En el momento del parto, la mayoría de las mujeres embarazadas con coronavirus no muestran síntomas, según un estudio

En el momento del parto, la mayoría de las mujeres embarazadas con coronavirus no muestran síntomas, según un estudio

MARTES, 14 de abril de 2020 (HealthDay News) -- Un estudio de las mujeres embarazadas admitidas en dos hospitales de la ciudad de Nueva York para el parto a finales de marzo y principios de abril encontró que más o menos 1 de cada 7 estaba infectada con el nuevo coronavirus, y la mayoría no mostraron síntomas.

En un informe que se publicó el 13 de abril en la revista New England Journal of Medicine, los médicos del Hospital New York-Presbyterian Allen y del Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia dijeron que evaluaron a un total de 215 mujeres que dieron a luz a recién nacidos entre el 22 de marzo y el 4 de abril.

Todas recibieron la prueba del nuevo coronavirus al ser admitidas al hospital, y 33 arrojaron resultados positivos de la infección con la COVID-19.

La mayoría de esos casos potencialmente dañinos o transmisibles se habrían pasado por alto si las mujeres no hubieran recibido las pruebas, señaló un equipo dirigido por la Dra. Lena Goffman, del Centro Médico Irving.

De hecho, "29 de las 33 pacientes [un 87.9 por ciento] que tuvieron un resultado positivo... durante la admisión no tenían ningún síntoma de la COVID-19 durante la presentación", anotaron Goffman y sus colaboradores. Apenas cuatro de las 33 pacientes mostraban los síntomas típicos de la COVID-19, como la fiebre.

Muchas de las mujeres tampoco desarrollaron síntomas luego, al menos a corto plazo. De las 29 pacientes obstétricas asintomáticas, solo tres desarrollaron algo de fiebre durante los pocos días que estuvieron en el hospital, y ni siquiera está claro si las fiebres se relacionaban con la COVID-19 o con alguna otra afección.

La conclusión, según los médicos de la ciudad de Nueva York que redactaron el informe, es que todas las mujeres admitidas al hospital para atención obstétrica deberían recibir la prueba del nuevo coronavirus.

Hacerlo podría ayudar a "determinar las prácticas de aislamiento en el hospital y la asignación de camas" para las pacientes individuales, y ayudar en la atención de los recién nacidos y el "uso del equipo de protección personal" del personal del hospital, según el grupo de Goffman.

"Los nuevos datos proveen una oportunidad importante para proteger a las madres, a los bebés y a los equipos de atención de la salud durante esta difícil época", aseguraron los autores del estudio.

La Dra. Natalie Meirowitz es jefa de obstetricia y ginecología/medicina materna y fetal del Centro Médico Judío de Long Island, en New Hyde Park, Nueva York. Al leer los hallazgos del estudio, dijo que la tasa de infección con el coronavirus de las mujeres embarazadas "probablemente varía bastante entre las comunidades".

Y añadió que "las mujeres que reportan como asintomáticas podrían haber sido 'preasintomáticas', que desarrollaron síntomas solo después de recibir el alta del hospital".

Además, apuntó Meirowitz, "según nuestra experiencia, hay mujeres que clasificamos inicialmente como asintomáticas que luego recordaron síntomas menores, como una fiebre de grado bajo o disgeusia [la pérdida del sentido del gusto] en los días/semanas antes de tener resultados positivos en la prueba".

¿Y qué sucede con cualquier riesgo para el feto o el recién nacido? La mayoría de los informes señalan que hay un riesgo bajo de que el coronavirus se transmita de una madre infectada a su feto, según el Dr. Justin Brandt, profesor asistente de obstetricia y ginecología de la división de medicina materna y fetal de la Facultad de Medicina Robert Wood Johnson de la Universidad de Rutgers, en Nueva Jersey.

Pero algunas investigaciones sugieren que algunos recién nacidos de madres con la COVID-19 tienen anticuerpos específicos del coronavirus, lo que sugiere que se expusieron al virus en el útero.

"Necesitamos más datos para clarificar y corroborar este riesgo, pero quizá haya un motivo para preocuparse de la transmisión vertical y las afecciones asociadas, entre ellas los defectos congénitos, la enfermedad neonatal temprana y otras complicaciones", comentó Brandt en un comunicado de prensa de la Rutgers.

Mientras tanto, las mujeres embarazadas deben tomar precauciones especiales para evitar la infección, aconsejó.

Para reducir su riesgo de infección, las mujeres embarazadas deben practicar el distanciamiento social, quedarse en casa y evitar las reuniones públicas. Si tienen que salir de casa, se deben lavar las manos con regularidad, intentar no tocarse la cara, y permanecer a al menos seis pies (unos dos metros) de distancia de las personas que pudieran estar enfermas o cuyo estado sea desconocido, aconsejó Brandt.

Señaló que las madres embarazadas deben prepararse para estar en casa varios meses y almacenar comida, medicamentos comunes (incluyendo el Tylenol), termómetros y otros artículos para el hogar, como jabón, papel sanitario y detergente para lavar la ropa.

Cuando sea posible, use servicios de entregas a domicilio en lugar de acudir a los mercados y otras tiendas donde podría haber grupos de personas, añadió Brandt.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre el coronavirus y el embarazo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión