El yoga y el mindfulness podrían ser poderosas herramientas para gestionar el azúcar en la sangre

MIÉRCOLES, 5 de octubre de 2022 (HealthDay News) -- El yoga, la meditación y otras prácticas de mindfulness podrían ayudar a las personas con diabetes tipo 2 a reducir su azúcar en la sangre, casi hasta el mismo nivel que los medicamentos estándar, como la metformina, sugiere un nuevo análisis.

Esto no significa que las personas deban cambiar su medicación por meditación. Todos los ensayos del análisis evaluaron prácticas de cuerpo y mente como adición al tratamiento estándar para la diabetes, no como un sustituto.

El yoga y el mindfulness podrían ser poderosas herramientas para gestionar el azúcar en la sangre

Hecha esta salvedad, los investigadores apuntaron que vale la pena probar el mindfulness.

"Agradecemos todas las herramientas que podamos obtener para [gestionar] la diabetes tipo 2", señaló la investigadora Fatimata Sanogo, estudiante de doctorado de la Facultad de Medicina Keck e la Universidad del Sur de California, en Los Ángeles.

Tan solo en Estados Unidos, más de 37 millones de personas tienen diabetes, y la mayoría tienen diabetes tipo 2, según los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. La diabetes tipo 2 surge cuando el cuerpo pierde su capacidad de usar la insulina, una hormona que lleva los azúcares de los alimentos a las células del cuerpo para que los usen como energía, de forma adecuada.

Como consecuencia, el azúcar se acumula en el torrente sanguíneo, lo que con el tiempo puede dañar a los vasos sanguíneos y los nervios. Muchas personas con diabetes desarrollan complicaciones como la enfermedad cardiaca, la insuficiencia renal, el daño nervioso en los pies y las piernas, y una enfermedad ocular que puede resultar en ceguera.

Controlar el azúcar en la sangre es clave para reducir estos riesgos.

Pero, a pesar de los varios medicamentos disponibles, apenas la mitad de las personas con diabetes tipo 2 bajan su azúcar en la sangre hasta los niveles recomendados, lamentó Sanogo.

Entonces Sanogo, que también es profesora de yoga, deseaba explorar las evidencias sobre las prácticas de mente y cuerpo. ¿Pueden ayudar a las personas con diabetes a controlar mejor su afección?

En el estudio, ella y sus colegas reunieron 28 ensayos clínicos publicados que habían evaluado varias prácticas. La mayoría se enfocaron en el yoga, que en general combina posturas físicas, prácticas de respiración y meditación. Diez ensayos evaluaron el qigong, las imágenes guiadas, la meditación o la reducción del estrés basada en mindfulness, que es un programa estandarizado que incluye meditación y yoga, y que enseña a las personas a usar el mindfulness para afrontar los estresores diarios.

En general, encontraron los investigadores, las prácticas ayudaron a las personas con diabetes tipo 2 a reducir su A1c, que es una medida de los niveles promedio de azúcar en la sangre en los tres últimos meses.

Usualmente, las personas con diabetes deben mantener su A1c por debajo de un 7 por ciento. En estos ensayos, las prácticas de cuerpo mente redujeron el A1c de los participantes en poco más de un 0.8 por ciento, en promedio. Esa reducción, anotaron los autores del estudio, se acerca a lo que los ensayos sobre la metformina han mostrado, en que la A1c se ha reducido en alrededor de un 1 por ciento.

"El tamaño del efecto es bastante grande", aseguró el investigador sénior, Richard Watanabe, profesor de la Keck. "Pienso que no anticipábamos ver un efecto de esa magnitud".

Afirmó que los hallazgos también resaltan la importancia de la frecuencia, al menos cuando se trata del yoga. En esos estudios, las personas que practicaban con una mayor frecuencia (incluso a diario) experimentaron un mayor beneficio en la A1c.

¿Por qué ayuda el mindfulness? Los investigadores creen que se relaciona con la reducción del estrés, aunque los puntos específicos no están claros del todo. Podría haber efectos indirectos, en que el alivio del estrés haga que la gestión diaria de la diabetes sea más fácil. También podría haber unos efectos biológicos directos, en que una reducción en las hormonas del estrés ayude a aliviar la inflamación sistémica del cuerpo y a reducir el azúcar en la sangre.

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente en línea de la revista Journal of Integrative and Complementary Medicine.

El Dr. Eliud Sifonte es endocrinólogo de NYU Langone Medical Associates, en West Palm Beach, Florida. Afirmó que es común que los pacientes están interesados en formas no farmacológicas de mejorar su azúcar en la sangre.

Y sin duda es razonable que las personas con diabetes tipo 2 prueben las prácticas de mente y cuerpo, planteó Sifonte, que no participó en el estudio.

"Siempre recomendamos las intervenciones de estilo de vida", señaló, y anotó que hay bastantes evidencias de que las personas con diabetes pueden mejorar el control del azúcar en la sangre, y la salud en general, mediante el ejercicio y los cambios en la dieta.

Las prácticas de mente y cuerpo pueden caber dentro de esto, aseguró Sifonte. Lo importante es que las personas encuentren unos hábitos de vida saludable que disfruten, para que los puedan mantener. En cuanto al yoga, anotó Sifonte, las personas deben saber que hay distintos estilos, desde suaves hasta más vigorosos, y que elijan lo que resulte adecuado para ellas.

Sanogo añadió que aunque las prácticas de mente y cuerpo son de bajo riesgo, el acceso puede ser un obstáculo. No todo el mundo puede encontrar una clase que sea conveniente y asequible.

Pero hay muchas aplicaciones y fuentes en línea gratuitas, donde las personas pueden aprender o ser guiadas durante una meditación y otras prácticas de mente y cuerpo.

Más información

La Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) ofrece más información sobre la gestión de la diabetes tipo 2

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Fatimata Sanogo, PhD student, department of population and public health sciences, Keck School of Medicine of University of Southern California (USC), Los Angeles; Richard M. Watanabe, PhD, professor, population and public health sciences, and physiology and neuroscience, Keck School of Medicine of USC, Los Angeles; Eliud Sifonte, MD, endocrinology, diabetes and metabolism, NYU Langone Medical Associates - West Palm Beach, West Palm Beach, Fla., and clinical assistant professor, NYU Grossman School of Medicine, New York City; Journal of Integrative and Complementary Medicine, Sept. 7, 2022, online

Comparte tu opinión