Entre los vacunados, los síntomas de ómicron se alivian 2 días antes que los de la delta

VIERNES, 8 de abril de 2022 (HealthDay News) -- Si está vacunado y contrae la COVID-19 de cualquier forma, la variante que tenga y si se ha puesto o no un refuerzo podría hacer la diferencia.

Los síntomas duran más tiempo cuando las infecciones postvacunación son provocadas por la variante delta, y no por la variante ómicron, que es más contagiosa, según unos investigadores europeos que reportan otras diferencias en la forma en que las variantes del SARS-CoV-2 afectan a los pacientes vacunados.

Entre los vacunados, los síntomas de ómicron se alivian 2 días antes que los de la delta

Estudiaron a casi 10,000 personas de 16 a 99 años, en Reino Unido, que tuvieron un resultado positivo del virus tras recibir al menos dos dosis de cualquier vacuna contra la COVID. La mitad enfermaron cuando la delta era la cepa dominante, y la otra mitad cuando la ómicron era la dominante.

En promedio, encontraron los investigadores, los pacientes vacunados tuvieron síntomas de delta durante nueve días, y los que contrajeron la ómicron durante siete.

Las dosis de refuerzo redujeron el número de días durante los cuales se sufría incluso más, mostró el estudio.

Entre los pacientes que recibieron dos dosis, los síntomas duraron, en promedio, 9.6 días con la delta y 8.3 días con la ómicron. Dos dosis más un refuerzo redujeron esto a 7.7 días con la delta y 4.4 días con la ómicron.

"La presentación más breve de síntomas, pendiente de confirmación mediante estudios de la carga viral, sugiere que el periodo de infectividad podría ser más corto, lo que a su vez tendría un impacto en las políticas de salud en el lugar de trabajo, y en las orientaciones de salud pública", señalaron los autores del estudio, Christina Menni y Tim Spector, del Colegio del Rey de Londres.

El estudio se publicará en la revista The Lancet, y se presentará en una reunión del Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas en Lisboa, Portugal, del 23 al 26 de abril. Los autores hicieron los comentarios en un comunicado de prensa de la reunión.

Los investigadores también encontraron que la pérdida del olfato era mucho menos común con la ómicron (un 17 por ciento) que con la delta (un 53 por ciento), pero que el riesgo de dolor de garganta era un 55 por ciento más alto, y el de ronquera un 24 por ciento más alto, entre los que tuvieron ómicron.

Los pacientes con ómicron también tenían alrededor de la mitad de probabilidades de presentar al menos uno de los tres síntomas clásicos de la COVID (fiebre, pérdida del olfato y tos persistente) que los que tenían delta, encontró el estudio.

Además, los pacientes con ómicron tenían un 25 por ciento menos de probabilidades de ser admitidos al hospital que los pacientes con delta (un 1.9 frente a un 2.6 por ciento), y los pacientes con ómicron tenían 2.5 veces más probabilidades de recuperarse en cuestión de una semana que los que se contagiaron de delta, mostraron los hallazgos.

"Comprender tanto las características de la COVID-19 como la dinámica de sus variantes causantes constituye un hito esencial para la prevención de la transmisión y la reducción de las infecciones, las admisiones al hospital y las muertes", observaron Linda Houhamdi y Pierre-Edouard, de la Universidad de Aix-Marsella y del Hospital de Asistencia Pública de Marsella, en Francia. Realizaron sus comentarios en un editorial que se publicará con los hallazgos.

Los hallazgos coinciden con el surgimiento de una nueva variante ómicron en Reino Unido.

Más información

Aprenda más sobre las variantes de la COVID-19 en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: European Congress of Clinical Microbiology and Infectious Diseases, news release, April 7, 2022

Comparte tu opinión