¿El auge de la telemedicina durará más que la pandemia?

¿El auge de la telemedicina durará más que la pandemia?

La telemedicina se ha disparado durante la pandemia de la COVID-19, y Estados Unidos está en camino de registrar más de mil millones de visitas virtuales al médico a finales de 2020, señalan los expertos.

¿Pero qué tan importante seguirá siendo la telemedicina en la atención de la salud de EE. UU. después de que la pandemia se convierta en un mal recuerdo?

Se prevé que ese tipo de visitas basadas en la tecnología se incorporen de forma permanente de ahora en adelante, aseguró el Dr. Ateev Mehrotra, profesor asociado de políticas de atención de la salud de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en una entrevista de HealthDay Live!.

"La puerta se ha abierto. No podemos volver atrás", dijo Mehrotra, y anotó que ahora el debate se centra en cuánto se debe pagar por los distintos tipos de visitas de telemedicina.

Mehrotra apuntó que el crecimiento de la telemedicina este año fue "realmente llamativo", sobre todo dado que la práctica de proveer atención a través de la computadora o del teléfono ha existido durante décadas, sin haber crecido demasiado.

"Durante la pandemia, el crecimiento fue asombroso", dijo Mehrotra. "Unos cambios que se habrían previsto a lo largo de una década sucedieron en una o dos semanas".

"De repente, se convirtió en algo que pasó de ser el futuro a ser la forma real en que muchos estadounidenses reciben atención", añadió.

La telemedicina era novedosa para la Dra. Rujuta Saksena, oncóloga del Centro Médico de Overlook en Summit, Nueva Jersey. Nunca antes había intentado trabajar con pacientes a través del video.

"Creo que lo que la pandemia de COVID-19 hizo, en esencia, fue obligarnos a usar este método, tanto a los pacientes como a los proveedores de atención de la salud", comentó Saksena durante la misma entrevista de HealthDay Live!.

Saksena planifica continuar usando la telemedicina de ahora en adelante, en particular con los pacientes mayores, los pacientes con problemas de movilidad o los que vivan más lejos.

"Es algo que espero continuar usando para las consultas de seguimiento, o para las visitas que incluyan una consulta más bien verbal, en lugar de una que se centre en un examen físico o el diagnóstico", dijo Saksena.

La telemedicina tiene desventajas

Aunque la telemedicina se ha disparado, sus desventajas también se han vuelto aparentes durante la pandemia, apuntaron los expertos.

Por un lado, los médicos no pueden tocar a un paciente ni realizar un examen físico tradicional, dijo Saksena.

"Tenemos que usar al máximo nuestros poderes de observación en las televisitas, porque no podemos realizar un examen físico completo", apuntó Saksena. "Le presto más atención a las expresiones de mis pacientes, a las sutilezas. Quizá plantee las preguntas de una forma ligeramente distinta".

Mehrotra se mostró de acuerdo, y ofreció el ejemplo de un paciente que visita a un otorrinolaringólogo. "Si tiene un dolor do oído, en realidad no se puede ver el interior del oído a través de la telemedicina", indicó.

También han aparecido las dificultades técnicas típicas que todo el que haya hecho reuniones por Zoom conoce bien, añadió Mehrotra.

"Los médicos han tenido mucho respaldo de TI", dijo Mehrotra. "Siempre hay el problema tecnológico: 'No lo escucho. Tiene el micrófono en silencio'".

También ha habido cierta oposición de los pacientes a que les cobren por unas consultas telefónicas que antes eran una cortesía, apuntó Mehrotra.

"Para muchos médicos, muchas de esas visitas de telemedicina eran solo de audio, que es una forma elegante de decir llamada telefónica", dijo Mehrotra, y anotó que a algunos pacientes no les hizo gracia recibir una factura de más de 100 dólares por esa llamada.

Por otro lado, las visitas de telemedicina han hecho que la atención de la salud esté más disponible para las personas que viven lejos, o para los padres con niños, u otras personas con problemas de horario o limitaciones físicas, señalaron los expertos.

También es posible resolver la falta de los signos vitales, que en general se revisan durante un examen físico, asegurando que el paciente esté equipado con un termómetro, un esfigmomanómetro, un medidor del oxígeno en la sangre y otras herramientas médicas para el hogar, planteó Saksena.

Las visitas en línea pueden incluir a la familia

Por último, las visitas de telemedicina pueden ser más inclusivas, ya que los pacientes pueden traer a sus seres queridos a la cita virtual con el médico.

Un colega oncólogo de Mehrotra le contó que los hijos de una paciente la acompañaron en una consulta en particular.

"Pudo incluir a todos sus hijos en la misma llamada, de una forma que antes hubiera sido imposible en una visita presencial, porque viven por todo el país", comentó Mehrotra.

Mehrotra dijo que el número de visitas de telemedicina ha estado en declive desde que los estados comenzaron a reabrir y los médicos comenzaron a recibir de nuevo a los pacientes en las clínicas. Prevé que, de ahora en adelante, al menos de un 7 a un 8 por ciento de todas las visitas serán remontas, "lo que es un inmenso cambio para nosotros en comparación con antes de la pandemia".

Ahora, hay al menos dos grandes dificultades para el futuro.

En primer lugar, ¿cómo se debe compensar a los médicos por las visitas de telemedicina? Los diseñadores de las políticas lo están debatiendo, aseguró Mehrotra.

"Evaluamos cuánto trabajo se requiere según su tiempo y su experiencia, y se le aplica un valor monetario", observó Mehrotra. "Intuyo que, en el futuro, se pagará menos por las visitas de telemedicina que por las visitas presenciales", porque hay menos gastos generales asociados con la atención remota.

La otra dificultad es que muchas personas con unos ingresos bajos que carecen de una buena conexión de internet se verán abandonadas, al no poder participar en la telemedicina, advirtió Mehrotra. Hay conversaciones en curso para determinar la forma de ampliar el acceso al equipo y el internet que se necesitan para que todo el mundo pueda participar en la telemedicina.

Comparte tu opinión