El THC de la marihuana permanece en la leche materna durante semanas, según un estudio

JUEVES, 11 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- El tetrahidrocannabinol (THC) , el ingrediente psicoactivo de la marihuana, permanece en la leche materna durante hasta seis semanas, y podría ser nocivo para los bebés, advierte un estudio reciente.

Los investigadores afirmaron que el hallazgo respalda las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) y otros de que las mujeres no deben usar marihuana mientras estén embarazadas o lactando.

El THC de la marihuana permanece en la leche materna durante semanas, según un estudio

"Igual que ahora advertimos a las madres que eviten el tabaco y el alcohol durante el embarazo, recomendamos que todos los profesionales clínicos aconsejen a las mujeres que están embarazadas o que están pensando en quedar embarazadas que se abstengan de la marihuana a lo largo de todo el embarazo y en el periodo postparto", enfatizó la investigadora sénior, la Dra. Maya Bunik, directora médica de la Clínica de Salud Pediátrica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado, en Aurora.

Los médicos deben desalentar el uso de la marihuana para proveer los mejores resultados y permitir la lactancia materna más segura, dijo Bunik.

Debido a la legalización de la marihuana, es importante reconocer que las mujeres embarazadas y lactantes y sus bebés son una población vulnerable, y que "es imperativo ser cautos", explicó.

"Hay una urgente necesidad de salud pública de más investigación para cuantificar los efectos a largo plazo del uso perinatal de la marihuana en los bebés y los niños, además de evaluar los motivos del consumo materno y el respaldo para las madres que tienen problemas con la abstinencia", planteó Bunik.

El estudio incluyó a 25 mujeres que habían usado marihuana durante el embarazo y que dieron a luz entre el 1 de noviembre de 2016 y el 30 de junio de 2019. De ellas, siete mujeres dejaron de usar marihuana durante más de cinco semanas durante el periodo del estudio.

Las mujeres que usaban marihuana les dijeron a los investigadores que lo hacían para afrontar el estrés, dormir mejor o aliviar el dolor.

La mayoría usaban marihuana al menos tres veces por semana, dijo Bunik.

Aunque las concentraciones de THC variaron entre las mujeres, lo excretaban en la leche materna durante al menos seis semanas tras dejar de usar marihuana. Cuando el estudio finalizó, todas tenían unos niveles detectables de THC en la leche del seno.

El THC en la leche materna podría tener unas graves consecuencias para los bebés, advirtió Bunik.

Unas investigaciones de décadas de antigüedad mostraron unos problemas significativos relacionados con el consumo de la marihuana durante el embarazo y la lactancia, anotó. Estos problemas incluían efectos en el desarrollo del cerebro infantil y problemas de aprendizaje, entre ellos de la atención, el control de los impulsos, y señales tempranas de ansiedad y depresión.

"Hoy en día, los productos de marihuana son de cinco a seis veces más potentes que cuando se iniciaron esos estudios, que condujeron a las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists) y la Academia de Medicina de la Lactancia (Academy of Breastfeeding Medicine) de abstenerse del consumo de marihuana durante el embarazo y la lactancia", señaló Bunik.

La Dra. Roya Samuels, pediatra del Centro Médico Pediátrico Cohen en New Hyde Park, Nueva York, comentó que las mujeres embarazadas y lactantes que usan marihuana tal vez necesiten ayuda para dejar la droga.

"Las madres lactantes deberían ser cautelosas respecto a la utilización de la marihuana, dado que puede pasar a sus bebés", dijo Samuels, y añadió que sus efectos a corto y a largo plazo en el desarrollo del cerebro infantil se desconocen.

"Es alarmante escuchar sobre la incidencia del uso de la marihuana entre las madres embarazadas y lactantes", dijo Samuels. "Si se supone que esta población consume la droga como forma de alivio del estrés, tal vez se deban implementar más sistemas de respaldo para ayudar a las madres a aprender a usar unos mecanismos de afrontamiento saludables en este difícil periodo".

Los profesionales de la salud conductual, los obstetras y los pediatras tienen roles esenciales en la evaluación de los factores de riesgo subyacentes de abuso de sustancias en las mujeres, como la ansiedad y la depresión, aseguró.

"La identificación adecuada de las nuevas madres en riesgo y la educación y el respaldo efectivos para que estas madres resuelvan los problemas de salud mental o los niveles elevados de estrés podrían ayudar a frenar el consumo de marihuana en esta población de pacientes, lo que a su vez protegería también a la vulnerable población infantil", añadió Samuels.

El estudio aparece en la edición en línea del 8 de marzo de la revista JAMA Pediatrics.

Más información

Para más información sobre la marihuana y el embarazo, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Maya Bunik, MD, MPH, professor, pediatrics, and medical director, Child Health Clinic, Primary Care, University of Colorado School of Medicine, Aurora; Roya Samuels, MD, pediatrician, Cohen Children's Medical Center, New Hyde Park, N.Y.; JAMA Pediatrics, March 8, 2021, online

Comparte tu opinión