Bajar de peso podría reducir el riesgo de cáncer de mama

Bajar de peso podría reducir el riesgo de cáncer de mama

MARTES, 17 de diciembre de 2019 (HealthDay News) -- Perder peso podría ser una potente arma contra el cáncer de mama, sugiere un estudio reciente.

"Nuestros resultados sugieren que incluso una cantidad modesta de pérdida de peso sostenida se asocia con un riesgo más bajo de cáncer de mama en las mujeres de más de 50 años", señaló la autora del estudio, Lauren Teras, científica sénior principal del Grupo de Investigación Conductual y en Epidemiología de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society, ACS).

"Estos hallazgos podrían ser un motivador potente para los dos tercios de mujeres estadounidenses que tienen sobrepeso para perder parte de ese peso. Incluso si aumenta de peso después de los 50 años, no es demasiado tarde para reducir su riesgo de cáncer de mama", aseguró Teras en un comunicado de prensa de la ACS.

Una experta en cáncer de mama se mostró de acuerdo.

"Quizá las mujeres que perdieron peso hicieron un esfuerzo conscientes de vivir un estilo de vida más saludable en general, lo que podría haber incluido una dieta saludable, hacer más ejercicio y consumir menos alcohol; todo esto contribuye a un riesgo más bajo de cáncer", aseguró la Dra. Stephanie Bernik, directora de cirugía del seno de Mount Sinai West, en la ciudad de Nueva York. "En Estados Unidos, donde la obesidad es la norma, con algo de suerte estudios como este ayudarán a las mujeres a comprender la importancia de una vida sana".

El equipo de Tera analizó datos de más de 180,000 mujeres de EE. UU., de a partir de 50 años, que participaron en 10 estudios. Su peso se evaluó de forma periódica a lo largo de 10 años: en la inscripción del estudio, unos cinco años más tarde, y de nuevo unos cuatro años más tarde.

Las mujeres que lograron una pérdida de peso sostenida tenían un riesgo más bajo de cáncer de mama que aquellas cuyo peso permaneció igual. Mientras más peso había perdido una mujer, más bajo era su riesgo de cáncer de mama.

En comparación con las mujeres cuyo peso permaneció estable, las que perdieron entre unas 4 y 10 libras (de 1.8 a 4.5 kilos) tenían un riesgo de cáncer de mama un 13 por ciento más bajo. Las que perdieron de 10 a 20 libras (de 4.5 a 9 kilos) tenían un riesgo un 16 por ciento más bajo, y las que perdieron 20 libras o más tenían un riesgo un 26 por ciento más bajo.

Los investigadores también encontraron que las mujeres que perdieron 20 o más libras y recuperaron parte, pero no todo, ese peso, tenían un riesgo más bajo de cáncer de mama que aquellas cuyo peso permaneció estable, según el estudio, publicado el 17 de diciembre en la revista Journal of the National Cancer Institute.

La reducción en el riesgo de cáncer de mama asociada con la pérdida de peso sostenida solo se observó en las mujeres que no usaban terapia de reemplazo hormonal.

El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo conocidos del cáncer de mama en las mujeres mayores, pero no había estado claro si perder peso podría reducir ese riesgo, anotaron los investigadores. Pero el estudio solo mostró una asociación entre ambas cosas.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre la prevención del cáncer de mama.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión