El tratamiento para la depresión comienza a cambiar el cerebro en 6 semanas

MIÉRCOLES, 2 de noviembre de 2022 (HealthDay News) -- Una nueva investigación revela que el cerebro es mucho más flexible de lo que se pensaba, y que puede cambiar con rapidez durante el tratamiento para la depresión mayor.

Unas personas que recibían tratamiento como pacientes internos para la depresión mayor experimentaron un aumento en la conectividad cerebral en apenas seis semanas, informan unos investigadores alemanes.

El tratamiento para la depresión comienza a cambiar el cerebro en 6 semanas

Compararon la conectividad cerebral (cuando las distintas regiones del cerebro funcionan juntas para generar el pensamiento, la emoción y la conducta) de 109 pacientes con una depresión grave con la de un grupo de control de 55 voluntarios sin depresión. Usaron IRM para identificar cuáles áreas del cerebro se comunicaban con otras, antes y después del tratamiento.

"Encontramos que el tratamiento para la depresión cambiaba la infraestructura del cerebro, lo que contradice las expectativas anteriores. Los pacientes tratados mostraron un mayor número de conexiones que las que habían mostrado antes del tratamiento", señaló el investigador principal, Jonathan Repple, que formaba parte del equipo de la Universidad de Münster que realizó el estudio. Ahora, es profesor de psiquiatría predictiva de la Universidad de Frankfurt.

La investigación se presentó en una reunión reciente del Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología (European College of Neuropsychopharmacology), que se celebró en Viena y en línea.

En el estudio, los pacientes con depresión fueron tratados con terapia electroconvulsiva (TEC), terapia psicológica o medicamentos, o una combinación de todas las terapias.

Entonces, los investigadores volvieron a escanear los cerebros de los pacientes, y contaron el número de conexiones. También reevaluaron la depresión.

La conclusión fue que los pacientes que mostraron la mayor respuesta al tratamiento habían desarrollado más conexiones nuevas que los que mostraron poca respuesta, dijo Repple.

"Un segundo escáner que mostró que no hay efectos en el tiempo en los controles sanos respalda nuestros hallazgos de que observamos algo que se relaciona con la enfermedad y, lo que es más importante, con el tratamiento de la enfermedad", planteó Repple en un comunicado de prensa de la reunión.

"Encontramos que estos cambios sucedieron a lo largo de un periodo de unas seis semanas, nos sorprendió la velocidad de la respuesta", añadió. "No tenemos una explicación sobre cómo suceden estos cambios, o por qué deberían suceder con formas de tratamiento tan distintas".

Los resultados concuerdan con la creencia actual de que el cerebro tiene mucha más flexibilidad para adaptarse de lo que se creía antes.

Crear cambios en el cerebro a lo largo del tiempo es uno de los principales objetivos de los tratamientos para la depresión, que incluyen a los antidepresivos, la psicoterapia y la terapia electroconvulsiva. Pero la investigación sobre las respuestas específicas al tratamiento es limitada, apuntaron los autores del estudio.

La próxima pregunta es si los distintos tratamientos quizá puedan cambiar las redes cerebrales a las que se dirigen, o si las alteraciones en las redes cerebrales se pueden utilizar para elegir cuál terapia será útil.

Los hallazgos presentados en reuniones médicas se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Más información

El Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU. ofrece más información sobre la depresión.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: European College of Neuropsychopharmacology, news release, Oct. 17, 2022

Comparte tu opinión