El riesgo de suicidio aumenta cuando aparece el cáncer

VIERNES, 20 de enero de 2023 (HealthDay News) -- Un diagnóstico de cáncer puede ser devastador.

Ahora, una nueva investigación muestra que los pacientes diagnosticados con un cáncer tienen un riesgo de suicidio que es un 26 por ciento más alto que el de la población general.

El riesgo de suicidio aumenta cuando aparece el cáncer

Una variedad de factores contribuyen a este riesgo elevado, entre ellos la geografía, la raza y la etnia, el estatus socioeconómico y las características clínicas, encontraron los investigadores de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society, ACS).

El estudio también mostró un declive en el riesgo elevado entre los pacientes de cáncer en comparación con la población general, de un 67 por ciento en 2000 a un 16 por ciento en 2016.

"Nuestros hallazgos resaltan la importancia de una gestión de síntomas y unas intervenciones oportunas para la prevención del suicidio en los individuos con un cáncer", planteó la autora sénior, Xuesong Han, directora científica de investigación en servicios de salud de la ACS.

"Esto requiere los esfuerzos conjuntos de los gobiernos federales y estatales, además de los proveedores de atención de la salud, para garantizar una cobertura de seguro de salud integral para la atención psicooncológica, psicosocial y paliativa, el desarrollo de unas directrices clínicas adecuadas para la detección del riesgo de suicidio, y la inclusión de la prevención del suicidio en los planes de atención de los sobrevivientes", señaló Han en un comunicado de prensa de la sociedad.

Su equipo analizó los datos de 16.8 millones de individuos diagnosticados con cáncer en 43 estados entre 2000 y 2016.

Durante ese tiempo, casi 20,800 personas con cáncer murieron por suicidio.

Este riesgo elevado de suicidio se observó en todos los grupos demográficos, con un riesgo particularmente más alto entre las personas que eran hispanas, que no tenían seguro, que estaban cubiertas por Medicaid, o que tenían menos de 64 años y estaban en Medicare.

El riesgo más alto de suicidio fue en los seis meses posteriores a un diagnóstico de cáncer. Esta tasa fue más de siete veces más alta que en la población general.

Se observaron unos riesgos relativamente más altos de suicidio entre las personas que tenían un cáncer con un mal pronóstico y una alta carga de síntomas en los dos primeros años tras el diagnóstico. Esto incluyó a los cánceres de la cavidad oral y de la faringe, del esófago, del estómago, del cerebro, del páncreas y de pulmón.

Tras dos años, los que tenía cánceres que podían provocar deterioros a largo plazo en la calidad de vida, por ejemplo de la cavidad oral y la faringe, de mama en mujeres, uterino, de vejiga y leucemia, tenían unos riesgos de suicidio más altos.

"La tendencia general decreciente en el riesgo de suicidio sugiere un rol positivo de la promoción coincidente de la atención psicosocial y paliativa y los avances en el control de los síntomas y la gestión del dolor", afirmó la autora principal, Xin Hu, candidata doctoral e investigadora de la Universidad de Emory, en Atlanta.

"Pero se debe hacer más. Examinar las asociaciones entre los factores clínicos, como el tratamiento del cáncer, además de los factores de política y el riesgo de suicidio, y evaluar las intervenciones psicosociales, son áreas importantes para las investigaciones futuras", planteó Hu en el comunicado.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 20 de enero de la revista JAMA Network Open.

Más información

La Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology, ASCO) ofrece más información sobre las señales de depresión en los pacientes con cáncer.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Cancer Society, news release, Jan. 20, 2023

Comparte tu opinión