El insomnio provoca un gran aumento en el riesgo de ataque cardiaco, según un estudio

LUNES, 27 de febrero de 2023 (HealthDay News) -- Las personas que tienen problemas para quedarse o permanecer dormidas son más propensas a sufrir un ataque cardiaco.

Esta es la principal conclusión de una nueva investigación que vincula el insomnio con los problemas cardiacos. En específico, las personas con insomnio tenían un 69 por ciento más de probabilidades de sufrir un ataque cardiaco que las personas sin el trastorno del sueño. Estas tasas fueron incluso más altas entre las personas que tenían tanto diabetes como insomnio, mostró el estudio.

El insomnio provoca un gran aumento en el riesgo de ataque cardiaco, según un estudio

"El insomnio estresa al cuerpo, lo que desencadena la liberación de [la hormona del estrés] cortisol, y puede acelerar la aterosclerosis", advirtió la autora del estudio, Yomna Dean, estudiante de medicina de la Universidad de Alejandría en Alejandría, Egipto. La aterosclerosis se refiere a la acumulación de placa en y sobre las paredes de las arterias, lo que puede preparar el escenario para un ataque cardiaco.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 25 de febrero de la revista Clinical Cardiology, y se presentarán el 6 de marzo en una reunión conjunta del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology) y el Congreso Mundial de Cardiología (World Congress of Cardiology), en Nueva Orleáns.

En el estudio, Dean y sus colegas reunieron los datos de más de 1,200 estudios que incluyeron a cerca de 1.2 millones de adultos. De ellos, casi un 13 por ciento (cerca de 154,000) tenían insomnio. La mayoría no tenían antecedentes de ataque cardiaco.

Tras nueve años de seguimiento, más o menos 2,400 personas de las que tenían insomnio, y casi 12,400 sin insomnio, sufrieron un ataque cardiaco.

Las personas que dormían cinco horas o menos por noche tenían el mayor riesgo de ataque cardiaco, mostró el estudio.

Un exceso de sueño tampoco es bueno para el corazón.

Las personas que dormían seis horas o menos tenían un riesgo más bajo que las que dormían nueve horas. "Nos sorprendió", afirmó Dean durante una conferencia de prensa.

Las personas que tenían problemas para conciliar o mantener el sueño tenían un 13 por ciento más de probabilidades de sufrir un ataque cardiaco, en comparación con las que no presentaban estos problemas. Otros síntomas del insomnio, como un sueño no reparador y la somnolencia diurna, no afectaron el riesgo de ataque cardiaco, mostró el estudio.

Además, las personas mayores con insomnio tenían el doble de riesgo de sufrir un ataque cardiaco que sus contrapartes sin el trastorno del sueño. Los jóvenes con insomnio también tenían un riesgo más alto de ataque cardiaco. Estos hallazgos se sostuvieron incluso después de que los investigadores controlaran otros factores de riesgo del ataque cardiaco, como la edad y el estatus de tabaquismo.

Unos expertos independientes se mostraron de acuerdo en que el sueño se debe tomar más en serio.

Tener un sueño de buena cualidad debe ser una prioridad, señaló la Dra. Julia Grapsa, cardióloga asesora del Hospital St. Bartholomew, en Londres.

"Despertarse y volverse a dormir es un sueño de mala calidad", aclaró Grapsa.

Comience a mejorar sus hábitos de sueño al asegurarse de que su habitación sea tranquila, esté fresca y oscura, y que solo se use para dormir, sugirió Grapsa.

"Saque tiempo para relajarse y prepararse para dormir", planteó.

También es importante informar al médico sobre cualquier problema del sueño, añadió Grapsa.

El insomnio se ha vinculado de forma constante con un aumento en el riesgo de enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos, incluyendo a la hipertensión, comentó el Dr. Virend Somers, cardiólogo y director del Centro Cardiovascular y el Centro del Sueño de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

"Este metaanálisis sugiere que también podría haber un aumento en el riesgo de ataque cardiaco", apuntó.

"Hasta que comprendamos mejor y abordemos los mecanismos específicos que vinculan al insomnio con el riesgo cardiovascular, las personas que sufren de insomnio con un sueño corto podrían beneficiarse de una gestión más intensa de los factores de riesgo cardiovasculares, como monitorizar y tratar, según sea necesario, su presión arterial, los niveles de colesterol y la glucosa en la sangre", aconsejó Somers.

Una dieta saludable y un ejercicio regular también podrían ayudar a reducir cualquier aumento en el riesgo de enfermedad cardiaca en las personas con insomnio.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen consejos sobre una buena higiene del sueño.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Yomna Dean, medical student, Alexandria University, Alexandria, Egypt; Julia Grapsa, MD, PhD, consultant cardiologist, St. Bartholomew's Hospital, London; Virend Somers, MD, PhD, cardiologist, Mayo Clinic, director, Cardiovascular Facility and Sleep Facility, Center for Clinical and Translational Science, Rochester, Minn.; Clinical Cardiology, Feb. 25, 2023; presentation, American College of Cardiology meeting, New Orleans and online, March 4-6, 2023

Comparte tu opinión