Cómo controlar bajo control la hipertensión

Cómo controlar bajo control la hipertensión
Unos cambios pequeños pueden hacer una gran diferencia en la gestión de tu presión arterial. | Foto: ISTOCK

Para celebrar este sábado el Día Mundial de la Hipertensión, la Asociación Americana del Corazón (AHA) ofrece consejos sobre cómo reducir y controlar la presión arterial.

La presión arterial es la fuerza que la sangre ejerce sobre las paredes de los vasos sanguíneos o las arterias. Puede medirse en milímetros de mercurio (mmHg) teniendo en cuenta la actividad del corazón: presión sistólica (bombeo) y diastólica (reposo). Los profesionales consideran niveles normales cuando la sistólica está por debajo de los 130 mmHg y la diastólica de los 85 mmHg.

Cuando el tensiómetro indica que las medidas anteriores se superan de manera constante, se puede haber desarrollado hipertensión. Esta es la principal causa de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares (ACV), y es el factor de riesgo controlable más significativo de esas afecciones.

También contribuye a unos malos resultados en los pacientes con COVID-19.

"Ahora más que nunca, es importante prestar atención a tu presión arterial, conocer tus cifras, trabajar con tu proveedor de atención de la salud para controlar tus niveles y gestionar tus riesgos. Reducir tu presión arterial es una de las cosas más importantes que puedes hacer para reducir el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o ACV", comentó en un comunicado de prensa de la AHA el doctor Mitchell Elkind, presidente de la asociación.

Unos cambios pequeños pueden hacer una gran diferencia en la gestión de tu presión arterial. Estos son algunos consejos para lograrlo:

  • Revisa tu presión arterial con frecuencia. 130/85 o menos se considera normal. Por encima de estas cifras estamos hablando de hipertensión, y significa que tienes un riesgo más alto de enfermedad cardíaca y ACV.
  • Toma los antihipertensivos según las indicaciones. Los medicamentos recetados pueden ser una de las formas más efectivas de gestionar tu presión arterial. Si tienes cualquier preocupación sobre los medicamentos recetados, hable con el médico.
  • Lea las etiquetas de los medicamentos de venta libre. Algunos medicamentos comunes pueden afectar a tu presión arterial de forma significativa. Por ejemplo, los analgésicos como el ibuprofeno (Advil, Motrin) y el naproxeno (Aleve) pueden aumentar la presión arterial. Piensa mejor en tomar acetaminofén (Tylenol) para el dolor, y habla con el médico sobre cuáles analgésicos son adecuados.
  • Mantén un peso saludable. Usa una medida de la estatura y el peso llamada índice de masa corporal (IMC), y busca mantener un IMC de entre 18.5 y 24.9.
  • Coma una dieta saludable y baja en sal. Comienza con muchas frutas, verduras y granos enteros. Elige productos lácteos bajos en grasa, carnes magras, y reduce la grasa saturada y total. Intenta mantenerte por debajo de 1,500 mg de sodio/sal, o reduce al menos 1,000 mg por día.
  • Se activo. Haz al menos 150 minutos de actividad por semana, con una combinación de actividad aeróbica moderada y vigorosa.
  • Limita el alcohol. No consumas más de dos bebidas por día. (Una para la mayoría de las mujeres, y dos para la mayoría de los hombres). Si no bebes, no comiences a hacerlo.
  • No fumes. Tanto los productos de tabaco como el vapeo contienen nicotina, que puede aumentar la presión arterial.

Comparte tu opinión