El 'trauma climático': observan cambios en el cerebro de sobrevivientes del incendio más letal de California

LUNES, 23 de enero de 2023 (HealthDay News) -- Cuando el letal incendio Camp Fire arrasó el norte de California en 2018, quizá haya dañado más que el paisaje.

Unos investigadores de la Universidad de California, en San Diego, que estudiaron el funcionamiento mental de los sobrevivientes al incendio forestal más letal y destructivo de la historia del estado encontraron evidencias de "trauma climático".

El 'trauma climático': observan cambios en el cerebro de sobrevivientes del incendio más letal de California

El incendio de noviembre de 2019 quemó 239 millas cuadradas (619 kilómetros cuadrados), destruyó a 18,804 estructuras, y acabó con las vidas de 85 personas.

"En este estudio, deseábamos averiguar si y cómo el trauma climático afectaba y alteraba a las funciones cognitivas y cerebrales de un grupo de personas que lo habían experimentado durante el incendio Camp Fire", comentó Jyoti Mishra, profesora asociada de psiquiatría y directora asociada de la Iniciativa de Clima y Salud Mental de la UC.

"Encontramos que los que fueron afectados, directa o indirectamente, mostraban un procesamiento de interferencias más débil", señaló en un comunicado de prensa de la universidad. "Este desempeño cognitivo debilitado podría entonces afectar a su funcionamiento diario y reducir su bienestar".

Para funcionar bien, el cerebro debe procesar la información y gestionar los recuerdos que ayudan a una persona a alcanzar las metas, al mismo tiempo que elimina las distracciones nocivas, aclaró Mishra.

Está bien documentado que los eventos climáticos extremos tienen unos significativos efectos psicológicos.

"Las temperaturas en aumento, por ejemplo, se han vinculado con unas tasas más altas de suicidio", apuntó Mishra. "A medida que el calentamiento planetario se amplifica, se prevén más incendios forestales en California y en todo el mundo, con unas implicaciones significativas para los efectos en la salud mental".

El estudio incluyó a 27 personas que se expusieron directamente al incendio Camp Fire, en el condado de Butte. Por ejemplo, sus hogares fueron destruidos. También incluyó a 21 que se expusieron indirectamente, lo que significa que fueron testigos del incendio pero no sufrieron efectos directos. El último grupo fue conformado por 27 individuos con fines de control.

Todos los participantes se sometieron a pruebas cognitivas con unos registros cerebrales sincronizados mediante electroencefalografía (EEG).

Alrededor de un 67 por ciento de los participantes con una exposición directa al incendio reportaron que habían experimentado un trauma psicológico reciente, al igual que un 14 por ciento de los que se expusieron de forma indirecta. Ninguno del grupo de control reportó una exposición reciente al trauma.

Los registros de EEG mostraron que los cerebros de las personas que reportaron traumas tenían más problemas para procesar la información y tomar decisiones. Los investigadores dijeron que esto sugiere un esfuerzo por compensar, pero a costa de un aumento potencial en el riesgo de disfunción neurológica.

Este "trauma climático" en los residentes afectados resultó en unos problemas de salud mental más grandes y crónicos, por ejemplo el trastorno por estrés postraumático y la depresión.

"Las evidencias de una reducción en el procesamiento de las interferencias, junto con las respuestas alteradas de la función cerebral, son útiles, ya que pueden orientar los esfuerzos de desarrollar estrategias de intervención de resiliencia", apuntó Mishra.

"A medida que el planeta se calienta, cada vez más individuos se enfrentarán a exposiciones climáticas extremas, y contar con las herramientas terapéuticas que puedan abordar los problemas neurocognitivos subyacentes será un complemento importante para otras terapias socioconductuales", añadió.

Los hallazgos del estudio se publicaron en la edición en línea del 18 de enero de la revista PLOS Climate.

Más información

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE. UU. ofrece más información sobre el cambio climático.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of California, San Diego, news release, Jan. 19, 2023

Comparte tu opinión