El horario de las comidas podría alterar su estado de ánimo

MARTES, 13 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- El momento del día, o sobre todo de la noche, en que usted come podría afectar su salud mental, según un nuevo estudio de tamaño reducido.

Los investigadores crearon un horario simulado de trabajo en turnos, y encontraron aumentos en la depresión y en la ansiedad entre los que comían en horarios inadecuados.

El horario de las comidas podría alterar su estado de ánimo

"Nuestros hallazgos proveen evidencias de que programar el horario del consumo de alimentos es una estrategia novedosa para minimizar potencialmente la vulnerabilidad del estado de ánimo en los individuos que experimentan un desfase circadiano, por ejemplo las personas que trabajan por turnos, que experimentan desfase horario, o que sufren de trastornos del ritmo circadiano", señaló el coautor del estudio, Frank Scheer, director del programa de cronobiología médica de la División de Trastornos del Sueño y Circadianos del Hospital Brigham and Women's, en Boston.

"Se necesitan unos estudios futuros con trabajadores por turnos y poblaciones clínicas para establecer con firmeza si unos cambios en el horario de las comidas pueden prevenir el aumento en la vulnerabilidad del estado de ánimo", planteó Scheer en un comunicado de prensa del hospital. "Hasta entonces, nuestro estudio pone a un nuevo 'factor' en la mesa: el momento en que se consume la comida es importante para nuestro estado de ánimo".

Alrededor de un 20 por ciento de la fuerza laboral de los países industriales trabaja por turnos, en lugares como fábricas y hospitales. Estos trabajadores con frecuencia experimentan un desfase entre su "reloj circadiano" central en el cerebro y las conductas diarias, lo que incluye a los ciclos de sueño/vigilia y de ayuno/comida, según el estudio. También tiene un riesgo alrededor de un 25 a un 40 por ciento más alto de depresión y ansiedad.

En el estudio aleatorio y controlado se inscribieron 12 hombres y siete mujeres. Los participantes se sometieron a un protocolo de "disincronía forzada" en luz baja durante cuatro "días" de 28 horas, en lugar de días de 24 horas.

El cuarto "día", sus ciclos conductuales se invirtieron durante 12 horas, lo que simulaba el trabajo nocturno, y provocó un desfase circadiano, aseguraron los investigadores.

Los participantes se asignaron al azar a uno de dos grupos de horarios de comida. En el grupo de control, comieron en un ciclo de 28 horas, lo que significaba que las personas comían tanto durante el día como durante la noche. Este es el horario típico de los trabajadores nocturnos.

En el grupo de intervención de comidas solo durante el día, los participantes comían en un ciclo de 24 horas, lo que significaba que solo comían durante el día.

Mientras esto ocurría, el equipo de la investigación evaluó los niveles de estado de ánimo cada hora.

El cuarto día, los que estaban en el grupo de comidas diurnas/nocturnas habían experimentado un aumento en los niveles de estado de ánimo depresivo de un 26 por ciento, y en los niveles de estado de ánimo ansioso de un 16 por ciento.

El grupo solo diurno no experimentó cambios en el estado de ánimo.

Los participantes con un grado más alto de desajuste circadiano experimentaron más cambios en el estado de ánimo, apuntaron los autores.

"Los trabajadores por turnos, además de los individuos que experimentan alteraciones circadianas como el desfase horario, podrían beneficiarse de una intervención en el horario de las comidas", afirmó la coautora, la Dra. Sarah Chellappa, que trabajaba en el Brigham cuando se realizó el estudio. Ahora, trabaja en la Universidad de Colonia, en Alemania.

"Nuestros hallazgos le abren la puerta a una novedosa estrategia conductual del sueño/circadiana que podría también beneficiar a los individuos con trastornos de la salud mental", planteó Chellappa en el comunicado. "Nuestro estudio amplía las crecientes evidencias que encuentran que las estrategias que optimizan el sueño y los ritmos circadianos podrían ayudar a promover la salud mental".

Se necesitarán más estudios para establecer si los cambios en el horario de las comidas pueden ayudar a las personas con trastornos relacionados con la depresión y la ansiedad, añadió.

Los hallazgos aparecen en la edición del 12 de septiembre de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Más información

El Departamento de Trabajo de EE. UU. ofrece más información sobre el impacto de los horarios de trabajo extendidos o irregulares.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Mass General Brigham, news release, Sept. 12, 2022

Comparte tu opinión