Hay menos niños en los ensayos del cáncer, y quizá eso no sea algo malo

Hay menos niños en los ensayos del cáncer, y quizá eso no sea algo malo

MARTES, 5 de mayo de 2020 (HealthDay News) -- Ha habido una reducción marcada en el número de niños de EE. UU. que participan en los ensayos clínicos del cáncer en las últimas décadas, pero los investigadores señalan que quizá esa sea una buena noticia.

¿Por qué? Que ahora haya tratamientos más efectivos disponibles podría ser un motivo de la reducción, explicaron.

Los investigadores, del Centro Oncológico de la Universidad de Colorado, analizaron datos nacionales, y encontraron que la inscripción en ensayos clínicos oncológicos pediátricos se redujo de entre un 40 y un 70 por ciento en los años 90 a entre un 20 y un 25 por ciento a principios de los 2000, y a un 19.9 por ciento en la actualidad.

Históricamente, los pacientes pediátricos con cáncer han sido mucho más propensos que los pacientes adultos con cáncer a inscribirse en ensayos clínicos como parte de su tratamiento, según los autores.

"El cáncer infantil es raro en general, así que unas tasas de inscripción históricamente altas en los ensayos clínicos han sido integrales para mejorar los resultados de nuestros pacientes", explicó la primera autora del estudio, la Dra. Kelly Faulk, investigadora del centro oncológico y oncóloga pediátrica del Hospital Pediátrico de Colorado.

"La reducción potencial en la inscripción no es una noticia del todo mala", añadió Faulk en un comunicado de prensa de la universidad. "Un motivo por el cual la inscripción en los ensayos quizá se esté reduciendo es que se han desarrollado buenos tratamientos para los cánceres más comunes de la niñez, cambiando así el foco y los recursos a abrir ensayos para unos cánceres con un riesgo más alto, que con frecuencia son más raros".

Además, los cánceres infantiles tienden a presentar menos mutaciones que los cánceres de los adultos, de forma que ofrecen menos objetivos genéticos para los tipos de fármacos nuevos que se están evaluando en muchos ensayos clínicos, anotó Faulk.

Pero un factor menos positivo es una falta de financiación para la investigación en cánceres infantiles, lo que limita el número de ensayos clínicos nuevos.

Faulk y sus colaboradores no encontraron disparidades raciales, étnicas ni socioeconómicas significativas en la inscripción en ensayos clínicos de cánceres infantiles, a diferencia de muchos ensayos clínicos con adultos.

Pero este estudio sí encontró que en los ensayos clínicos sobre el cáncer no se inscriben suficientes adolescentes y adultos jóvenes.

"Pueden sentirse perdidos entre la atención del cáncer pediátrico y la de los adultos, y lamentablemente esos pacientes [adolescentes y adultos jóvenes] representan una población que no ha observado las mismas mejoras en los resultados que sus contrapartes más jóvenes", dijo Faulk.

"Dada su edad y otros factores socioeconómicos, quizá no vayan al médico con tanta frecuencia, y es común que adolezcan de una cobertura de seguro de salud inferior a la óptima", añadió.

El estudio aparece en una edición en línea reciente de la revista PLOS One.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre el cáncer en los niños.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión