El uso reciente de marihuana se vincula con un aumento en el riesgo de ataque cardiaco de los adultos jóvenes

MARTES, 7 de septiembre de 2021 (HealthDay News) -- La marihuana se ha vinculado con el doble de riesgo de un ataque cardiaco en los adultos más jóvenes, independientemente de la forma en que la consumen, informa un estudio reciente.

Los investigadores encontraron que las personas de 18 a 44 años que habían consumido marihuana más de dos veces tenían el doble de probabilidades de sufrir un ataque cardiaco, en comparación con los no usuarios, independientemente de si la fumaban, vapeaban o comían.

El uso reciente de marihuana se vincula con un aumento en el riesgo de ataque cardiaco de los adultos jóvenes

"Encontramos que no solo fumar tenía este tipo de efecto. El tamaño del efecto fue bastante similar independientemente de cómo las personas consumían el cannabis", señaló el investigador principal, el Dr. Karim Ladha, anestesiólogo y profesor asistente del Instituto de Políticas, Administración y Evaluación de la Salud de la Universidad de Toronto.

Además, el riesgo de ataque cardiaco del usuario aumentó con la cantidad de marihuana que consumía, encontró el estudio.

Las personas que usaban marihuana más de cuatro veces al mes presentaban un aumento del 230 por ciento en el riesgo de un ataque cardiaco, mientras que los usuarios menos frecuentes tenían un aumento en el riesgo de más o menos un 50 por ciento, muestran los resultados.

Los resultados sugieren que los compuestos químicos de la marihuana, como el THC, que provoca la intoxicación, podrían aumentar el riesgo de ataque cardiaco, dijo Ladha.

"Con todos los cambios respecto a la legalización del cannabis por todo Estados Unidos y Canadá, hay una gran suposición de que el cannabis ha existido durante miles de años, que es una planta segura, una droga segura", apuntó Ladha. "Pero la realidad es que el cannabis que existe hoy en día es muy distinto al que las personas usaban, incluso hace dos décadas".

En este estudio, los investigadores analizaron dos años de datos de encuestas (2017 y 2018) reunidos por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. sobre más de 33,000 personas de 18 a 44 años.

Alrededor de un 17 por ciento habían usado marihuana en los 30 días anteriores. Un 1.3 por ciento de los usuarios de marihuana (61 de 4,610) sufrieron ataques cardiacos, en comparación con un 0.8 por ciento de los no usuarios (240 de 28,563).

El bajo número total de ataques cardiacos hizo que Mitch Earleywine, profesor de psicología de la Universidad Estatal de Nueva York, en Albany, cuestionara la fuerza que el efecto potencial de la marihuana pudiera en realidad tener en la salud cardiaca.

"Tengamos en cuenta el hecho de que es muy fácil duplicar un número si es muy bajo en primer lugar", comentó Earleywine, miembro de la junta asesora de NORML, que promueve la legalización de la marihuana. "En realidad la diferencia absoluta es literalmente de un 0.5 por ciento".

Sin embargo, los investigadores encontraron una asociación entre el consumo de marihuana y el ataque cardiaco incluso tras controlar otras cosas que ponen en riesgo a la salud del corazón, entre ellas fumar, beber alcohol y las enfermedades crónicas.

Estudios anteriores han mostrado que el THC puede aumentar la frecuencia cardiaca y provocar latidos cardiacos irregulares, advirtió Ladha.

"Esto aumenta la cantidad de oxígeno que el corazón necesita para funcionar. Cuando va rápido, necesita más oxígeno", aseguró.

También hay ciertas evidencias de que el THC puede interferir con el suministro de oxígeno al músculo cardiaco, apuntó Ladha.

"Hay un gran desequilibrio entre el suministro y la demanda de oxígeno, que fundamentalmente conduce a un ataque cardiaco", comentó.

Ladha anotó que la marihuana crecientemente potente de hoy en día podría estar contribuyendo al riesgo adicional para la salud del corazón.

"Ha habido un tremendo aumento en la cantidad de THC, y como resultado, muchas de las suposiciones y el conocimiento que pensábamos que teníamos sobre las implicaciones de salud pública del uso generalizado del cannabis en realidad no aplican a lo que está sucediendo hoy en día", dijo Ladha.

El Dr. Scott Krakower, psiquiatra tratante del Hospital Zucker Hillside en Glen Oaks, Nueva York, revisó los hallazgos, y se mostró de acuerdo en que "biológicamente, sin duda hay un riesgo cardiaco entre los fumadores empedernidos de marihuana".

El alcance de ese riesgo se aclarará con el tiempo, a medida que más personas en los estados con marihuana recreativa consumen la droga, planteó Krakower.

"Es difícil decir qué sucederá al 100 por ciento", dijo. "Los resultados se verán dentro de 15 años".

Por su parte, Earleywine espera que el estudio sirva como recordatorio de la importancia de una buena salud cardiaca.

"Espero que estos datos puedan inspirar a todo el mundo a mejorar sus dietas, hacer ejercicio con una mayor regularidad, y tomar unos momentos cada día para reducir su estrés", añadió. "Pero temo que estos resultados se malinterpreten como algún tipo de lógica para volver a la prohibición".

Los hallazgos se publicaron en la edición del 7 de septiembre de la revista Canadian Medical Association Journal.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre los efectos de la marihuana en la salud.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Karim Ladha, MD, MSc, anesthesiologist and assistant professor, Institute of Health Policy, Management and Evaluation, University of Toronto, Canada; Mitch Earleywine, PhD, professor, psychology at the State University of New York at Albany; Scott Krakower, DO, attending psychiatrist, Zucker Hillside Hospital, Glen Oaks, N.Y.; Canadian Medical Association Journal, Sept. 7, 2021

Comparte tu opinión