En EE. UU., es más probable que el agua de las comunidades minoritarias esté contaminada con metales tóxicos

MIÉRCOLES, 28 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- Las comunidades de EE. UU. con una mayor población hispana, amerindia o negra también tienen las concentraciones más altas de metales en los sistemas de aguas públicas, revela una nueva investigación.

Los investigadores de la Facultad de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York, encontraron unos niveles significativamente más altos de arsénico y uranio en el agua potable pública de las comunidades hispanas y de amerindios/nativos de Alaska en todo el país, además de las comunidades negras en el Oeste y en el Medio Oeste. Esas áreas tienen más arsénico y uranio.

En EE. UU., es más probable que el agua de las comunidades minoritarias esté contaminada con metales tóxicos

Los investigadores señalaron que este estudio solo se podía realizar ahora porque por fin hay estimados de las concentraciones de contaminantes disponibles para todos los sistemas de aguas públicas importantes.

"Nuestros hallazgos tienen una relevancia particular para la salud pública, porque no hay un nivel seguro de exposición al arsénico inorgánico y al uranio", advirtió la primera autora del estudio, la Dra. Irene Martínez Morata, candidata doctoral de ciencias de la salud ambiental.

"Estos hallazgos respaldan que las desigualdades en las exposiciones a los contaminantes en el agua pública son más intensas en las regiones con más residentes de comunidades de color que dependen de agua potable pública y con unas concentraciones más altas de contaminantes específicos en las fuentes de agua", explicó en un comunicado de prensa de la universidad.

La exposición al arsénico y al uranio se asocian con el cáncer, la enfermedad cardiaca y otros resultados de salud adversos.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE. UU. fija un nivel máximo de contaminante de 30 µg/L para el uranio y de 10 µg/L para el arsénico. Pero su meta no exigible por ley para ambos metales es de 0 µg/L, porque no hay un nivel seguro conocido de exposición a ninguno de los dos.

"Todas las comunidades, independientemente de su composición racial/étnica, merecen acceso a un agua potable limpia y de alta calidad", enfatizó Anne Nigra, profesora asistente de ciencias de la salud ambiental. "Nuestro análisis indica que esto no ocurre ahora en EE. UU. Incluso tras tomar en cuenta el estatus socioeconómico, las comunidades de color tienen más arsénico y uranio en su agua potable pública regulada".

En el estudio, los investigadores usaron estimados a nivel de los condados, basándose en los datos de monitorización pública disponibles más recientes, recogidos por la EPA.

Había concentraciones de arsénico en el agua disponibles para 2,585 condados, y de unario para 1,174.

El equipo de la investigación realizó unos análisis paralelos para cada grupo racial y étnico.

"La calidad del agua potable no se debería relacionar con la configuración racial/étnica de su comunidad", señaló Martínez Morata. "Nuestros hallazgos pueden avanzar las iniciativas de justicia ambiental, al orientar a la acción reguladora y al respaldo financiero y técnico federales, para proteger a las comunidades de color".

Los hallazgos del estudio se publicaron en una edición reciente en línea de la revista Nature Communications.

Visite un mapa interactivo de las concentraciones de metales en los sistemas de agua comunitarios a nivel de los condados.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre las sustancias que pueden contaminar al agua potable.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Columbia University, Mailman School of Public Health, news release, Dec. 14, 2022

Comparte tu opinión