Los jóvenes beben más alcohol cuando están en relaciones casuales

Existen miles de estudios sobre el consumo de alcohol.

Recientemente, se sumó un nuevo estudio a la lista, que exploró aspecto relacionados a los vínculos socioafectivos de los consumidores.

Los jóvenes beben más alcohol cuando están en relaciones casuales
Grupo de adultos jóvenes bebiendo en un bar. | Foto: ISTOCK

Cuando los adultos jóvenes buscan una relación romántica casual, es probable que consuman más alcohol, mientras que los que ya están en una relación seria son menos propensos a consumirlo, según la reciente investigación.

El trabajo incluyó a más de 700 personas del área de Seattle, de 18 a 25 años, que rellenaron encuestas cada mes durante dos años.

Este estudio utilizó una muestra comunitaria que no se limitó a los estudiantes universitarios, señala una publicación en HealthDay.

"Los adultos jóvenes cambian tanto en términos de las relaciones sociales, que tener estos datos mensuales de verdad nos ayudó a enfocarnos en las sutilezas y observar estos cambios en el consumo de alcohol dependiendo de las situaciones sociales", señaló la autora del estudio, Jennifer Duckworth, profesora asistente del departamento de desarrollo humano de la Universidad Estatal de Washington.

"La idea es comprender si los adultos jóvenes podrían estar considerando el alcohol como una forma de facilitar las relaciones. Quizá crean que es una forma de hacer que estar en compañía sea más fácil o divertido", apuntó Duckworth en un comunicado de prensa de la universidad.

En el estudio, los investigadores separaron a los adultos jóvenes solteros en dos grupos de "relaciones": los que tenían citas románticas casuales, y los que no estaban interesados en las citas.

Dieron seguimiento a los participantes del estudio a medida que entraban y salían a distintos estatus de relación.

"Por ejemplo, un mes, alguien quizá no esté interesado en las citas, y su consumo de alcohol tendía a ser más bajo. Entonces, si comienzan a salir con alguien, el consumo de alcohol tendía a ser más alto", aclaró Duckworth.

"Si un estudiante universitario tiene exámenes de mitad del semestre, quizá esté menos interesado en pasar tiempo con los amigos", añadió.

"Pero si son las vacaciones de primavera, quizá dé más importancia a esas amistades. Y cuando las amistades cobran importancia, encontramos que el consumo de alcohol tiende a ser más alto".

Consumo de alcohol

Actualmente, el consumo recomendado de alcohol es hasta 2 tragos diarios para los hombres y 1 para las mujeres.

Un trago equivale aproximadamente a un vaso de cerveza, una copa de vino o una medida de bebida destilada.

La diferencia entre sexos parte de que los hombres poseen más agua en el cuerpo, por lo tanto, si bebieran la misma cantidad, la concentración de alcohol en sangre para la mujer tendería a ser mayor.

A su vez, se considera bebida alcohólica a toda aquella que en su composición se presente el etanol, también conocido como alcohol etílico.

Este puede encontrarse de forma natural o adquirida, lo importante es que sea igual o superior al 1% del volumen de la bebida.

Existen dos tipos de bebidas alcohólicas:

  • Las fermentadas, como la cerveza, vino o sidra.
  • Las destiladas, como whisky, coñac, vodka, ron o ginebra.

Los adultos jóvenes tienen un consumo de alcohol de alto riesgo, mayor que el de cualquier otro grupo de edad, anotó Duckworth.

Los autores del nuevo estudio dijeron que el objetivo general de esta investigación era comprender el contexto de un mayor consumo de alcohol entre los adultos jóvenes.

"Comprender lo que sucede en sus vidas a lo largo del tiempo es muy útil si deseamos mitigar el consumo de alcohol de alto riesgo", explicó Duckworth.

"Podemos enfocarnos en intervenciones para ayudar a educar a los adultos jóvenes sobre lo que motiva sus conductas. Estamos uniendo el consumo de alcohol con la investigación sobre el desarrollo de una forma significativa que pueda de verdad ayudar a las personas".

El Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y Alcoholismo de EE. UU. financió este nuevo estudio, cuyos hallazgos se publicaron en la edición en línea del 14 de junio de la revista Substance Use & Misuse.

Fuentes consultadas: Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Washington State University, news release, June 15, 2021.

Comparte tu opinión