El homicidio es una importante causa de muerte entre las mujeres embarazadas de EE. UU.

JUEVES, 20 de octubre de 2022 (HealthDay News) -- La causa de muerte más probable de las mujeres embarazadas no es la hipertensión, las hemorragias ni la sepsis, sino sus esposos y novios.

El homicidio es una importante causa de muerte entre las mujeres embarazadas en Estados Unidos, y el riesgo está en aumento, advirtieron los investigadores en un nuevo estudio, que se publicó en la edición del 19 de octubre de la revista BMJ.

El homicidio es una importante causa de muerte entre las mujeres embarazadas de EE. UU.

Es "una situación chocante vinculada con una combinación letal de violencia de pareja y armas de fuego", señalaron los investigadores en un comunicado de prensa de la revista. Fueron dirigidos por Rebecca Lawn, investigadora postdoctoral de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston.

Acabar con la violencia masculina en Estados Unidos, lo que incluye a la violencia con las armas de fuego, podría salvar las vidas de cientos de mujeres y de sus hijos que no han nacido cada año, plantearon los investigadores.

La violencia de pareja es común en todo el mundo, y 1 de cada 3 mujeres experimenta abuso físico, sexual o psicológico de parte de una pareja a lo largo de su vida.

El problema es incluso peor en Estados Unidos, que tiene una prevalencia más alta de violencia de pareja tanto en el año anterior como durante toda la vida que otros países con unos ingresos altos. Los investigadores apuntaron que la situación en EE. UU. es muy grave, y que está empeorando.

Entre 2008 y 2019, hubo armas de fuego implicadas en más o menos un 68 por ciento de los homicidios durante el embarazo. Las mujeres negras tenían un riesgo sustancialmente más alto de ser asesinadas que las mujeres blancas o las hispanas. Las tasas de homicidios domésticos también se asocian con las tasas estatales de propiedad de armas de fuego y la legislación sobre las armas de fuego, apuntaron los autores.

Pocas personas acusadas de violencia de pareja van a la cárcel en algún momento, comentaron los autores, quienes anotaron que muchos vacíos legales permiten el acceso a las armas de fuego.

Y, añadieron, las mujeres quizá se enfrenten a un mayor riesgo debido al desmantelamiento reciente de los derechos reproductivos en Estados Unidos.

Controlar las decisiones reproductivas de una mujer es común en la violencia de pareja. Restringir el acceso al aborto podría empeorar los riesgos en las relaciones abusivas.

El embarazo también es un momento para monitorizar e intervenir, porque las mujeres tienen más interacciones con los proveedores de atención de la salud. Estas intervenciones podrían ayudar a frenar un patrón de abuso que podría conducir al homicidio o a unos resultados de salud adversos, plantearon los investigadores, pero deben verse acompañadas por un trabajo urgente para reducir todas las formas de violencia contra las mujeres.

La investigación sobre cómo identificar los factores de riesgo del homicidio durante el embarazo también es esencial para los esfuerzos de prevención, añadieron los investigadores.

Más información

La Línea Nacional Contra la Violencia Doméstica (National Domestic Violence Hotline) ofrece recursos para las personas que experimentan el abuso de pareja.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: BMJ, news release, Oct. 19, 2022

Comparte tu opinión