¿Es el ayuno intermitente mejor que las dietas típicas para perder peso?

JUEVES, 21 de abril de 2022 (HealthDay News) -- La alimentación en "horario restringido" se ha convertido en una popular táctica para perder peso, pero un nuevo ensayo clínico no encuentra ningún beneficio cuando se añade a la reducción de calorías tradicional.

La alimentación en horario restringido es una forma de ayuno intermitente, en que las personas se limitan a comer durante un cierto periodo cada día. Fuera de este periodo, renuncian a todo excepto al agua u otras bebidas sin calorías.

¿Es el ayuno intermitente mejor que las dietas típicas para perder peso?
| Foto: GETTY IMAGES

La restricción del horario se ha convertido en una popular estrategia para perder peso, en gran medida porque es muy sencilla. En lugar de contar calorías laboriosamente, las personas solo deben tener el reloj en cuenta. Y unos estudios de tamaño reducido han mostrado que limitar los periodos de alimentación (uno popular es de seis horas) puede ayudar a las personas a perder algo de peso.

En el nuevo ensayo, los investigadores evaluaron si añadir una restricción de tiempo al conteo de calorías tradicional ofrecía algún beneficio para perder peso.

El veredicto fue que "no", según los hallazgos, que se publicaron en la edición del 21 de abril de la revista New England Journal of Medicine.

Unos investigadores de China encontraron que cuando hicieron que un grupo de adultos obesos redujeran las calorías, con o sin añadir la alimentación en horario restringido, los del grupo del ayuno no mostraron una mayor pérdida de peso.

La buena noticia fue que ambos grupos tuvieron éxito, y perdieron en promedio alrededor de 14 a 17 libras (de 6.4 a 7.7 kilos) a lo largo de un año. También perdieron grasa corporal y redujeron sus cinturas, independientemente de que adoptaran o no el horario restringido.

Pero los expertos dijeron que los hallazgos en realidad no dicen mucho sobre la efectividad de la alimentación en horario restringido, en sí.

Apuntaron que se indicó a ambos grupos que redujeran las calorías diarias en un 25 por ciento, con el respaldo de un programa intensivo en que participaron entrenadores de salud y en que mantuvieron unos diarios de lo que comían.

Así que es difícil mostrar un beneficio añadido, al agregar a esto una capa de alimentación en horario restringido, según la Dra. Blandine Laferrère, endocrinóloga y profesora de medicina del Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

Laferrère, coautora de un editorial que se publicó con el estudio, dijo que el estudio demuestra el poder de la reducción de las calorías.

"La restricción de calorías funciona para perder peso", señaló.

Pero el grado hasta el cual los resultados aplican a las personas en el mundo real es debatible, según Laferrère.

Otra investigadora de EE. UU. que estudia el ayuno intermitente se mostró de acuerdo.

"Este ensayo en realidad no evalúa la alimentación en horario restringido", aseguró Krista Varady, profesora de nutrición de la Universidad de Illinois, en Chicago.

Las personas recurren a la restricción del horario como una forma más sencilla de lograr la meta de reducir las calorías, no como una añadidura al conteo de las calorías, explicó Varady.

Y si encuentran que la restricción de horario es una forma sostenible de comer menos, enfatizó, entonces quizá les funcione.

"Lo más importante es encontrar algo que encaje con su estilo de vida", apuntó Varady. "No pienso que haya una dieta que sea mejor para todo el mundo".

Laferrère también apuntó a una característica importante de los pacientes del ensayo: comenzaron con un periodo de alimentación diaria bastante estrecho. En promedio, consumieron las comidas y los refrigerios en un periodo de 10 horas cada día. Esto se limitó a ocho horas durante el ensayo, un cambio relativamente modesto de dos horas.

Al contrario, Laferrère dijo que su investigación ha encontrado que las personas en Estados Unidos en general comen durante un periodo más extenso cada día, de 14 horas en promedio. Reducir este periodo podría tener un mayor impacto en la pérdida de peso.

En el estudio, unos investigadores dirigidos por el Dr. Deying Liu, de la Universidad de Medicina del Sur en Guangzhou, China, reclutaron a 139 pacientes con obesidad. Todos comenzaron una dieta de reducción calórica, pero se asignó al azar a la mitad a que también adoptaran un horario restringido, es decir, a que comieran solo entre las 8 a.m. y las 4 p.m. cada día.

Tras un año, la pérdida de peso fue similar entre los dos grupos, al igual que sus reducciones en la presión arterial, el colesterol y el azúcar en la sangre.

Varady dijo que los puntos fuertes del estudio son su tamaño, relativamente grande, y el largo seguimiento.

"Pero no creo que esto aborde la pregunta de si la alimentación en horario restringido funciona", aclaró.

Estudios anteriores de tamaño más pequeño han indicado que la estrategia ayuda a las personas a perder algo de peso. Pero Varady apuntó que los investigadores en realidad solo lo han estado estudiando durante unos cinco años, y queda mucho por aprender.

En este momento, quizá valga la pena probar la táctica en las personas con obesidad a quienes les resulte atractiva. Pero Varady apuntó que algunos grupos deben evitar la alimentación en horario restringido, entre ellos las mujeres embarazadas y que dan el seno, las personas con antecedentes de trastornos de la alimentación, y los adultos a partir de los 70 años (debido a preocupaciones sobre la pérdida de músculo).

También aconsejó a las personas con diabetes que primero hablen con el médico, dado que toman medicamentos para gestionar el azúcar en la sangre.

Más información

La Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard ofrece más información sobre el ayuno intermitente.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Blandine Laferrère, MD, professor, medicine, Columbia University Irving Medical Center, New York City; Krista Varady, PhD, professor, nutrition, University of Illinois, Chicago; New England Journal of Medicine, April 21, 2022

Comparte tu opinión