SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Como mantener a raya la intoxicación alimentaria



Seguir la receta de la seguridad alimentaria es obligatorio siempre que esté en la cocina, y esto comienza con unas manos limpias, subraya la Academia de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics).

"Siempre lávese las manos con agua jabonosa durante al menos 20 segundos antes y después de manejar comida", aconsejó la vocera Isabel Maples en un comunicado de prensa de la academia.

Y agregó "No olvide lavarse las manos tras manejar carne y aves crudas para evitar propagar los gérmenes a través de los jugos".

Lave las frutas y las verduras, pero no lave la carne ni las aves antes de cocinarlas. Hacerlo podría propagar bacterias nocivas al fregadero y las áreas circundantes de la cocina, explicó.

"Limpie las encimeras con agua caliente y jabonosa. Use toallas de papel o toallitas desinfectantes, en lugar de paños o esponjas, que pueden contener bacterias", enfatizó Maple.

Desarme los dispositivos pequeños (como los abrelatas y las licuadoras) para limpiarlos, y séquelos completamente al aire antes de guardarlos, recomendó.

"Limpie la nevera cada pocas semanas para deshacerse de residuos potencialmente peligrosos de alimentos crudos. Tras cuatro días, tire las sobras de la nevera. Ante la duda, tírelo", añadió Maples.

Use un termómetro de comida para cocinar la carne, es la única forma real de saber que está lista, sugirió.

"Inserte el termómetro en la parte más gruesa de la carne, sin que toque los huesos ni el fondo de la sartén, para evitar una lectura falsa. Limpie el termómetro con agua caliente jabonosa tras cada uso", dijo Maples.

Mantenga caliente la comida caliente, y mantenga fría la comida fría, y refrigere los alimentos perecederos en un plazo de dos horas, o de una hora cuando haga más calor.

Descongele los alimentos congelados en la nevera, en agua fría o en el microondas, no en la encimera. Los patógenos se multiplican con rapidez cuando la comida está en la zona de "peligro" de entre 40 y 140 ºF (entre 4.4 y 60 ºC).

"Guarde los alimentos en el área correcta de la nevera", señaló Maples.

"Para minimizar el riesgo de que los jugos crudos caigan en otros alimentos, ponga la comida cocinada y lista para comer en la parte superior, y las carnes y aves crudas en la parte inferior. Además, coloque las carnes crudas en recipientes para detener el goteo" concluyó.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la seguridad de los alimentos.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad