SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

¿Quieres mantener el cerebro joven? come mas verduras

Por HealthDay/HolaDoctor -

Las personas que comen verduras de hojas verdes todos los días mantienen una mente más aguda cuando envejecen, sugiere un nuevo estudio.

Los investigadores encontraron que, en comparación con las personas que raras veces comían verduras de hojas verdes, las que consumían al menos una porción al día mostraban un envejecimiento cerebral más lento. Es como sí, en lo que respectaba a su función cerebral, fueran 11 años más jóvenes.

Los hallazgos, publicados en la edición en línea del 20 de diciembre de la revista Neurology, no prueban que esas verduras, en sí, ralenticen el envejecimiento cerebral.

"No se puede sacar ese tipo de conclusión de un estudio como este", dijo Keith Fargo, director de programas científicos y alcance público de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association). Los resultados del estudio más bien sugieren una asociación entre ambas cosas.

Pero los hallazgos sí amplían el panorama general, dijo Fargo. Fargo no participó en la investigación.

Hay evidencias crecientes sobre la importancia de la dieta y otros factores del estilo de vida para un envejecimiento cerebral saludable, señaló.

Cuáles son las mejores verduras

Cuando se trata de la comida, las verduras de hojas verdes (como la espinaca, la col rizada y la col berza) se han destacado respecto a las demás, según Martha Clare Morris, investigadora principal del estudio.

Su equipo deseaba profundizar sobre los nutrientes que podrían estar implicados, dijo Morris, profesora en el Centro Médico de la Universidad de Rush, en Chicago.

Los investigadores encontraron que ciertos nutrientes (como la vitamina K, el folato y la luteína) parecían explicar en gran medida el vínculo entre las verduras de hojas verdes y un envejecimiento cerebral más lento.

Pero eso no significa que la gente deba prescindir de las verduras y tomar complementos, enfatizaron tanto Morris como Fargo.

Según la investigación hasta la fecha, dijo Morris, "en realidad son las fuentes alimentarias de esos nutrientes lo que parece ser importante".

La comida ofrece un complejo equilibrio de nutrientes que una pastilla no replica, explicó. Además, la variedad de alimentos de la dieta de una persona es importante. Por ejemplo, dijo Morris, algunos nutrientes de las verduras de hojas verdes se absorben mejor cuando se comen con grasa, por ejemplo con un aderezo de aceite para la ensalada.

En el estudio participaron 960 adultos de 58 a 99 años de edad que respondieron a preguntas sobre sus dietas y estilos de vida. Los participantes del estudio también recibieron pruebas estandarizadas de la memoria y otras habilidades mentales.

Las personas en el 20 por ciento superior respecto al consumo de verduras de hojas verdes por lo general comían una porción al día. Morris dijo que eso es apenas una taza de verduras crudas o media taza de espinaca, col rizada o col berza cocida, por ejemplo.

En promedio, esas personas mostraban un declive más lento en las habilidades mentales, frente a sus pares que raras veces consumían verduras de hojas verdes.

La diferencia equivalía a 11 años de envejecimiento, dijo Morris.

"Esto no prueba causalidad", reconoció. "Pero no es posible equivocarse al añadir verduras de hojas verdes a la dieta".

Verduras crudas Vs. verduras cocidas

También ofreció algunos consejos sobre cómo lograrlo.

"Hay una idea errónea común de que las verduras crudas siempre son mejores", anotó Morris. Pero cuando se trata de los nutrientes solubles en grasa como la vitamina E y la luteína, si las verduras están cocidas se aprovechan más, afirmó.

Pero una vez más, comer esas verduras cocidas con grasa mejora la absorción de los nutrientes, explicó.

Fargo concurrió en que nadie puede fallar al comer verduras de hojas verdes, pero también instó a la gente a enfocarse en su estilo de vida general.

En una revisión de la investigación médica de 2015, Fargo anotó, la Asociación del Alzheimer encontró evidencias sólidas de que varias medidas del estilo de vida podrían ayudar a mantener sano al cerebro cuando envejece.

Esas medidas incluyen:

  • El ejercicio regular.
  • No fumar.
  • Mantener un peso saludable.
  • Mantener el sistema cardiovascular en buenas condiciones (al controlar la hipertensión y la diabetes, por ejemplo).
  • Mantenerse mentalmente activo (mediante la lectura o aprendiendo nuevas habilidades, por ejemplo).

La Asociación del Alzheimer también precisó unos hábitos de alimentación saludable. Un ejemplo es la dieta mediterránea, rica en verduras, pescado, granos integrales y grasa insaturada saludable, y baja en dulces, carne roja y alimentos procesados.

"No se debe hacer solo una de esas cosas por separado", dijo Fargo. "Es probable que todas funcionen de forma sinérgica".

Ya se están realizando ensayos clínicos que evalúan la dieta y otras medidas del estilo de vida. Fargo comentó que la Asociación del Alzheimer está iniciando un ensayo en EE. UU., llamado POINTER, que evaluará una combinación de métodos, que incluyen cambios en la dieta, ejercicio, e implicación mental y social.

Más información

La Asociación del Alzheimer ofrece más información sobre el estilo de vida y la salud del cerebro.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad