¿Qué es la perimenopausia?

¿Qué es la perimenopausia?
Es la antesala de la menopausia y aparecen los malestares por los cambios hormonales. | Foto: ISTOCK

La perimenopausia significa "alrededor de la menopausia" y se refiere al tiempo durante el cual el cuerpo realiza la transición natural a la menopausia, lo que marca el final de los años reproductivos. La perimenopausia también se llama transición menopáusica.

Las mujeres comienzan la perimenopausia en diferentes edades. Se pueden observar signos de progresión hacia la menopausia, como la irregularidad menstrual, en algún momento cerca de los 40 años. Pero algunas mujeres notan cambios tan temprano como a mediados de sus 30 años.

El nivel de estrógeno (la principal hormona femenina) en el cuerpo aumenta y disminuye de manera desigual durante la perimenopausia. Los ciclos menstruales pueden alargarse o acortarse, y puedes comenzar a tener ciclos menstruales en los cuales tus ovarios no liberan un óvulo (ovulación).

También puedes experimentar síntomas parecidos a la menopausia, como bochornos (sofocos), problemas para dormir y sequedad vaginal. Hay tratamientos disponibles para ayudar a aliviar estos síntomas.

Una vez que han pasado 12 meses consecutivos sin un período menstrual, oficialmente ha empezado la menopausia, y el período de la perimenopausia ha terminado, según informa la Clínica Mayo.

Síntomas

A lo largo de la transición a la menopausia, pueden producirse algunos cambios sutiles, y otros no tan sutiles, como:

  • Periodos irregulares. A medida que la ovulación se vuelve más impredecible, el lapso de tiempo entre los períodos puede ser más largo o más corto, el flujo puede ser de liviano a intenso y puede omitir algunos períodos. Si tienes un cambio persistente de 7 días o más en la duración de tu ciclo menstrual, es posible que te encuentres en la perimenopausia temprana. Si tienes un espacio de 60 días o más entre períodos, es probable que te encuentres en la perimenopausia tardía.
  • Sofocos y problemas para dormir. Son comunes durante la perimenopausia. La intensidad, la duración y la frecuencia varían. Los problemas de sueño a menudo se deben a sofocos o sudores nocturnos, pero a veces el sueño se vuelve impredecible incluso sin ellos.
  • Cambios de humor. La irritabilidad o mayor riesgo de depresión pueden ocurrir durante la perimenopausia. La causa de estos síntomas puede ser la interrupción del sueño asociada con los sofocos. Los cambios de humor también pueden ser causados por factores no relacionados con los cambios hormonales de la perimenopausia.
  • Problemas vaginales y de la vejiga. Cuando los niveles de estrógeno disminuyen, los tejidos vaginales pueden perder lubricación y elasticidad, lo que hace que las relaciones sexuales sean dolorosas. El estrógeno bajo también puede dejarte más vulnerable a infecciones urinarias o vaginales. La pérdida del tono del tejido puede contribuir a la incontinencia urinaria.
  • Disminución de la fertilidad. A medida que la ovulación se vuelve irregular, tu capacidad para concebir disminuye. Sin embargo, mientras tengas períodos, el embarazo aún es posible. Si deseas evitar el embarazo, usa un método anticonceptivo hasta que no hayas tenido períodos durante 12 meses.
  • Cambios en la función sexual. Durante la perimenopausia, la excitación sexual y el deseo pueden cambiar. Pero si has tenido una intimidad sexual satisfactoria antes de la menopausia, es probable que continúe.
  • Pérdida de hueso. Con la disminución de los niveles de estrógenos, comienzas a perder hueso más rápidamente de lo que lo reemplazas, lo que aumenta tu riesgo de osteoporosis, una enfermedad que causa huesos frágiles.
  • Cambian los niveles de colesterol. La disminución de los niveles de estrógenos puede desnivelar el colesterol en la sangre, incluido un aumento del colesterol "malo", que contribuye a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, y una disminución del colesterol "bueno", lo que también aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca.

¿Cuándo ver a un doctor?

Algunas mujeres buscan atención médica por sus síntomas perimenopáusicos. Pero otras toleran los cambios o simplemente no experimentan los síntomas lo suficientemente graves como para necesitar atención.

Debido a que los síntomas pueden ser sutiles y aparecer gradualmente, es posible que al principio no te des cuenta de que están todos conectados a la misma cosa: niveles crecientes y decrecientes de estrógeno y progesterona, otra hormona femenina clave. Si tienes síntomas que interfieren con su vida o bienestar, como bochornos, cambios de humor o cambios en la función sexual que te preocupan, consulta a tu médico.

¿Puede tener complicaciones?

Los períodos irregulares son un sello distintivo de la perimenopausia. La mayoría de las veces esto es normal y no hay nada de qué preocuparse. Sin embargo, consulta al médico si:

  • El sangrado es extremadamente pesado: estás cambiando los tampones o las toallitas cada 1 ó 2 horas durante 2 o más horas.
  • El sangrado dura más de 7 días.
  • El sangrado ocurre entre períodos.
  • Los períodos regularmente ocurren con menos de 21 días de diferencia.

Signos como éstos, pueden significar que hay un problema con tu sistema reproductivo, que requiere diagnóstico y tratamiento.

Comparte tu opinión