Cada año, las personas inician incendios que les cuestan las vidas a 20,000 estadounidenses

MARTES, 17 de enero de 2023 (HealthDay News) -- Los incendios que inician las personas conforman una mayoría de las muertes prematuras relacionadas con la inhalación de unas minúsculas partículas de humo en Estados Unidos, revela un estudio reciente.

Estos fuegos, que están en aumento, condujeron a 20,000 muertes prematuras en 2018. Se trató de una cifra un 270 por ciento más alta que en 2003, según los investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), en Cambridge.

Cada año, las personas inician incendios que les cuestan las vidas a 20,000 estadounidenses

Más de un 80 por ciento de las muertes prematuras relacionadas con las partículas de humo se originan en incendios iniciados por humanos, lo que incluye a las quemas agrícolas y a los incendios forestales, según el informe, que se publicó en la edición en línea del 16 de enero de la revista Environmental Research Letters.

"Los incendios no solo amenazan a las vidas humanas, a la infraestructura y a los ecosistemas, sino que también son una importante causa de problemas en términos de la calidad del aire. Unos niveles altos de exposición al humo pueden tener un impacto negativo en la salud humana, y resultar en afecciones como las infecciones respiratorias, el cáncer de pulmón, la enfermedad cardiaca e incluso los nacimientos prematuros", advirtió en un comunicado de prensa de la revista la autora principal del estudio, la Dra. Therese Carter.

"Nuestros resultados muestran que una parte grande y significativa de las partículas nocivas de humo resultan directamente de incendios iniciados por humanos", añadió.

Al observar las relaciones entre las partículas de humo y la calidad del aire, los autores del estudio concluyeron que más de un 67 por ciento de las partículas pequeñas llamadas PM2.5 en el aire de EE. UU. provienen de incendios iniciados por humanos.

En el estudio, los investigadores usaron la Base de Datos Global de Emisiones de los Incendios para cuantificar las emisiones de los incendios agrícolas, y entonces clasificar estos incendios en dos categorías: ignición humana frente a natural.

Los investigadores simularon la concentración de partículas de humo en todo Estados Unidos. Entonces, determinaron que si estos incendios eran iniciados por humanos, tienen el potencial de ser gestionados.

Por ejemplo, las agencias estatales pueden restringir la ignición de quemas agrícolas a periodos en que las condiciones del tiempo minimizarían los impactos para la salud, plantearon los autores del estudio.

Los incendios forestales iniciados por humanos son mucho más difíciles de gestionar, dada su naturaleza esporádica y no planificada, según el equipo.

"Ahora que sabemos que los humanos pueden tener un rol fundamental en la reducción de las concentraciones de PM2.5, deberíamos implementar políticas, regulaciones y planes de gestión para reducir los incendios iniciados por humanos. Los esfuerzos por minimizar los incendios iniciados por humanos se deben enfocar en ciertas regiones y tipos de ignición con el fin de tener más éxito", señaló Carter. "Identificar y reconocer los orígenes de estas partículas es el primer paso para un futuro más limpio y saludable".

Más información

La Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. ofrece más información sobre la PM2.5.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Environmental Research Letters, news release, Jan. 16, 2023

Comparte tu opinión