El aire contaminado de la ciudad podría aumentar el riesgo de EM

El aire contaminado de la ciudad podría aumentar el riesgo de EM

MARTES, 26 de mayo de 2020 (HealthDay News) -- El aire contaminado podría aumentar el riesgo de esclerosis múltiple (EM), informan unos investigadores italianos.

Encontraron que en los lugares con unos niveles bajos de unas minúsculas partículas de contaminación atmosférica llamadas materia particulada, el riesgo de EM era más bajo que en las áreas donde esos niveles eran altos. En las áreas urbanas, el riesgo fue un 29 por ciento más alto que en las áreas rurales.

"Nuestros hallazgos muestran que la prevalencia de la EM es más baja en los lugares donde las concentraciones de materia particulada son más bajas, lo que sugiere que el aire contaminado podría ser uno de los factores de riesgo de la esclerosis múltiple", señaló el investigador principal, el Dr. Roberto Bergamaschi, director del Centro de Esclerosis múltiple de la IRCCS Mondino Foundation, en Pavía.

Bergamaschi enfatizó que este estudio no prueba que el aire contaminado provoque EM, solo que parece haber un vínculo.

"Las medidas correctivas para reducir la contaminación atmosférica son importantes para la salud pública, no solo para reducir las muertes relacionadas con las enfermedades cardiacas y pulmonares, sino también el riesgo de enfermedades autoinmunes crónicas, como la EM", planteó Bergamaschi.

Se necesita más investigación para averiguar por qué la contaminación atmosférica podría desencadenar la enfermedad.

Apuntó que la EM tiene muchas causas, y que algunos factores ambientales podrían desencadenar una respuesta inmunitaria anómala.

En todo el mundo, más personas que nunca viven con la EM. La mayoría sufren de la forma remitente recurrente, que provoca episodios impredecibles de fatiga, dificultades para caminar, entumecimiento, dolor y espasmos musculares.

Los factores ambientales más estudiados de la EM son los niveles de vitamina D, fumar cigarrillos y la dieta, pero otros ameritan estudio, incluyendo la contaminación atmosférica, aseguró Bergamaschi.

"En el norte de Italia, donde se realizó el estudio, somos muy sensibles a los problemas del aire contaminado, porque nuestra área es una de las más contaminadas de Europa", indicó.

La materia particulada (MP) fina es uno de los contaminantes atmosféricos más tóxicos. Las principales fuentes son la calefacción en el hogar, las actividades industriales y la quema de combustibles fósiles, señaló Bergamaschi.

En todo el mundo, cada año unos 4.2 millones de personas mueren de forma prematura como resultado de respirar aire contaminado, según la Organización Mundial de la Salud.

En el estudio, el equipo de Bergamaschi observó a más de 900 pacientes con EM en la región de Lombardía, en Italia, donde el número de casos de EM se ha multiplicado por 10 en los últimos 50 años.

En 1974, la tasa de casos de EM era de 16 por cada 100,000 personas. Hoy en día, es de 170 por cada 100,000, apuntaron los investigadores.

Parte del aumento se puede explicar por el hecho de que más pacientes con EM viven más tiempo, pero podría originarse en una mayor exposición a los factores de riesgo, anotaron.

La materia particulada es una mezcla de partículas sólidas y gotitas en el aire que se vincula con la enfermedad cardiaca y pulmonar, el cáncer y los problemas respiratorios.

"El estudio ofrece más información sobre la materia particulada como un factor de riesgo potencial modificable de la EM", aseguró el Dr. Assaf Harel, un neurólogo del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, que trata a pacientes con EM.

"Si bien los resultados son interesantes, hay muchos factores de confusión que se deben controlar, como la edad, la ascendencia, el tabaquismo, el peso y la exposición al sol", comentó. "Las áreas muy urbanas, por ejemplo, podrían asociarse con una reducción en la exposición al sol, que se ha sugerido como un factor de riesgo de la EM".

El estudio no es el primero en investigar al aire contaminado y la EM. Ha habido estudios anteriores tanto en adultos como en niños con EM, dijo Harel.

Aunque algunos sugieren que la contaminación y la materia particulada podrían contribuir, el Estudio de salud de las enfermeras no mostró ninguna asociación entre los contaminantes del aire y el riesgo de EM tras tomar en cuenta la edad, el tabaquismo, el peso corporal y la exposición al sol, apuntó. El Estudio de salud de las enfermeras se encuentra entre los de mayor tamaño que han examinado los factores de riesgo de las enfermedades crónicas en las mujeres.

"Es importante realizar más análisis de los resultados del estudio actual, y controlar los factores de confusión potenciales que pudieran explicar estos hallazgos", añadió Harel.

Los hallazgos se presentaron el sábado en una reunión en línea de la Academia Europea de Neurología (European Academy of Neurology). Las investigaciones presentadas en reuniones se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Más información

Para más información sobre la EM, visite la Sociedad de la Esclerosis Múltiple (Multiple Sclerosis Society).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión