El Primer Ministro de RU dice que la variante británica de la COVID podría ser más letal

El Primer Ministro de RU dice que la variante británica de la COVID podría ser más letal

VIERNES, 22 de enero de 2021 (HealthDay News) -- El Primer Ministro británico, Boris Johnson, advirtió el viernes que una nueva variante de coronavirus, que es más infecciosa y que se detectó por primera vez en Reino Unido a finales del año pasado, también podría ser más letal.

Ya se sabía que la nueva variante, que desde entonces se ha encontrado en varios países, entre ellos Estados Unidos, era mucho más infecciosa que el coronavirus original. Algunos estudios han sugerido que es entre un 50 y un 70 por ciento más transmisible, reportó el Washington Post.

Pero para empeorar las cosas, Johnson y sus asesores sugirieron durante una conferencia de prensa que la nueva variante podría acabar con más vidas de las personas a las que infecta.

"Además de propagarse con una mayor rapidez, ahora también parece que hay ciertas evidencias de que la nueva variante, que se identificó primero en Londres y en el sureste [de Inglaterra], podría asociarse con un mayor grado de mortalidad", declaró Johnson a BBC News.

Pero Sir Patrick Vallance, el principal asesor científico del gobierno británico, describió a los datos que se han recolectado como "todavía no muy firmes".

"Deseo enfatizar que hay mucha incertidumbre respecto a estas cifras, y que necesitamos más trabajo para entenderlo bien, pero sin duda hay la preocupación de que implique un aumento en la mortalidad además de un aumento en la transmisibilidad", dijo Vallance a BBC News.

Anotó que los datos sugieren que, entre 1,000 hombres de Inglaterra de a partir de 60 años, el virus original acabaría con las vidas de 10, mientras que la nueva variante mataría a 13 o 14, reportó el Post. Esto equivale a una mortalidad alrededor de un 30 por ciento más alta.

Las autoridades de salud federales de EE. UU. dijeron hace poco que es probable que la variante británica se haya vuelto dominante en este país en marzo.

Hasta ahora, las autoridades públicas han enfatizado que la nueva variante no parece hacer que las personas enfermen con una mayor gravedad ni aumenta las muertes.

A pesar de los preocupantes acontecimientos, tanto Johnson como Vallance enfatizaron que las evidencias tempranas muestran que las vacunas existentes siguen siendo efectivas contra el virus original y las nuevas variantes.

Además de la variante británica, unas nuevas mutaciones descubiertas en Sudáfrica y Brasil también se están vigilando de cerca. Apenas esta semana, un nuevo estudio sugirió que las personas que han tenido COVID-19 o que se han vacunado podrían de cualquier forma infectarse con la variante sudafricana, que todavía no se ha detectado en Estados Unidos.

"Creo que deberíamos alarmarnos", declaró a CNN la autora sénior del estudio, Penny Moore, profesora asociada del Instituto Nacional de Enfermedades Contagiosas de Sudáfrica. Los resultados de su equipo se publicaron en el servidor previo a la impresión BioRxiv, y todavía no han sido revisados por profesionales.

"Según los datos de Penny, es probable que la vacuna sea algo menos efectiva, pero no sabemos cuánto se reducirá la efectividad", dijo a CNN David Montefiori, virólogo del Centro Médico de la Universidad de Duke. "Esta es la primera vez que me preocupa que una variante evada de forma parcial a la respuesta inmunitaria, y que evada de forma parcial a la vacuna".

Ambos expertos enfatizaron que las personas deben vacunarse de cualquier forma. Es extremadamente efectiva contra otras formas del virus, y creen que es probable que siga proveyendo algún nivel de protección contra las nuevas variantes.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la variante británica de la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Washington Post; BBC News; CNN

Comparte tu opinión