El homicidio es una importante causa de muertes de niños y adolescentes

LUNES, 19 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- El homicidio se ha convertido en una importante causa de muerte de niños, y las armas de fuego son el tipo de arma más común usadas en sus muertes, muestra un estudio reciente.

La tasa general de homicidios en niños ha aumentado en alrededor de un 4.3 por ciento cada año durante una década, con un marcado aumento entre 2019 y 2020, cuando el número de niños que fallecieron en un homicidio aumentó en un 27.7 por ciento.

El homicidio es una importante causa de muertes de niños y adolescentes

Los homicidios relacionados con armas de fuego aumentaron en un 47.7 por ciento entre 2019 y 2020, según el estudio, realizado por investigadores del Centro Nacional de Prevención y Control de Lesiones, el Departamento de Defensa de EE. UU., y la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Georgia. Los hallazgos se publicaron en la edición del 19 de diciembre de la revista JAMA Pediatrics.

Los adolescentes negros fueron los más afectados: la tasa de homicidio de los varones negros de 16 a 17 años fue 18 veces más alta que para los varones blancos, y 4.6 veces más alta que para los varones hispanos.

Aunque los aumentos no fueron sorprendentes, "esto no quiere decir que no fueran alarmantes", declaró la Dra. Elinore Kaufman, profesora asistente del departamento de cirugía de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania, a CNN.

"Pienso que, como sociedad, debemos sopesar duramente a los sistemas que hemos implementado para proteger a los niños, e intentar comprender por qué no funcionan mejor para estos jóvenes", planteó Kaufman, coautora de un editorial que se publicó junto con el estudio.

Más de 38,000 niños de EE. UU. fueron víctimas de homicidios entre 1999 y 2020, encontraron los investigadores, utilizando los datos sobre la mortalidad del Sistema Nacional de Estadísticas Vitales. Esto incluye a los certificados de defunción de los residentes de EE. UU. y al Sistema Nacional de Reportes de Muertes Violentas.

Las inequidades sistémicas podrían haber conducido a vecindarios con unas altas concentraciones de pobreza, pocos lugares seguros para jugar y unos sistemas escolares sin fondos suficientes, según los investigadores.

Los sesgos inconscientes podrían haber conducido a la percepción de que los niños de estos grupos son "menos infantiles e inocentes" y "más culpables de sus acciones", con "menos protecciones y beneficios para la niñez en comparación con sus pares blancos", según el estudio.

Las áreas rurales han experimentado unas tasas de homicidio más altas desde 2011, con un crecimiento más lento pero más prolongado. La tasa de homicidios infantiles en el Sur ha estado en aumento desde 2013, según el estudio.

Un área de preocupación es el aumento de los homicidios de niños de 6 a 10 años, que se está incrementando desde 2014.

"Pienso que con frecuencia las personas se olvidan de ese grupo. Pensamos sobre los niños más pequeños en términos del abuso infantil, y en los niños mayores en términos de lesiones con armas de fuego, pero ese grupo de niños de 6 a 10 años, es algo a lo que debemos estar atentos y prestar atención", enfatizó la Dra. Karen Sheehan en CNN. Sheehan es médica tratante de medicina de emergencias del Hospital Pediátrico Ann & Robert H. Lurie de Chicago.

Los niños de hasta 10 años y menores en general son asesinados mediante la negligencia o el abuso de los padres o cuidadores, sobre todo la pareja del papá o la mamá. Las víctimas de a partir de 11 años en general pierden la vida durante discusiones, durante un crimen, o a manos de un amigo o conocido, encontró el estudio.

Kaufman sugirió una respuesta multifacética para reducir las tasas de homicidios infantiles. Esto incluiría intervenciones políticas que "creen y respalden servicios para los padres y las familias recientes", por ejemplo una licencia familiar paga, señaló.

"El homicidio infantil es prevenible", añadieron los autores del estudio.

En un estudio distinto que se publicó en la misma revista, los investigadores encontraron que las tasas de lesiones con armas de fuego atendidas en los hospitales pediátricos habían tenido un aumento significativo en 2020 y 2021. Aumentaron en un 52 por ciento, de 1,815 entre abril de 2018 y diciembre de 2019, en comparación con 2,759 entre el 20 de abril y diciembre de 2021.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la prevención de la violencia contra los niños y los jóvenes en todo el mundo.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: CNN; JAMA Pediatrics, Dec. 19, 2022, online

Comparte tu opinión