El estigma de la obesidad evita que muchas personas reciban pruebas de cáncer que salvan vidas: estudio

JUEVES, 19 de mayo de 2022 (HealthDay News) -- Muchas personas que tienen sobrepeso u obesidad evitan las pruebas de detección del cáncer por miedo al estigma y al juicio sobre su peso, informan unos investigadores británicos.

En una revisión de 10 estudios publicados, los investigadores encontraron que muchos médicos de todo el mundo no ven con buenos ojos a los pacientes con obesidad, una actitud que puede afectar al tratamiento y a las pruebas de detección del cáncer de mama, de cuello uterino y de colon.

El estigma de la obesidad evita que muchas personas reciban pruebas de cáncer que salvan vidas: estudio

"El estigma de la obesidad se debe afrontar y resolver, en particular en los ambientes de la atención de la salud", planteó la investigadora principal, Yitka Graham, directora del Instituto de Investigación en Enfermería y Atención Helen McArdle de la Universidad de Sunderland, en Reino Unido.

"El miedo a ser estigmatizado podría evitar que las personas con obesidad accedan a los servicios de pruebas de detección del cáncer, que son vitales para un diagnóstico temprano y unos resultados favorables", enfatizó.

Graham dijo que los profesionales de la atención de la salud deben garantizar que los servicios de detección estén diseñados y se promuevan de una forma que anime a las personas con obesidad a acceder a los servicios sin miedo al estigma y el juicio.

"Esto tiene implicaciones para las intervenciones clínicas tempranas necesarias para diagnosticar, evaluar y tratar a unos cánceres comunes, con la consecuencia de potenciales resultados adversos y aumentos en la mortalidad por el cáncer entre los que viven con la obesidad", apuntó.

Entre los estudios analizados, varios encontraron que las mujeres de 50 a 64 años con obesidad eran menos propensas a someterse a mamografías que las mujeres cuyo peso era normal. La disparidad también se observó entre las mujeres con un peso insuficiente, anotaron los investigadores.

Las mujeres con obesidad también fueron menos propensas a someterse a pruebas de detección del cáncer de cuello uterino, mostraron los hallazgos. Además, los hombres con sobrepeso u obesidad eran menos propensos que los que tenían un peso normal a realizar las pruebas de detección del cáncer de colon, encontró el equipo de Graham.

La vergüenza, una imagen corporal negativa y los problemas con los equipos de imágenes se citaron como motivos por los cuales las personas con obesidad tenían menos probabilidades de realizar las pruebas de detección.

Kristen Sullivan, directora de nutrición y actividad física de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society), reaccionó a los hallazgos.

"Lamentablemente, el sesgo contra el peso es prevalente en el ámbito de la atención de la salud", apuntó Sullivan. "Pero hay cosas que los profesionales clínicos y los sistemas de salud pueden hacer para reducirlo y hacer que las personas con obesidad se sientan más cómodas al acudir para obtener pruebas de detección del cáncer".

Sullivan planteó que los médicos y el personal siempre deben usar lenguaje que ponga primero a la persona, por ejemplo decir "una persona con obesidad" en lugar de "un obeso".

"El término 'obeso' nunca se debe usar para describir a un paciente", enfatizó. "Además, las áreas de espera, los baños y las salas de exámenes deben estar equipados con muebles y equipos que se adapten a los pacientes con todos los tipos de tamaño y capacidades".

Los médicos deben comprender que la obesidad es una afección crónica compleja, y evitar los consejos demasiado simples, por ejemplo "coma menos y muévase más", apuntó Sullivan.

"Los consultorios de atención de la salud deben adoptar una política de tolerancia cero ante los chistes o comentarios despectivos sobre los pacientes", dijo. "Estas acciones pueden fomentar la confianza y el respeto entre un profesional clínico y sus pacientes que viven con la obesidad".

El exceso de peso se asocia con unas mayores probabilidades de desarrollar 12 tipos de cáncer.

Y esto incluye a algunos de los cánceres más comunes, por ejemplo, el cáncer de mama postmenopáusico y el cáncer de colon. El cáncer de endometrio, de esófago, de riñón, de hígado, de páncreas, de estómago, de tiroides, el mieloma múltiples y el meningioma también se asocian con la obesidad, apuntó Sullivan.

"Realizar las pruebas recomendadas de detección del cáncer tiene una importancia crítica para las personas con obesidad, que podrían tener un riesgo más alto de algunos tipos de cáncer", explicó.

Aunque algunos médicos tienen prejuicios contra los pacientes con sobrepeso u obesidad, muchos se están educando sobre la forma de reducir estos sesgos y estereotipos, aseguró Sullivan. Pero, comentó, el cambio toma tiempo.

"Mientras tanto, las personas con sobrepeso u obesidad deben ser sus propios defensores", aconsejó Sullivan. "Pueden preguntar antes de hacer una cita si el centro y el equipo se adaptan a pacientes con unos cuerpos más grandes, o comunicar a su profesional clínico o consultorio actuales que deben tener batas más grandes, unos asientos más amplios en el área de espera, etc. No tenga miedo de comparar médicos o consultorios para encontrar a los que sean respetuosos con los pacientes de todos los tamaños".

El informe se publicó en una edición reciente en línea de la revista Obesity Science and Practice.

Más información

Aprenda más sobre la obesidad y el cáncer en el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Yitka Graham, PhD, head, Helen McArdle Nursing and Care Research Institute, University of Sunderland, U.K.; Kristen Sullivan, MS, MPH, director, nutrition and physical activity, American Cancer Society; Obesity Science and Practice, April 14, 2022, online

Comparte tu opinión