Este contenido ha sido archivado y puede no estar actualizado

Hay restos de ADN humano por todas partes en el ambiente

LUNES, 15 de mayo de 2023 (HealthDay News) -- Unos restos detallados de ADN humano se pueden encontrar en todos los lugares donde han estado personas, un hallazgo sorprendente que plantea una variedad de problemas éticos para los investigadores, señala un estudio reciente.

Se encontraron muestras ambientales de ADN humano en casi todos los lugares, con la excepción de las islas apartadas y los picos remotos de montañas que las personas nunca han visitado, señalaron los investigadores. Aunque la secuenciación de este ADN ofrece a los investigadores datos consistentes, también plantea un dilema ético, porque revela mucho más que la información genética personal.

Hay restos de ADN humano por todas partes en el ambiente

"A lo largo de este proyecto, nos ha sorprendido constantemente la cantidad de ADN que encontramos, y la calidad de ese ADN", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Florida (UF) David Duffy, profesor de genómica de las enfermedades de la fauna silvestre de la universidad, en Gainesville. "En la mayoría de los casos, la calidad es casi equivalente a si se toma una muestra de una persona".

Las muestras de ADN tenían una calidad tan alta que los científicos pudieron identificar mutaciones asociadas con la enfermedad, y determinar el linaje genético de las poblaciones cercanas, informaron los investigadores.

De hecho, el ADN humano ambiental pudo incluso proveer información genética específica sobre voluntarios individuales, descubrieron los investigadores.

La investigación comenzó en un intento de estudiar a tortugas marinas en peligro y a virus que pueden provocarles cáncer, al reunir ADN de tortuga ambiental de las huellas que dejan en la arena.

Los científicos encontraron ADN humano en las muestras de tortuga, lo que planteó la pregunta de dónde más las personas podrían haber tosido, escupido, excretado y tirado muestras genéticas en el ambiente.

La tecnología moderna de secuenciación genética hace que sea relativamente fácil secuenciar el ADN de todos los organismos en una muestra ambiental, anotaron los investigadores. Se preguntaron cuánto ADN humano habría en las muestras tomadas de varios lugares, y si estaba suficientemente intacto para contener información útil.

El equipo de Duffy encontró ADN humano de calidad en el océano y en los ríos que rodeaban al Laboratorio de Biociencias Marinas y al Hospital de Tortugas Marinas de la UF, en St. Agustine. El ADN se encontró cerca de la ciudad, lejos del asentamiento humano, e incluso en la arena de las playas aisladas.

Los investigadores también se desplazaron a una isla remota que las personas nunca habían visitado, y la encontraron libre de ADN humano... al menos hasta que ellos llegaron. Pudieron obtener ADN de las huellas que los voluntarios dejaban en la arena, y estas muestras eran suficientemente buenas para permitir cierta secuenciación genética.

Duffy también evaluó la técnica durante un viaje a su Irlanda nativa. Siguió un río que atraviesa la ciudad para llegar al océano, y encontraron ADN humano en todas partes, excepto en el remoto arroyo de montaña donde el río comienza, lejos de la civilización.

Los investigadores también recolectaron muestras del aire de las habitaciones de un hospital veterinario, y recuperaron ADN que se correspondía con el personal, los pacientes animales y unos virus comunes de animales.

Estos tipos de muestras de ADN recolectadas del ambiente podrían, si se manejan de forma ética, ser una bendición para una variedad de campos de investigación, desde la medicina y la arqueología hasta la investigación forense criminal.

Por ejemplo, los científicos podrían monitorizar las mutaciones en el cáncer a partir de muestras de las aguas residuales, o ubicar sitios arqueológicos que no se hayan descubierto al verificar si hay ADN humano oculto. Los detectives podrían identificar a sospechosos a través del ADN que flota en el aire de una escena del crimen.

Pero como los humanos no pueden evitar dejar muestras de ADN a su paso, los científicos y los reguladores tendrán que afrontar los dilemas éticos inherentes en la disponibilidad generalizada de una invaluable información genética humana.

Se necesitan estándares éticos y protecciones para que rijan este tipo de investigación, dado que tiene la capacidad de identificar potencialmente a los individuos a nivel genético.

"En la ciencia, es estándar hacer que estas secuencias estén disponibles de forma pública. Pero esto también significa que si no se excluye la información humana, cualquiera puede aparecer y recolectar esta información", apuntó Duffy. "Esto plantea problemas sobre el consentimiento. ¿Hay que obtener consentimiento para recolectar estas muestras? ¿O instituir algunos controles para eliminar la información humana?".

Los legisladores y las comunidades científicas deben sopesar seriamente los problemas sobre el consentimiento y la privacidad, y equilibrarlas contra los posibles beneficios de estudiar este ADN errante, dijo Duffy.

"Cualquier momento en que logramos un avance tecnológico, hay cosas beneficiosas para las que se puede utilizar la tecnología, y cosas preocupantes para las que se puede utilizar la tecnología. Esto no es distinto", añadió. "Estos son los temas que estamos intentando plantear temprano, para que los legisladores y la sociedad tengan tiempo de desarrollar regulaciones".

Los hallazgos se publicaron en la edición del 15 de mayo de la revista Nature Ecology and Evolution.

Más información

El Fondo Mundial para la Naturaleza ofrece más información sobre el muestreo del ADN ambiental.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Florida, news release, May 15, 2023

Comparte tu opinión