incertidumbre respecto a si estamos listos, como sistema de atención de la salud, para funcionar sin las flexibilidades" que ofrece, añadió Cubanski.

Otro beneficio de la ampliación es que los inscritos en Medicare siguen teniendo una elegibilidad ampliada para las citas de telesalud. Durante la pandemia, han sido esenciales para que las personas mayores y más vulnerables vean a sus médicos si les preocupaba el riesgo de infección o cuando los consultorios estaban cerrados para las citas presenciales.

"Ha significado una capacidad de acceder a la atención que de otra forma hubiera sido inaccesible", aseguró Cubanski. El uso de la telesalud, añadió, ha "protegido a las personas de unas graves consecuencias de salud que de otra forma quizá hubieran sufrido".

Pero las instituciones de atención de la salud también se han beneficiado del programa. Los hospitales han recibido un aumento del 20 por ciento en las tasas de pago de Medicare por tratar a los pacientes con COVID-19, informó el Times.

La ampliación también significa que Medicare y las aseguradoras privadas seguirán cubriendo el costo de las pruebas a domicilio del virus.

Las tasas de hospitalización recientes han sido las más bajas durante la pandemia, con la excepción de las primeras semanas, aunque los casos están volviendo a aumentar, en particular en las ciudades del noroeste, como Filadelfia, la ciudad de Nueva York y Washington, D.C.

La subvariante BA.1 de la variante ómicron, que es altamente transmisible, es ahora la dominante en Estados Unidos, y conforma un 85.9 por ciento de los casos nuevos, muestran los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

El martes, Estados Unidos registraba un promedio de más de 31,000 casos nuevos al día, un aumento de un 8 por ciento en dos semanas, reportó el Times. Es probable que este número sea una subestimación, dado que muchos estadounidenses utilizan ahora pruebas a domicilio, que en general no se reportan a las autoridades de salud.

Más información

El sitio web de la COVID de EE. UU. ofrece más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: The New York Times

Comparte tu opinión