Cuando sus familiares son deportados, la salud mental de los adolescentes hispanos se desploma

Cuando sus familiares son deportados, la salud mental de los adolescentes hispanos se desploma

VIERNES, 20 de marzo de 2020 (HealthDay News) -- Las políticas de inmigración de EE. UU. podrían poner en riesgo a la salud mental y física de los adolescentes hispanos, advierten unos investigadores.

De 547 niños hispanos nacidos en EE. UU. encuestados en Atlanta, un padre, tío u otro familiar de una cuarta parte había sido detenido o deportado en 2017 o 2018. Se encuestó a los participantes dos veces, con seis meses de diferencia.

En comparación con otros jóvenes en edad de la escuela intermedia o secundaria, aquellos que tenían un familiar que había sido detenido o deportado presentaban más del doble de riesgo de pensamientos suicidas. También tenían casi tres veces más probabilidades de reportar un uso precoz de alcohol, y además fueron más propensos a haber participado en conductas riesgosas, como hostilidad o ausentismo escolar.

"Este estudio encontró que entre los niños en cuyas familias había habido una deportación o detención, un 28 por ciento reportaron luego que habían pensado en suicidarse a veces o con frecuencia, un 18 por ciento dijeron que habían consumido alcohol, y un 23 por ciento habían participado en una conducta riesgosa de alto nivel", señaló la autora del estudio, Kathleen Roche, profesora asociada de prevención y salud comunitaria de la Universidad de George Washington en Washington, D.C.

"Los hallazgos son preocupantes, porque estos tipos de riesgos durante la adolescencia temprana con frecuencia resultan en problemas bien entrada la adultez", añadió en un comunicado de prensa de la universidad.

El estudio aparece en la edición del 16 de marzo de la revista JAMA Pediatrics.

"Nuestro estudio ofrece las primeras evidencias científicas directas que indican que las políticas de inmigración actuales de EE. UU. podrían contribuir a graves riesgos de salud mental y conductual en los jóvenes [latinos]", apuntó Roche.

"Una detención o deportación en la familia podría poner a estos jóvenes, la mayoría de los cuales son ciudadanos de EE. UU., en riesgo de problemas graves de salud y en una trayectoria descendente que podría ser difícil de revertir", advirtió.

Roche anotó que los adolescentes se implican en conductas riesgosas y tienen pensamientos suicidas por motivos aparte de que un familiar sea detenido o deportado, de forma que un estudio no puede probar que las políticas de inmigración actuales de EE. UU. estén haciendo daño a los jóvenes hispanos.

Pero incluso tras controlar factores como la calidad de las relaciones entre padres e hijos, y las conductas de riesgo reportadas al inicio del estudio, hubo un fuerte vínculo entre la deportación o la detención de un familiar y la amenaza de graves problemas conductuales, de salud mental o sociales, añadió.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece más información sobre los adolescentes y la salud mental.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión