El uso de desinfectantes en el trabajo de mamá se vincula con el eczema y el asma en los niños

MARTES, 29 de marzo de 2022 (HealthDay News) -- Si usted trabaja y planifica quedar embarazada, tenga en cuenta un nuevo estudio que advierte que las mujeres embarazadas que trabajan en hospitales y se exponen a desinfectantes son más propensas a tener hijos que sufran de asma y eczema.

Los investigadores japoneses se enfocaron en el uso ocupacional de los desinfectantes, no en el uso de desinfectantes del público general, anotó el autor del estudio, el Dr. Reiji Kojima.

El uso de desinfectantes en el trabajo de mamá se vincula con el eczema y el asma en los niños

"El estudio encontró que el uso ocupacional de desinfectantes durante el embarazo aumentaba el riesgo de que los niños desarrollaran asma y eczema. Pero todavía se debe validar este resultado respecto al impacto del uso de desinfectantes en general", comentó Kojima, del departamento de ciencias de la salud de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yamanashi.

"Hay un beneficio claro del uso de desinfectantes en una pandemia de infección con un coronavirus, así que pienso que los desinfectantes se deben seguir usando", añadió Kojima.

En el estudio, los investigadores incluyeron a más de 78,000 pares de madres e hijos que participaron en el Estudio de ambiente y niños de Japón.

El equipo encontró que las probabilidades de que los niños de 3 años tuvieran asma o eczema fueron significativamente más altas si sus madres habían utilizado desinfectantes entre una y seis veces por semana, en comparación con los niños cuyas madres no usaban desinfectantes en el trabajo: aquellos cuyas madres usaban desinfectantes a diario tenían unas probabilidades un 26 por ciento más altas de un diagnóstico de asma y unas probabilidades un 29 por ciento más altas de eczema, en comparación con los niños cuyas nadres no tenían una exposición a los desinfectantes relacionada con el trabajo.

El estudio fue observacional, y no podía determinar una causa, pero los investigadores ofrecieron algunas sugerencias.

Tal vez los desinfectantes afecten al microbioma, y tengan un efecto en la microflora intestinal y cutánea tanto de la madre como del niño. O quizá esté mediado por la inmunidad, lo que significaría que la exposición a ciertos compuestos afectan al feto en el útero.

Otra posibilidad es que estas madres tengan más conocimientos médicos y hayan buscado más atención de la salud para sus hijos, anotaron los autores del estudio.

"Pienso que se dice que el microbioma está implicado en el desarrollo de la enfermedad alérgica en los niños, así que es posible que el uso de desinfectantes provoque cambios en el microbioma", apuntó Kojima. "Y también es posible que las personas en una profesión en que se usan desinfectantes se expongan a otros compuestos que podrían haber contribuido al resultado presente. Pienso que se necesita más información para esclarecer el mecanismo".

Entre otros factores que se asocian con que los niños pequeños desarrollen asma o eczema se encuentran la exposición prenatal a fumar, las sustancias químicas, el moho y los contaminantes atmosféricos, apuntaron los investigadores en el informe. La genética también tiene un rol.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 28 de marzo de la revista Occupational & Environmental Medicine.

La lactancia materna se asocia con un riesgo más bajo de asma, anotó el Dr. Jon Romeo, alergólogo clínico en ejercicio en Raleigh, Carolina del Norte, y presidente del comité de asma del Colegio Americano de Alergias Asma e Inmunología (American College of Allergy, Asthma and Immunology). Romeo no participó en el nuevo estudio.

Un número significativo de niños sufren de sibilancia transitoria en los primeros cinco años de vida, que superan al crecer y que no es asma, anotó Romeo.

"No pienso que haya una sola cosa que provoque el desarrollo de asma de forma automática", comentó Romeo.

Aunque el tamaño del estudio es un punto fuerte, una limitación es que el uso de los desinfectantes fue autorreportado, y no se especificaron los agentes de limpieza. Entre los desinfectantes que se sabe que se usan con frecuencia en el campo médico se encuentran el alcohol, la clorhexidina y las sales de amonio cuaternario.

Los desinfectante de manos con alcohol tienden a ser más un irritante que un alérgeno, añadió Romeo.

La exposición a los desinfectantes en los ambientes ocupacionales ya se había asociado antes con el asma y la dermatitis en los individuos que los usan.

"Tendría algo de cuidado respecto a realizar recomendaciones generales a partir de un estudio en particular, pero pienso que, sin duda, sabiendo lo que sabemos sobre la exposición postnatal a algunos de estos desinfectantes e irritantes y el riesgo de asma asociado, es algo importante que considerar", enfatizó Romeo.

"Si la exposición prenatal a estas cosas en el historial de la madre podría aumentar o no el riesgo de que su hijo desarrolle asma, es algo que pienso que sin duda se debe explorar más", añadió Romeo. "Pienso que es magnífico que los autores pudieran resaltar esta asociación. Supongo que hará que se realicen estudios adicionales en el futuro".

Más información

El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU. ofrece más información sobre el eczema y el asma.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Reiji Kojima, MD, PhD, department of health sciences, school of medicine, University of Yamanashi, Japan; Jon Romeo, DO, clinical practicing allergist, Allergy Partners of the Triangle, Raleigh, N.C., and chair, American College of Allergy, Asthma and Immunology asthma committee; Occupational & Environmental Science, March 28, 2022, online

Comparte tu opinión