El aire contaminado acorta millones de vidas en todo el mundo, según un estudio

El aire contaminado acorta millones de vidas en todo el mundo, según un estudio

MARTES, 3 de marzo de 2020 (HealthDay News) -- En todo el mundo, la contaminación del aire podría estar acortando la esperanza de vida de las personas en un promedio de tres años, según unos estimados recientes.

Los investigadores calculan que la contaminación del aire en realidad tiene un impacto más grande en la esperanza de vida que fumar tabaco, el VIH/SIDA o la violencia.

Aunque quizá parezca sorprendente, refleja la ubicuidad de la contaminación del aire, señaló el coautor del estudio, Jos Lelieveld, del Instituto de Química Max Planck en Mainz, Alemania.

Fumar es un peligro más contundente para la vida de cualquier individuo en particular, dijo. Pero como todo el mundo se expone a cierto grado de contaminación del aire en exteriores (de forma constante y a lo largo de la vida), el aire contaminado tiene un impacto más grande en la esperanza de vida de la población, explicó Lelieveld.

¿De qué forma nos afecta el aire contaminado? Las muertes por enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular (ACV) son las mayores culpables, apuntaron los investigadores, y conforman un 43 por ciento de la pérdida en la esperanza de vida en todo el mundo.

El estudio, que se publicó el 3 de marzo en la revista Cardiovascular Research, dista mucho de ser el primero en resaltar las consecuencias de salud pública de la contaminación del aire. Se sabe que el esmog empeora la enfermedad pulmonar y aumenta los riesgos de ataque cardiaco y ACV en las personas vulnerables. E investigaciones anteriores han vinculado a la exposición a la contaminación del aire con la muerte prematura.

"Hay muy poca duda de que la contaminación del aire sea responsable de muertes y enfermedad", comentó el Dr. John Balmes, vocero médico voluntario de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association).

De hecho, anotó, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estimado que la contaminación del aire provoca unos 7 millones de muertes cada año.

El nuevo estudio observa el tema bajo una "óptica distinta", dijo Balmes. Estima la esperanza de vida perdida, y compara el impacto de la contaminación del aire con otras causas globales de muerte.

Para hacerlo, los investigadores usaron un par de "modelos" estadísticos. Uno simuló los procesos químicos de la atmósfera y la forma en que interactúan con la tierra, el agua y los compuestos producidos por fuentes naturales y artificiales, como el tráfico vial y las fábricas.

El otro estimó el impacto de la contaminación del aire en las muertes no accidentales, basándose en 41 estudios de 16 países.

En todo el mundo, dijeron los investigadores, la contaminación del aire podría robarle, en promedio, tres años a la esperanza de vida de las personas. El impacto más pequeño es en Australia, América del Sur y América del Norte, donde el aire sucio explicó más o menos un año de vida pérdida, mes arriba o mes abajo.

En el otro lado del espectro se encuentra el este de Asia, donde la contaminación del aire recorta las vidas de las personas en un estimado de cuatro años. Por otra parte, las personas del sur de Asia, África y Europa se enfrentan a entre dos y tres años de esperanza de vida perdida, encontró el estudio.

En comparación, la exposición al humo del tabaco acorta la esperanza de vida en un promedio de 2.2 años a nivel global, anotaron los investigadores. La contaminación del aire también superó a importantes causas de muerte globales, como el VIH/SIDA, la malaria y todas las formas de violencia, incluyendo a las guerras, cada una de las cuales reducía la esperanza de vida en menos de un año, globalmente.

En Estados Unidos, la calidad del aire ha estado mejorando, comentó Balmes, que también es profesor de medicina de la Universidad de California, en San Francisco.

Pero, advirtió, todavía se podría ganar mucho mediante más mejoras, y una reducción de las muertes por enfermedad cardiaca sería una de esas ganancias.

Abandonar los combustibles fósiles no solo resolvería el cambio climático, sino que también ayudaría a todo el mundo a respirar un aire más limpio, aseguró Balmes.

De hecho, el estudio estima que eliminar las emisiones de los combustibles fósiles podría añadir más de un año a la esperanza de vida en todo el mundo.

El Dr. Thomas Münzel, coautor del estudio, apuntó al impacto particular del aire contaminado en la salud del corazón.

La contaminación del aire se debería incluir en las directrices sobre la prevención de la enfermedad cardiaca, planteó Münzel, cardiólogo del Centro Médico Universitario de la Universidad de Johannes Gutenberg, en Mainz.

Ahora mismo, aseguró, las directrices de prevención del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology) y la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) "no mencionan la contaminación del aire como un factor de riesgo en lo absoluto".

"Es difícil de comprender", añadió.

Según la OMS, un 91 por ciento de la población del mundo vive en lugares donde la contaminación del aire de exteriores supera a los límites recomendados por el grupo.

Más información

Para más información sobre los efectos de salud del aire contaminado, visite la Asociación Americana del Pulmón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión