AHA: La etnicidad como factor de 'aumento de riesgo' en las nuevas pautas para el colesterol

AHA: La etnicidad como factor de 'aumento de riesgo' en las nuevas pautas para el colesterol

VIERNES, 11 de enero de 2019 (American Heart Association) -- La familia es importante casi para todo. Específicamente, el grupo étnico de su familia podría marcar una diferencia, por lo menos cuando se trata del colesterol y del riesgo que enfrente para tener un ataque del corazón o cerebral.

En una actualización reciente de las pautas para el colesterol, un grupo nacional de científicos y expertos en salud enfatizaron una dinámica más individualizada para evaluar los riesgos y determinar diagnósticos y tratamientos. Además, por primera vez, las pautas describen la raza y los determinantes étnicos como "factores de aumento de riesgo" para poblaciones específicas de los Estados Unidos.

"La etnicidad importa. Eso lo hemos sabido ya desde hace tiempo", dijo el Dr. Salim Virani, profesor asociado de cardiología en Baylor College of Medicine, Houston y miembro del comité de redacción de las pautas para el colesterol. "Lo que hacen estas pautas es poner ese entendimiento al frente".

El documento, publicado en noviembre por el Colegio Americano de Cardiología, la American Heart Association y otras diez organizaciones de salud, incluye una sección individual que indica las formas en las que la raza y ciertas características étnicas específicas podrían influenciar el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Por ejemplo, los sudasiáticos que viven en los Estados Unidos generalmente tienen niveles más bajos del colesterol "bueno" HDL, comparados con personas de raza blanca.

Las pautas también presentan distinciones claras entre distintas etnias asiáticas.

Notan que las personas de ascendencia sudasiática, o sea, de Bangladesh, India, Nepal, Pakistán y Sri Lanka, tienen un riesgo mayor de desarrollar enfermedad cardíaca en comparación con la población estadounidense general. Entretanto, las personas con antecedentes japoneses tienen mayor probabilidad de ser sensibles a las estatinas, los fármacos que se utilizan para tratar el colesterol. Eso podría requerir dosis más bajas.

Las pautas también reconocen que personas que se identifican como hispanos o latinos quedan dentro de un grupo de poblaciones diversas y razas variadas, como blancos, negros y nativos americanos.

"El término de hispano es muy amplio. Entre estos pacientes también puede importar el país de origen", comentó Virani. "Sabemos que el riesgo de tener un ataque de corazón o cerebral puede ser mayor en puertorriqueños, a diferencia de los mexicanos, y que ahora ese tipo de consideraciones se pueden ver en las pautas. Estas servirán para que el personal clínico las observe e implemente al hacer su evaluación de riesgo cardiovascular".

Casi uno de cada tres adultos estadounidenses tiene niveles altos de colesterol LDL, el colesterol llamado "malo" que se puede acumular en las paredes arteriales y ocasionar mayores probabilidades de padecer enfermedades cardíacas y ataques cerebrales.

Las pautas para el colesterol incluyen un calculador de riesgo que ayudará a los proveedores de atención médica a estimar el riesgo de una persona para desarrollar enfermedades cardiovasculares dentro de un periodo de diez años. Al mismo tiempo, y con el fin de determinar los riesgos en forma más personal, se insta al personal clínico a tomar en cuenta los factores de aumento de riesgo tales como la etnicidad.

Por ejemplo, depender únicamente del calculador podría sobrestimar el riesgo en personas de ascendencia asiática oriental, o japoneses, coreanos y chinos; al tiempo que ese mismo riesgo quedaría subestimado en personas con antecedentes sudasiáticos.

Cada grupo étnico tiene subgrupos de factores de riesgo específicos para ese subgrupo, dijo Virani.

"Algunos podrían ser genéticos, otros relacionados con características adquiridas relativas al estilo de vida de un grupo étnico en particular. Por eso es importante que hable con el personal clínico con quien se atienda", mencionó. "Pregunte: '¿Mi grupo étnico me impone un mayor riesgo de ciertos resultados cardiovasculares? ¿Qué puedo hacer al respecto?'"

El Dr. Deepak L. Bhatt, profesor de la facultad de medicina de la universidad de Harvard, no participó en la redacción de las nuevas pautas, pero comentó que integrar en la actualización una declaración específica y calificaciones sobre la etnicidad y la evaluación de riesgos, era un "gran avance".

"No queda duda de que esto tiene un gran valor. Sin embargo sigue siendo importante que sepamos que se requiere mucha más investigación sobre el tema", dijo Bhatt, director ejecutivo de programas de intervención cardiovascular del Brigham and Women's Hospital en Boston.

También comentó que los estudios adicionales podrían detectar factores que resultarían mitigantes para los riesgos en grupos étnicos específicos, y que ofrecerían cómo reducirlos.

"Este es un gran comienzo en términos de contar con pautas para reconocer el potencial y la importancia de la raza y la etnicidad", dijo Bhatt. "Pero de alguna forma, la ciencia tiene que ir avanzando al mismo grado".

Comparte tu opinión