Cómo afecta al cónyuge que la pareja esté en la UCI

Cómo afecta al cónyuge que la pareja esté en la UCI
| Foto: HEALTHDAY

Si su esposo o esposa está hospitalizado en cuidados intensivos, es más probable que usted sufra un ataque cardiaco u otro problema cardiaco grave en las próximas semanas, advierte un estudio reciente.

"Los cónyuges de los pacientes en la UCI deberían prestar atención a su propia salud, sobre todo en términos de la enfermedad cardiovascular", señaló el autor sénior, el Dr. Hiroyuki Ohbe, estudiante doctoral de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Tokio.

Los investigadores analizaron los datos de una gran base de datos japonesa para comparar a más de 7,800 cónyuges de pacientes admitidos a la unidad de cuidados intensivos (UCI) durante más de dos días con un grupo aleatorio de más de 31,000 personas más.

La edad promedio de los cónyuges era de 54 años, y un 65 por ciento eran mujeres.

En comparación con los demás, los que tenían un cónyuge en la UCI presentaron un aumento en las probabilidades de un evento como un dolor de pecho, ataque cardiaco, accidente cerebrovascular, ritmo cardiaco irregular, insuficiencia cardiaca o un coágulo sanguíneo en los pulmones (embolia pulmonar) en un plazo de un mes.

Los cónyuges también tenían un riesgo más alto de ser hospitalizados por enfermedad cardiaca y eventos cardiacos graves, según el estudio, que se publicó en la edición del 5 de octubre de la revista Circulation.

Los investigadores describieron el estudio como el primero que sugiere que tener a un cónyuge en la UCI podría poner a las personas en riesgo de esta forma.

"La UCI puede ser un ambiente estresante con unas cargas significativas para los cuidadores, y los cónyuges podrían enfrentarse a unas decisiones difíciles respecto a la continuación o la suspensión de un tratamiento que sostiene a la vida", anotó Ohbe. "La admisión de un paciente a la UCI implica un estrés psicológico agudo para los familiares, y ese estrés podría aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular, en particular en el otro cónyuge".

Se necesita más investigación para confirmar los hallazgos, y para evaluar si unos cambios en las condiciones de vida, los hábitos de alimentación, el consumo de alcohol y el soporte económico tienen un rol en este aumento en el riesgo.

Comparte tu opinión