Casi la mitad de los pacientes con cáncer de mama de EE. UU. usan marihuana o CBD, y muchos no informan al médico

MIÉRCOLES, 13 de octubre de 2021 (HealthDay News) -- Cuando Suzanne Weiner, una madre y diseñadora de moda de Brooklyn, comenzó el tratamiento para un cáncer de mama hace tres años, su tarjeta de marihuana medicinal era su mejor amiga.

"La marihuana me ayudó mucho con la ansiedad y el estrés por mi diagnóstico", aseguró. "Estaba muy mal". Weiner todavía fuma marihuana de forma regular, porque la ayuda a reducir los efectos secundarios de un tratamiento en curso que ayuda a mantener su cáncer a raya.

Casi la mitad de los pacientes con cáncer de mama de EE. UU. usan marihuana o CBD, y muchos no informan al médico

No es la única. Casi la mitad de las personas con un cáncer de mama utilizan marihuana o CBD, con frecuencia durante el tratamiento, para aliviar los efectos secundarios, entre ellos el dolor, la ansiedad, el insomnio y las náuseas, según una nueva encuesta en línea.

Si bien Weiner habló sobre el uso de cannabis con los médicos, y afirmó que ambos conocían el tema y la apoyaron, no siempre es así. Muchos pacientes no hablan con sus médicos al respecto, reveló la encuesta.

Esto es riesgoso, según la autora del estudio, la Dra. Marisa Weiss, fundadora y directora médica de Breastcancer.org y Breasthealth.org, en Ardmore, Pensilvania.

"Algunos medicamentos de quimioterapia son procesados por la misma parte del hígado que el cannabis, y no se debe sobrecargar al hígado", advirtió. Y "fumar o vapear mientras se recibe radiación u otras terapias para el pecho podría afectar a la función pulmonar".

El cannabis no necesariamente es malo, y podría bien tener ciertos beneficios, dijo Weiss.

Como Weiner, un 75 por ciento de los encuestados que usaron cannabis dijeron que era extremadamente o muy útil para aliviar los síntomas. "Estos síntomas los desgastan e interfieren con la calidad de vida y la capacidad de completar el tratamiento", señaló Weiss.

De los 610 adultos que fueron diagnosticados con un cáncer de mama en los últimos cinco años, un 42 por ciento dijeron que usaban cannabis para el alivio de los síntomas. De ellos, un 79 por ciento usaron productos de cannabis durante el tratamiento para el cáncer de mama, mostró la encuesta.

Los pacientes usaban productos tanto de THC como de CBD, y una mayoría prefería el CBD (cannabidiol). El CBD se deriva del cáñamo, un pariente de la planta de la marihuana, pero a diferencia del THC (delta-9-tetrahidrocannabinol), el componentes activo de la marihuana, el CBD no tiene efectos intoxicantes. En promedio, los encuestados usaron más de tres tipos de productos de cannabis, entre ellos caramelos, inhalables o extractos.

La encuesta también reveló algunos puntos de desconexión respecto al cannabis.

Casi la mitad de los usuarios pensaban que el cannabis podía tratar el cáncer, pero no es así. Muchos suponían que era 100 por ciento seguro, y no es así, reveló Weiss. ¿Cuál es un motivo posible de estos puntos de desconexión? La mayoría de las personas obtuvieron su información sobre el cannabis de familiares, amigos e internet, no del médico, reveló la encuesta.

Weiss dijo que cuando se trata del uso del cannabis durante el tratamiento para el cáncer, la actitud debería ser de "sí preguntar y sí decirlo".

"Es importante informar al médico que tiene estos síntomas, y que desea saber más sobre el cannabis, y también pregunte si hay otras terapias para estos síntomas", planteó.

Las personas se muestran renuentes a hablar con el médico sobre el cannabis por varios motivos.

"La marihuana sigue siendo ilegal a nivel federal, y esto podría inhibir a las personas de hablar con el médico, y algunos podrían temer que se ponga en sus expedientes médicos", señaló Weiss. "Otros no quieren que los juzguen, y no piensan que sea probable que su médico sepa mucho de cualquier forma".

Si su médico no está dispuesto a al menos conversar al respecto, piense en encontrar uno que sepa sobre el cannabis o que esté abierto a aprender más, sugirió.

Este tipo de conocimiento es crítico ahora que el cáncer es una afección calificada en casi todos los estados con programas de cannabis médico, apuntó Weiss.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 12 de octubre de la revista Cancer.

Aunque el cannabis podría ayudar con algunos síntomas del cáncer o sus tratamientos, unos expertos independientes anotaron que sigue habiendo riesgos y aspectos desconocidos.

La Dra. Stephanie Bernik, jefa de cirugía del seno de Mount Sinai West en la ciudad de Nueva York, anotó que hay datos limitados sobre el uso del cannabis y las interacciones con la quimioterapia.

"Los pacientes deben hablar sobre el uso de cannabis con los médicos, para que haya una compresión clara sobre los eventos adversos posibles", dijo. Los riesgos del THC pueden incluir mareos, una aceleración de los latidos cardiacos y paranoia, mientras que el CBD podría provocar somnolencia y una reducción en el apetito.

"Hay que realizar más estudios para encontrar formas ideales de permitir a los pacientes usar cannabis de una forma más controlada", planteó Bernik.

Que algo sea natural y de origen vegetal no significa que sea 100 por ciento seguro, concurrió la Dra. Nirupa Raghunathan, administradora de la clínica de cannabis medicinal del Centro Oncológico Conmemorativo Sloan Kettering, en la ciudad de Nueva York.

"El cannabis no es necesariamente benigno, y puede haber efectos secundarios negativos y riesgos de interacciones con el tratamiento", aclaró.

El comprador también debe tener cuidado al comprar productos de cannabis, señaló Raghunathan. Muchos productos de CBD, en particular, no contienen lo que se especifica en la etiqueta.

La mejor opción es comprar productos en un dispensario administrado por el estado, añadió Raghunathan.

Más información

Breastcancer.org ofrece más información sobre el cannabis medicinal y el cáncer.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Suzanne Weiner, cancer patient, Brooklyn, N.Y.; Marisa Weiss, MD, founder and chief medical officer, Breastcancer.org and Breasthealth.org, Ardmore, Pa.; Nirupa Raghunathan, MD, director, pediatric integrative medicine, Memorial Sloan Kettering Cancer Center, New York City; Stephanie Bernik, MD, chief, breast surgery, Mount Sinai West, New York City; Cancer, Oct. 12, 2021

Comparte tu opinión