Fumar más vapear no es más saludable que solo fumar

VIERNES, 6 de mayo de 2022 (HealthDay News) -- Algunos fumadores usan los cigarrillos electrónicos para intentar abandonar el hábito, pero una nueva investigación muestra que mezclar fumar y vapear no es mejor para la salud cardiaca que solo fumar.

Entre 24,000 hombres y mujeres, fumar cigarrillos y cigarrillos electrónicos no redujo el riesgo de ataque cardiaco, insuficiencia cardiaca, accidente cerebrovascular (ACV) o cualquier enfermedad cardiovascular.

Fumar más vapear no es más saludable que solo fumar

"Nuestros resultados sugieren que combinar fumar con el uso de cigarrillos electrónicos no reduce los eventos cardiovasculares, y que dejar de usar ambos productos es necesario para garantizar una mitigación del riesgo", señaló el investigador principal, Jonathan Berlowitz, estudiante de medicina de la Universidad de Boston.

"El riesgo cardiovascular del doble uso no fue distinto del riesgo entre los que fumaban cigarrillos de forma exclusiva", añadió.

Se ha publicitado que los cigarrillos electrónicos son más seguros que los cigarrillos regulares, y los que solo vapeaban sí reportaron menos problemas cardiovasculares, pero hubo demasiados pocos que reportaran problemas como para sacar una conclusión definitiva de que los cigarrillos electrónicos sean más seguros, anotaron los investigadores.

Los cigarrillos electrónicos contienen muchas sustancias tóxicas, pero son una forma popular de consumir nicotina.

"El doble uso de cigarrillos y cigarrillos electrónicos tiene muchos motivos", aseguró Berlowitz.

"Muchos adultos usan cigarrillos electrónicos para ayudarlos a reducir su uso de cigarrillos, lo que esperan conlleve un beneficio para la salud", dijo. "Otros podrían usar los cigarrillos electrónicos para consumir nicotina en lugares donde los cigarrillos están prohibidos. También hay evidencias de que los cigarrillos electrónicos pueden tener un efecto de entrada en los jóvenes, y conducirlos a la iniciación posterior de cigarrillos también. Dejar los cigarrillos del todo sigue siento esencial para reducir el riesgo cardiovascular, independientemente del uso de los cigarrillos electrónicos".

Los participantes formaron parte del Estudio de evaluación poblacional del tabaco y la salud, de 2013 a 2019.

Los investigadores encontraron más de 1,480 casos de enfermedad cardiovascular y más de 500 casos de ataque cardiaco, insuficiencia cardiaca o accidente cerebrovascular.

En comparación con las personas que solo fumaban cigarrillos, las personas que fumaban cigarrillos y cigarrillos electrónicos no tenían ninguna diferencia significativa en el riesgo de enfermedad cardiovascular, ataque cardiaco, insuficiencia cardiaca o ACV, encontraron los investigadores.

Las personas que solo usaban cigarrillos electrónicos y las que usaban tanto cigarrillos como cigarrillos electrónicos eran más jóvenes que las que no usaban uno de los dos productos. El equipo de Berlowitz encontró que un 62 por ciento de las personas que solo usaban cigarrillos electrónicos y un 54 por ciento de los usuarios dobles eran menores de 35 años, en comparación con un 51 por ciento de los no usuarios.

En comparación con usar solo cigarrillos, usar solo cigarrillos electrónicos se vinculó con un riesgo de un 30 a un 40 por ciento más bajo de enfermedad cardiovascular, encontraron los investigadores. La asociación solo fue significativa para cualquier resultado cardiovascular, lo que incluía a la enfermedad cardiaca congénita o a la miocarditis, pero no al ataque cardiaco, a la insuficiencia cardiaca o al ACV.

El estudio se publicó en la edición del 6 de mayo de la revista Circulation.

"Sus conclusiones son bastante acertadas. No pudieron encontrar ninguna evidencia de que los cigarrillos electrónicos fueran protectores", comentó el Dr. David Hill, vocero de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association) y profesor clínico asistente de medicina de la Universidad de Yale.

"Usar cigarrillos electrónicos y seguir fumando no es saludable", anotó Hill, que no participó en el estudio.

Las evidencias de que el vapeo ayude a las personas a dejar de fumar son flojas, apuntó, y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. no ha aprobado a los cigarrillos electrónicos como forma de dejar de fumar.

"Lo que los datos en realidad dicen es que la mayoría de las personas que usan productos de tabaco no dejan de fumar, lamentablemente, sino que usan ambas cosas. Es frustrante", dijo Hill. "El concepto de que sean un producto de cesación del tabaco se basa más en el mercadeo que en la ciencia".

El problema de los cigarrillos electrónicos es que se desconocen los efectos a largo plazo, porque no han existido durante suficiente tiempo, advirtió Hill.

"No hay ningún producto de tabaco que sea seguro, y esto incluye a los cigarrillos electrónicos", añadió Hill. "Son adictivos y tienen el potencial de provocar daños. Si quiere dejar de fumar, hay disponibles métodos mucho mejores para ayudar a las personas a hacerlo".

Más información

Para más información sobre los cigarrillos electrónicos, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Jonathan Berlowitz, BA, medical student, Boston University; David Hill, MD, volunteer medical spokesman, American Lung Association, assistant clinical professor, medicine, Yale University, New Haven, Conn.; Circulation, May 6, 2022, online

Comparte tu opinión