En 2021 hubo otro gran descenso en la esperanza de vida de EE. UU.

JUEVES, 22 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- La esperanza de vida del estadounidense promedio al nacer sufrió otro gran revés en 2021, según los datos finales sobre las tasas de mortalidad de ese año de pandemia.

Mientras que en 2019 el estadounidense promedio podría haber previsto vivir hasta una edad promedio de 78.8 años, la esperanza de vida se redujo a 77 años en 2020, y entonces a 76.4 años en 2021, según los datos publicados el jueves por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

En 2021 hubo otro gran descenso en la esperanza de vida de EE. UU.

Esta es la esperanza de vida estimada más corta en EE. UU. desde 1996, anotó la agencia.

Por supuesto, los estragos de la COVID-19, que hasta ahora ha acabado con las vidas de más de 1.1 millones de estadounidenses, tienen gran parte de la culpa del declive. Pero los CDC informan que las sobredosis letales de drogas ilícitas, como el fentanilo, también aumentaron de forma marcada en 2021.

Visto de otra forma, "la tasa de mortalidad de toda la población de EE. UU. aumentó en un 5.3 por ciento", añadieron los CDC, "de 835.4 muertes por cada 100,000 miembros de la población en 2020 a 879.7 en 2021".

Las mujeres todavía pueden prever una vida más larga que los hombres: En 2021, la mujer promedio podía prever vivir hasta los 79.3 años, en promedio, y los hombres hasta los 73.5 años.

En cuanto a las causas de muerte de la mayoría de los estadounidenses, la enfermedad cardiaca siguió siendo la causa principal de muerte en 2021 (unas 174 muertes por cada 100,000 personas), seguida por el cáncer (unas 147 muertes por cada 100,000), y entonces la COVID-19 (unas 104 muertes por cada 100,000), señalaron los CDC.

De las 10 causas principales de muerte, las demás fueron, en orden, las lesiones accidentales, el accidente cerebrovascular (ACV), la EPOC y otras enfermedades respiratorias crónicas, la enfermedad de Alzheimer, la diabetes, la enfermedad hepática y la enfermedad renal.

Un segundo informe emitido por los CDC observó el aumento continuo en las muertes por sobredosis de drogas en Estados Unidos, y usó datos de 2001 hasta 2021.

Hubo malas noticias: fomentadas por la epidemia de abuso de opioides, y en particular por el letal fentanilo, las muertes por sobredosis tuvieron otro aumento considerable, de 28.3 muertes por cada 100,000 personas en 2020 a 32.4 en 2021.

"La tasa de muertes por sobredosis de drogas que implicaron a opioides sintéticos aparte de la metadona [drogas como el fentanilo, los análogos del fentanilo y el tramadol] aumentaron en un 22 por ciento", señalaron los CDC, "de 17.8 [por cada 100,000 personas] en 2020 a 21.8 en 2021".

Pero el fentanilo no fue el único culpable: las muertes por sobredosis vinculadas con la cocaína también aumentaron en un 22 por ciento de 2020 a 2021, y las sobredosis letales relacionadas con la metanfetamina aumentaron todo un tercio, añadió la agencia.

Hubo una buena noticia: las muertes por el abuso de la heroína se redujeron en un 32 por ciento en el mismo periodo, encontró el informe de los CDC.

Ambos informes fueron publicados en Data Brief del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los CDC.

Más información

Obtenga ayuda para luchar contra un problema de abuso de sustancias en la línea nacional de ayuda gratuita de la Administración de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental (SAMHSA).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: U.S. Centers for Disease Control and Prevention, news release, Dec. 22, 2022; NCHS Data Brief, Dec. 2022

Comparte tu opinión