¿Cuál es el mejor anticoagulante para un coágulo sanguíneo en las piernas?

MIÉRCOLES, 8 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- Un nuevo estudio encuentra que uno de dos anticoagulantes que se utilizan comúnmente es más seguro y efectivo que el otro para las personas que sufren coágulos en las piernas.

Un tromboembolismo venoso (TEV) puede hacer que se formen coágulos en las venas profundas de las piernas, y si uno se desprende, puede desplazarse a los pulmones y provocar problemas respiratorios, e incluso la muerte. En este estudio, los investigadores observaron los riesgos y los beneficios de dos anticoagulantes populares: el apixabán (Eliquis) y el rivaroxabán (Xarelto).

¿Cuál es el mejor anticoagulante para un coágulo sanguíneo en las piernas?

"En este estudio del mundo real con pacientes con TEV, el tratamiento con el apixabán se asoció con unas tasas más bajas de un TEV recurrente y sangrado que el tratamiento con el rivaroxabán", señaló el investigador, el Dr. Adam Cuker, profesor asistente de medicina de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia.

Los profesionales clínicos y los pacientes pueden elegir un anticoagulante basándose en factores que incluyen la dosis (Xarelto se toma una vez al día y Eliquis dos veces al día), el costo y la cobertura de seguro, planteó.

"Aunque faltan comparaciones directas de apixabán y rivaroxabán, nuestros hallazgos sugieren que el apixabán es superior al rivaroxabán respecto a la efectividad y la seguridad", comentó Cuker. "Los pacientes quizá deban hablar de estos resultados con el proveedor, e incorporar las evidencias sobre la efectividad y la seguridad comparativas de las distintas opciones de tratamiento en su selección de un anticoagulante".

En el estudio, Cuker y sus colaboradores analizaron los expedientes médicos de más de 37,000 pacientes con TEV que tomaban Eliquis o Xarelto.

Entre los más de 18,600 pacientes que tomaban Eliquis, ocurrieron 475 TEV recurrentes, y 386 tuvieron episodios de sangrado estomacal o cerebral. Pero entre los 18,600 pacientes que tomaban Xarelto, 595 tuvieron TEV recurrentes y 577 tuvieron episodios de sangrado estomacal o cerebral, encontraron los investigadores.

El Dr. Scott Woller, profesor de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Utah, en Salt Lake City, y un especialista en TEV y anticoagulantes, dijo que los hallazgos más recientes concuerdan con otros estudios.

"La diferencia real observada entre los grupos es pequeña, pero los resultados de este estudio podrían ser impactantes cuando un médico elige entre estos medicamentos y todos los demás factores son equivalentes", dijo.

Woller observa que el estudio tiene ciertas limitaciones. Por ejemplo, los investigadores no tomaron en cuenta los otros fármacos que los pacientes tomaban que también pueden aumentar el riesgo de sangrado interno, como la aspirina. Además, los médicos quizá hayan elegido uno en lugar del otro debido a motivos que no se vinculan directamente con el riesgo de sangrado interno.

El mejor anticoagulante es el que se toma según las indicaciones, señaló Woller. "Por tanto, prever las barreras como las limitaciones en la cobertura de seguro, el cumplimiento con las dosis, y las características del paciente individual, como las comorbilidades, es necesario para garantizar que los pacientes reciban la atención necesaria", aseguró.

Los estudios han mostrado que Eliquis y Xarelto son mejores que la warfarina, un medicamento más antiguo, para la prevención de los coágulos. Pero todavía no hay una comparación directa de estos fármacos más recientes, añadió la Dra. Aeshita Dwivedi, cardióloga del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

La variación en el rendimiento de estos fármacos podría deberse a diferencias en cómo el cuerpo los metaboliza, dijo.

"Aunque este estudio no cambiará la práctica, debido a su diseño, sin duda ilumina las posibles diferencias entre los anticoagulantes más recientes, y es un llamamiento a que haya más investigación", planteó Dwivedi. "La comparación entre los anticoagulantes más nuevos se hará más evidente una vez estén disponibles los resultados de los ensayos aleatorios en curso".

El informe se publicó en la edición en línea del 6 de diciembre de la revista Annals of Internal Medicine.

Más información

Si desea obtener más información sobre el tromboembolismo venoso, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Adam Cuker, MD, assistant professor, medicine, Perelman School of Medicine, University of Pennsylvania, Philadelphia; Aeshita Dwivedi, MD, cardiologist, Lenox Hill Hospital, New York City; Scott Woller, MD, professor, medicine, University of Utah School of Medicine, Salt Lake City; Annals of Internal Medicine, Dec. 6, 2021, online

Comparte tu opinión